Alegan chantaje por dinero

Actualizado el 10 de febrero de 2011
AP

SANTO DOMINGO -- Los abogados del entrenador dominicano Enrique Soto dijeron el jueves que apelarán la decisión que lo envió a tres meses de prisión preventiva por acusaciones de haber abusado sexualmente a dos beisbolistas menores de edad en la República Dominicana.

"Esto se trata de un caso de chantaje, de alguien que quiere dinero", dijo Norberto Rondón en una entrevista telefónica con The Associated Press.

"Las supuestas víctimas no se han presentado a querellarse en este caso, cuando ya son dos hombres mayores de edad, y quien aparece es una persona que dice ser su madre", agregó.

El juez Julio César de los Santos Morla emitió el miércoles la orden de prisión para Soto, quien fue detenido el martes tras presentarse voluntariamente ante la fiscalía al expedirse una orden de arresto en su contra.

El hecho habría ocurrido en 2003 cuando las víctimas, hoy de 24 y 25 años, respectivamente, entrenaban con Soto y tenían 16 y 17 años, informó el miércoles el fiscal de la ciudad de Baní, Francis Valdez.

Rondón cuestionó que su cliente fuera enviado a prisión preventiva cuando la fiscalía de Baní no había solicitado más que una fianza en el caso.

"El juez aplicó una medida más drástica de lo pedido por la fiscalía y eso es algo ilógico", señaló el abogado. "Vamos a apelar esta decisión inmediatamente el juzgado entregue el documento con el envío a prisión, algo que debieron hacer ayer y no lo hicieron".

Rondón confía en que su cliente saldrá exonerado de las imputaciones, pues alega que el certificado médico presentado por los querellantes "no revela o determina absolutamente nada".

Soto es un reconocido entrenador independiente que trabajó en la formación y las firmas de contratos profesionales para estrellas de las Grandes Ligas, como Miguel Tejada y los hermanos Willy y Erick Aybar.

También fue el entrenador del prospecto Esteilon Peguero, de 17 años, que firmó con los Marineros de Seattle en diciembre de 2010 por 2,9 millones de dólares. Su contrato fue reducido posteriormente a 1,1 millones y Seattle no anunció el por qué de la decisión.

"Los abogados de estas supuestas víctimas son los mismos abogados que llevan un proceso en contra de la madre de Esteilon Peguero porque su padre quiere quedarse con el dinero de la firma. Todo esto es una componenda para apropiarse de ese dinero y como Enrique no se prestó para eso le han montado esta componenda", dijo Rondón.

Soto fue uno de los fuertes críticos de las medidas tomadas por Sandy Alderson como el representante de la oficina de las Grandes Ligas en la República Dominicana, encabezando, incluso una manifestación con más de 300 jóvenes prospectos en el que acusaron al hoy gerente general de los Mets de Nueva York de tratar de imponer un sorteo amateur en el país caribeño.