Deporte superior

Seis razones que explican por qué el béisbol es mejor que el fútbol americano

Actualizado el 9 de septiembre de 2011
Jim Caple Por Jim Caple
ESPN.com
Archivo

La temporada de la NFL comenzó esta semana en medio de tanto bombo y platillo que se podría pensar que Will y Kate van a competir en "Bailando con las Estrellas", o que acaban de firmar como agentes libres con los Green Bay Packers. Con la máquina de publicidad abrumadora de la NFL subiendo el volumen de propaganda al máximo, es el momento para mi columna más o menos anual sobre por qué el béisbol todavía está al menos tres puntos por encima del fútbol americano en popularidad:

Derek Jeter
Mike Stobe/Getty ImagesJeter no estaba en MLB en su último paro laboral

1. Relaciones laborales: Gracias al reciente cierre patronal de la NFL, el béisbol ahora ha sido el deporte de los cuatro deportes más populares del país que pasa más tiempo sin sufrir un paro laboral. La última huelga del béisbol fue hace 16 años, antes de que Derek Jeter tuviera su debut en las Grandes Ligas o saliera con su primera Miss Universo o tuviera que pasar por la situación de tener a un blogger insistiendo en decir que es un pésimo campo corto. (Sin embargo, voy a darle crédito a los propietarios de la NFL por tener el buen sentido de limitar su cierre obsceno al periodo de receso de temporada, cuando a nadie le importaba).

2. Un juego mundial: Esta semana los Marineros de Seattle llamaron a Alex Liddi, el primer gran pelotero nacido y criado en Italia. Tampoco fue su primer europeo esta temporada -- esa distinción fue para Greg Halman, que creció en el otro Haarlem, en los Países Bajos. Así que contrario a lo que el Comité Olímpico Internacional podría pensar, la popularidad del béisbol está creciendo en todo el mundo. De hecho, actualmente hay jugadores de Grandes Ligas, que crecieron jugando béisbol en los cinco continentes -- América del Norte y del Sur, Australia, Asia y Europa -- y además, hay jugadores de ligas menores de África. Y, por supuesto, Manny Ramírez era de otro planeta.

Mientras tanto, la NFL cerró su liga europea hace cuatro años. Pero al menos los aficionados del otro lado del Atlántico ya no tienen que preocuparse de que los propietarios bloqueen la transmisión de los partidos no vendidos por Radio Free Europe.

3. Gorras de béisbol: Son tan omnipresentes e imprescindibles para los americanos como lo es un par de jeans, especialmente si estás perdiendo el cabello. Ellas son la mayor exportación de los EE.UU. después de la democracia, el jazz y la asfixiante deuda del consumidor. Viajen por cualquier parte del mundo y verán gente con gorras de béisbol, aunque lamentablemente, de vez en cuando tienen logos de los Yankees o los Medias Rojas. Ellas son utilizadas por todos, desde astronautas hasta raperos, desde el Presidente Obama hasta el Papa Benedicto XVI. ¿Y qué es lo primero que hacen los jugadores de la NFL al inicio de su carrera? Eso es correcto -- se ponen una gorra de béisbol en el día del sorteo de jugadores.

Mientras tanto, yo no veo a nadie con cascos de fútbol, incluso en el peor día de cabello imaginable de una persona.

4. Integridad de la postemporada: Con una política de admisión de cerca del 40 por ciento, la postemporada del fútbol es como un Costco -- no cualquiera puede entrar, pero puedes obtener una tarjeta de membresía sin mucho problema -- incluso, aunque tengas un récord de derrotas. La postemporada del béisbol es más bien como un club nocturno, más viejo, pero que no pierde su popularidad. La cuerda de terciopelo mantiene a casi tres cuartas partes de los equipos fuera.

Como dije el año pasado, el aumento de números de puestos en los playoffs no se traduce a paridad, sino que sólo significa que hay equipos peores en contienda por un campeonato. (Por desgracia, no voy a poder utilizar este argumento el próximo año si el béisbol hace las cosas mal y suma otro comodín).

5. Relaciones con la fanaticada: Nunca deja de sorprenderme lo pobre que la NFL trata a sus aficionados. ¿No puedes pagar por un boleto? Más vale que el resto de la ciudad pueda, o la liga pintará la cobertura televisiva de negro en un partido jugado en el estadio que ayudaste a financiar con el dinero que pagas de impuestos. ¿Tienes suficiente dinero para un boleto de temporada? Bueno, antes de que el equipo te venda uno probablemente tengas que comprar billetes con el mismo precio para partidos de exhibición insignificantes (y no me hagan hablar de las licencias de uso personal de los asientos). Imagínese si los equipos de béisbol obligaran a sus abonados a comprar boletos para cada partido de la Liga del Cactus o la Liga de la Toronja. Los aficionados de la NFL debieran considerarse afortunados de que la liga no requiera que asistan a los días de práctica doble.

Fielder
Kirby Lee/US PresswireDe vez en cuando uno se halla un gordito en MLB

6. Jugadores saludables: Escuchas a la gente criticar a los jugadores de béisbol por estar fuera de forma. Y oyes a la gente criticar a los jugadores de béisbol por parecer inflados. Y a menudo son los mismos fanfarrones que realizan las mismas críticas. Es agravante y también es una idea errónea. Los jugadores de béisbol están en mejor forma que nunca, sin contar al ocasional Prince Fielder.

Mientras tanto, el fútbol americano transita el mismo camino inquietante por el que atravesó el boxeo. Todas estas lesiones cerebrales y muertes prematuras apagarán la pasión de los aficionados, aparte de aquellos que están sumergidos en su liga de fantasía.Los padres, preocupados, también evitan que sus hijos practiquen el deporte, y así se diluye la calidad del juego y el interés general. ¿No me creen? Sólo esperen a que las demandas y las primas de seguros comiencen a amontonarse.

Y cuando eso suceda, quién sabe, la gente quizás empiece a ver la Serie Mundial nuevamente.


Jim Caple es escritor senior para ESPN.com, siendo una de sus mayores contribuciones su columna semanal sobre béisbol "Off Base" para Page 2. Antes de unirse a ESPN, Jim laboró en Minneapolis y Seattle. Consulta su archivo de columnas.