Declaró la novia de Gonzalo Acro

Actualizado el 20 de abril de 2011
DYN

BUENOS AIRES -- La novia de Gonzalo Acro, el hincha de River asesinado en 2007 en Villa Urquiza, declaró este miércoles en el juicio por el caso que, al momento del homicidio, "había una guerra declarada" con la facción de la barra brava "millonaria" encabezada por los hermanos Alan y William Schlenker.

Bandera por Gonzalo Acro
Fotobaires.comBandera de apoyo a Gonzalo Acro

Se trata de Laura Viñas, quien esta tarde reprodujo ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) porteño 15 lo que le dijo la víctima sobre la interna de "Los Borrachos del Tablón".

Si bien estaba previsto que hoy declarara Alan Schlenker, uno de los siete barrabravas sometidos a juicio, el acusado desistió de hacerlo ya que no iba a poder ser careado con el testigo Rubén "Rubencito" Rodríguez, quien había dicho en la audiencia anterior que lo había "usado" a él para tener coartada el día del crimen.

Esta mañana un perito del Poder Judicial presentó un informe al TOC en el que señaló que el testigo no estaba en condiciones de declarar, ya que presentaba un "trastorno del estado de ánimo y descompensación".

Al no declarar Rodríguez ni Alan, el tribunal dispuso que declararan cuatro testigos, tres periodistas y luego Viñas.

Si bien la mujer reconoció que Acro no le quería "contar mucho" sobre la interna en la barra brava, dijo sobre las razones de la disputa "se hablaba de motivos de plata".

Respecto de la denominada "Batalla de los Quinchos" ocurrida en febrero de 2007 en el estadio Monumental de Núñez, la testigo dijo que "William (Schlenker, hermano menor de Alan y otro de los acusados) quedó todo roto porque Gonzalo (por Acro) lo mató a trompadas".

Viñas contó que luego de esa pelea, su novio le dijo que "sabía que eso (por el resultado de la riña) no iba a quedar así" y señaló que después de ese primer enfrentamiento "había una guerra declarada" dentro de la barra.

En ese sentido, la mujer indicó que "Alan y su hermano dividieron la barra y los de Palermo (otra facción) estaban con ellos".

Por último, Viñas dijo que días antes del crimen, luego de que balearan la casa de Adrián Rousseau -sindicado líder de la facción en la que se encontraba Acro-, su novio sostuvo: "No le dan los huevos a Alan y William para ir a matar a alguien".

Tras esta declaración, el TOC 15, integrado por los jueces Hugo Decaría, Héctor Grieben y Javier Anzoátegui, pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes próximo, cuando se reanudarán las audiencias.

Además de los hermanos Schlenker, están imputados en este juicio Martín "Pluto" Lococo, Ariel "Colo" Luna -sindicado autor de los disparos-, Sergio "el Pelado" Piñeyro, Rubén "Oveja" Pintos y Pablo "Cucaracha" Girón.

Los siete están acusados de "homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas" y de "tentativa de homicidio" del amigo que acompañaba a Acro esa noche, Gastón Matera, quien resultó herido de un tiro en la espalda.

El ataque a Acro fue cometido cerca de las 23 del 7 de agosto de 2007 en la esquina de Bauness y Cullen, cuando el hincha se retiraba de un gimnasio junto a Matera.

Acro y Matera fueron emboscados por varios jóvenes que bajaron de un Fiat Uno y les dispararon al menos cuatro balazos calibre 6,35.

Acro recibió dos balazos en la cabeza y uno en la pierna izquierda y murió el 9 de agosto en el hospital Pirovano.

Desde un principio, los investigadores sospecharon que se había tratado de un enfrentamiento entre dos facciones de "Los Borrachos del Tablón", la liderada por los Schlenker, y la que respondía a Rousseau y que integraba Acro.