Sueños americanos

Logros y tropiezos vividos en 2010 por los pilotos latinoamericanos. Lo que viene

Actualizado el 26 de diciembre de 2010
Martín Urruty Por Martín Urruty
ESPNdeportes.com
Archivo

Pastor Maldonado
Getty ImagesEl venezolano Pastor Maldonado llega a la F-1

BUENOS AIRES -- Un año atrás, Latinoamérica contaba con un piloto hispanoparlante en Fórmula Uno. José María López ya tenía acordada su incorporación a USF1, una de Las escuderías que pretendía ingresar al Campeonato Mundial. Aquello jamás sucedió. Sin embargo, cuando al almanaque 2010 le quedan unas pocas hojas, otro corredor latinoamericano cultiva una ilusión forjada con esfuerzo y dinero: Pastor Maldonado ya fue confirmado por Williams para que sea compañero de Rubens Barrichello en 2011.

En su cuarto año en GP2 Series, el venezolano Maldonado logró el título. El maracayero había sido 11° en su primera temporada, concluyó quinto en la segunda y sexto en 2009. Con el equipo Rapax, ex Piquet Sports, Maldonado aprovechó este año su experiencia y conocimiento de autos y circuitos, enhebró una seguidilla de seis victorias sabatinas consecutivas y se aseguró con anticipación el título de la categoría nacida como semillero casi obligatorio del Mundial. Enrolado con el proyecto político del presidente venezolano Hugo Chávez, Pastor, de 25 años, anudó así el paquete de patrocinio necesario para desalojar al alemán Nico Hülkenberg.

El subcampeón de GP2 Series también estará sentado en un Fórmula 1 en 2011. El mexicano Sergio Pérez, de 20 años, sacó provecho de la asociación de su millonario compatriota Carlos Slim con Peter Sauber. México tendrá en Checo al primer piloto azteca en el Mundial desde que Héctor Rebaque corrió en 1981. Pérez había mostrado buenos resultados parciales en Inglaterra y, posteriormente, en sus dos años en la telonera mundialista. Otro mexicano, Esteban Gutiérrez, fue campeón en el torneo de GP3 Series y concluyó el ejercicio con cinco victorias. Bajo el paraguas de Telmex, Sauber nombró al joven de Monterrey -de 19 años- como piloto de reserva para 2011.

Sergio Pérez
Getty ImagesSergio Pérez, con 20 años, llega a la Fórmula 1

La dotación venezolana en GP2 Series incluyó a los venezolanos Rodolfo González y Johnny Amadeus Cecotto. Speedy sumó un octavo y un cuarto puestos en la fecha doble de Spa-Francorchamps, Bélgica. El hijo del legendario ex motociclista y piloto de F-1 logró sus primeros puntos en la carrera dominical en el circuito urbano de Mónaco, donde concluyó cuarto.

Los venezolanos también pisaron en Norteamérica. Con más firmeza, Ernesto Viso se incorporó al equipo KV Racing Technology y protagonizó altos y bajos. La remontada en Iowa, donde largó 19° y concluyó tercero, fue rescatada por el Chamo como su mejor carrera de la temporada. Viso terminó 17° en el torneo. La caraqueña Milka Duno, en cambio, estuvo a punto de ser excluida de la categoría por su falta de ritmo en relación con la punta.

Los colombianos transitaron caminos diferentes en la cantera de IndyCar. Sebastián Saavedra ganó una carrera en Indy Lights (desde la pole en Iowa), corrió en las 500 Millas de Indianápolis y terminó octavo en su segundo año en la división menor. Saavedra tiene lugar asegurado en la grilla 2011 de IndyCar. Su compatriota Gustavo Yacamán, también en el segundo año en Indy Lights, no logró triunfar a pesar de sus cuatro finales entre los cinco primeros y siete entre los diez en 13 participaciones. Los mexicanos David Martínez y Juan Pablo García hilvanaron un par de participaciones cada uno.

El mayor sueño de Esteban Guerrieri quedó cuanto menos demorado, aunque a esta altura parece más propio el rótulo de trunco. Acaso en el mejor año de su campaña internacional, el argentino fue el piloto más ganador de Fórmula Renault 3.5 World Series y, a pesar de que se perdió tres carreras por falta de presupuesto y problemas técnicos de la escudería checa ISR, peleó el campeonato hasta la última fecha. Sin dinero para pugnar por una butaca en Fórmula 1, el ex compañero de equipo -y de apartamento- de Pastor Maldonado orientó sus esfuerzos hacia Indy Lights.

Bajo techo, Juan Pablo Montoya volvió a ganar en la Copa Sprint de Nascar. Sin embargo, no consiguió el objetivo de entrar en la docena de pilotos que peleó el título (obtenido por Jimmie Johnson por quinto año seguido). A pesar de su victoria en el circuito convencional de Watkins Glen, el bogotano que aún no ganó en óvalos finalizó 17° en el torneo, con un balance que incluyó seis llegadas entre los cinco primeros y 14 entre los diez mejores en 36 competencias.

El argentino Federico Villagra, otra vez con el Ford Focus del equipo Munchi's (alistado por M-Sport, la empresa que prepara los coches oficiales), terminó noveno -adelante del finlandés Kimi Räikkönen- en el Rally Mundial aunque sólo participó en ocho de las 12 fechas. El cordobés sumó puntos en siete participaciones.

En su segundo año en Gran Turismo, Juan Manuel López peleó por la corona del certamen español. En pareja con el portugués Manuel Gião, Cochito concluyó como subcampeón con la Ferrari 430. Con un coche similar, otros argentinos, Matías Russo y Luis Pérez Companc acabaron séptimos en la división GT2 de Le Mans Series. En la clase mayor, LMP1, compitió el veterano mexicano Adrián Fernández.

El final del año supone la conclusión del balance y la renovación de ilusiones. Aquellas que Pechita López enarbolaba un año atrás, antes de la debacle que desnudó la gran estafa. Ahora es Pastor Maldonado el portador de los mayores anhelos de esta porción del continente.


Martín Urruty es periodista especializado en automovilismo desde 1993. Trabajó en el diario Clarín, en Radio Rivadavia, en el diario deportivo Olé y fue co-autor del libro "Fórmula 1 -50 años- La eterna pasión". Actualmente, es co-conductor de radio en ESPN 107.9 FM, narrador de carreras en ESPN y en ESPN+ y columnista de SportsCenter, de ESPNdeportes.com y de ESPN Radio en Rivadavia. Para seguirlo en Twitter: @MartinUrruty. Consulta su archivo de columnas.