Sub-17: Agasajan a los subcampeones

Actualizado el 12 de julio de 2011
AP

MONTEVIDEO -- La delegación subcampeona mundial de la categoría Sub17 de fútbol arribó el martes y recibió una bienvenida de hinchas, familiares y autoridades del fútbol que los agasajaron en el estadio Centenario.

Los celestes no pudieron concretar el sueño dorado de ser campeones al caer 2-0 ante el anfitrión México, pero de todas formas conformaron por su actuación y por ser la primera vez que una selección de esta categoría llega a una final de un mundial a la cual no accedía desde 1997 cuando la Sub20 se coronó subcampeona del mundo.

La delegación llegó en la mañana al aeropuerto internacional de Carrasco y en caravana se dirigió hacia el Centenario, dijeron los medios de prensa locales.

"Estamos muy contentos por el recibimiento de la gente. Esto es increíble, tenemos una alegría bárbara. No esperábamos esto", dijo el delantero Rodrigo Aguirre, del club local Liverpool, en declaraciones a la radio Nuevo Tiempo 1010. Aguirre es una de las estrellas del equipo pero en la final contra México, antes de la media hora, chocó su cabeza con la del golero mexicano y debió ser relevado por el fuerte golpe que recibió.

"No pensábamos llegar a la final, sí fuimos con el objetivo de hacer un buen campeonato. El equipo en general hizo un grandísimo trabajo", agregó.

Por su parte, el arquero Jonathan Cubero se mostró "orgulloso" por haber recibido el premio al mejor arquero del certamen.

"Fue un campeonato muy duro; es complicado llegar a la final, pero se dieron los resultados", señaló. Cubero juega en el club local Cerro y su actuación fue de alto vuelo.

El entrenador Fabián Coito aseguró que el de Uruguay en México "fue mucho más que un digno papel, fue brillante, ser subcampeón es algo dificilísimo de lograr. Sin embargo, nos quedamos con las ganas de ganar el torneo. Pudimos haber sido campeones, el fútbol es así".