Rentería recibe anillo de campeón

Actualizado el 10 de junio de 2011
AP

APEl colombiano Edgar Rentería agradece la ovación tras recibir su anillo de campeón
SAN FRANCISCO -- Para el colombiano Edgar Rentería, así como para la mayoría de los aficionados de los Gigantes de San Francisco, su jonrón de tres carreras ante Cliff Lee en el juego decisivo de la Serie Mundial el año pasado es un momento para atesorar por siempre.

Rentería tiene ahora el anillo que le recordará aquella noche.

Rentería, el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial de 2010, recibió su anillo de campeón antes de su primer partido con los Rojos de Cincinnati en San Francisco, desde que ayudó a los Gigantes a ganar el Clásico de Otoño.

"Va a ser emotivo porque los aficionados me apoyaron durante dos años", dijo el colombiano antes del juego. "Agradezco todo eso. La organización también me valoró y apoyó por dos años. Es grandioso volver a San Francisco y ver a los fanáticos y a todos mis compañeros de equipo".

Rentería es el segundo miembro del equipo campeón que obtiene su anillo mientras juega para un equipo rival después de que el dominicano Juan Uribe, de los Dodgers de Los Angeles, recibió el suyo en abril.

Una vez más, los Gigantes rindieron homenaje frente a los aficionados que adoraban a aquellos jugadores cuando estaban en San Francisco.

"Va a ser un gran momento para Edgar y para nosotros", dijo el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Vamos a recordar por un momento --algo similar a lo que sucedió cuando Juan recibió su anillo. Todos vamos a estar felices por él. Una noche especial para él".

Todos los jugadores de los Gigantes salieron al campo para la ceremonia. Rentería recibió su anillo del socio gerente Bill Neukom, el presidente del equipo Larry Baer, el gerente general Brian Sabean y Bochy. Rentería luego abrazó a sus antiguos compañeros mientras los nuevos le aplaudían desde la caseta del equipo visitante. Finalmente se marchó en medio de una ovación de pie antes de que el equipo mostrara un tributo en vídeo en la pantalla del estadio.

Rentería, quien consiguió para Marlins de Florida el imparable definitivo que finalizó la Serie Mundial de 1997, se mostraba ansioso por recibir su segundo anillo de campeón.

"He visto una fotografía, pero no es lo mismo que tenerlo en mi mano", dijo el colombiano. "Cuando uno juega, esto es para lo que trabaja".

Rentería tuvo que buscar otro club durante el receso cuando los Gigantes prefirieron rescindir su contrato al pagar 500.000 dólares, en vez de hacer uso de una opción de 9,5 millones. Rentería firmó después un pacto de 2,1 millones con los Rojos.

En dos años con los Gigantes, el gran impacto de Rentería fue en la Serie Mundial. Bateó para .412 contra los Vigilantes de Texas en el Clásico de Otoño, con dos jonrones y seis remolcadas.

Su batazo más importante fue el jonrón de tres carreras en el quinto partido contra Cliff Lee, con lo que San Francisco se impuso 3-1 y consiguió así su primer título desde 1954.