Ramírez busca la redención

"Somos humanos, cometemos errores, no somos perfectos," dijo a ESPN

Actualizado el 11 de diciembre de 2011
Por Enrique Rojas
ESPNDeportesLosAngeles.com
Archivo

MIAMI -- Manny Ramírez reconoce que ha cometido muchos errores en su vida y quiere otra oportunidad para demostrar que ha cambiado.

En una entrevista exclusiva con ESPN, Ramírez dijo que fue un error haber usado sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento y retirarse sin dar explicaciones a los fanáticos en abril pasado, y proclamó que se encuentra en las mejores condiciones físicas de los últimos tres años.

"Cada día que pasa me arrepiento de las decisiones que tomé, por mal asesoramiento", dijo Ramírez el domingo en Miami. "Somos humanos, cometemos errores, no somos perfectos. Todo el mundo merece una oportunidad para demostrar que ha cambiado", agregó.

Ramírez, un bateador con promedio de por vida de .312 con 555 jonrones y 1,831 carreras impulsadas en 19 temporadas con Cleveland, Boston , Los Angeles, Medias Blancas de Chicago y Tampa Bay, fue reinstalado por las Grandes Ligas de la lista de retirados voluntariamente a la de agentes libres el sábado. El dominicano optó por el retiro en lugar de cumplir una segunda sanción por violar el reglamento antidopaje del béisbol en abril pasado, mientras estaba bajo contrato con los Rays de Tampa Bay.

"Estuve mal asesorado, tomé una decisión que no debí tomar. Debí decirle algo a mis seguidores", dijo acerca de su silencioso y abrupto retiro hace siete meses. "Tenía mucha gente a mi alrededor que me aseroraron mal. Tomé una decisión emocional, pero me arrepiento de esa decisión, desde el día que la tomé", agregó sin mencionar exactamente a los supuestos culpables.

Por un acuerdo con las Grandes Ligas, Ramírez deberá cumplir una sanción de 50 partidos, y no de 100 como establece el programa para violadores reincidentes. La suspensión comienza a cumplirse al momento que Ramírez firme con un equipo.

El 12 veces Todos Estrellas y miembro de los Medias Rojas de Boston cuando ganaron los títulos en 2004 y 2007 ha estado contactando personalmente a los equipos para determinar si hay interés en sus servicios.

"Si un scout viene y me ve, ve la forma en que estoy, puedo conseguir un contrato de Grandes Ligas, pero las puertas están abiertas", dijo acerca de las posibilidades de verse obligado a aceptar un acuerdo de ligas menores sin garantías.

"Me tomó tres años volver a reencontrarme con mis condiciones. En el 2009 por la suspendión, en Chicago, en Tampa, mi mecánica no estaba bien. Físicamente estaba bien, pero no de la mente. La pelota es un juego mental. Tú puedes tener un carro de mil caballos de fuerza, pero si no tiene quien lo maneje, olvídalo", dijo el veterano de 39 años. "Estoy esperando una oportunidad", apuntó.

Manny Ramirez and David Ortiz
Koichi Kamoshida/Getty ImagesManny Ramírez y David Ortiz tuvieron buenos tiempos juntos en Boston.

Cuando el reportero le preguntó a Ramírez si estaría dispuesto a jugar en Japón o cualquier otro lugar fuera de Estados Unidos, dijo: "Somos un obrero y donde quiera que haya trabajo hay que ir a trabajar". La reinstalación de MLB abre la puerta además a que Ramírez pueda jugar en la Liga Dominicana.

Ramírez se solidarizó con Ryan Braun y advirtió que hay que escuchar lo que tenga que decir antes de emitir opiniones. Braun, el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional la temporada pasada, salió positivo en un análisis antidopaje y enfrenta una suspensión de 50 juegos si el hallazgo inicial es sostenido, reportó ESPN el sábado.

"Ryan es tremendo pelotero... lo que se sabe son especulaciones. Hay que dejarlo que hable para saber lo que pasa", dijo Ramírez, quien fue suspendido dos veces por violar el programa de sustancias Grandes Ligas.

"Ninguna de esas sustancias te harán mejor pelotero. Hay reglas en Grandes Ligas y tenemos que respetarlas", dijo Ramírez, quien comenzó su carrera con los Indios de Cleveland en 1993.

En octubre, Ramírez anunció que jugaría nuevamente con las Aguilas Cibaeñas en la liga invernal dominicana por primera vez desde la temporada 1993-94, pero fue informado por la oficina del comisionado de que estaba en una lista de jugadores inelegibles por tener asuntos inconclusos en Grandes Ligas. El jugador entonces decidió solicitar su reinstalación al béisbol.

"Cometí un error y la decisión del comisionado hay que respetarla. Me gustaría jugar con las Aguilas, dedicarle un año a mi país para que los fanáticos me vean jugar", dijo.

Fuera del terreno, Ramírez enfrenta un caso legal en el estado de Florida en dónde ha sido acusado de violencia doméstica tras un altercado con su esposa Juliana. Ramírez le dijo a los investigadores que nunca golpeó a su esposa pero que si la agarró por los hombros y la jamaqueó, lo que causó que ella se diera contra el espaldar de la cama. La pareja se reconcilió hace un tiempo.

"A mi esposa la adoro, ha estado conmigo en las altas y bajas. Siempre me ha apoyado y me dice que puedo. Desde que estaba en Boston me empujaba y me decía ´uno no sabe lo que tiene hasta que no lo pierde´", dijo Ramírez.

Antes de la entrevista, la familia Ramírez, como cada domingo desde hace algún tiempo, asistió a la iglesia evangélica "Segadores de Vida" de Hollywood, Florida.

"Estoy en la iglesia para llenarme del Señor y ser una mejor persona. Mi esposa y yo vamos todos los domingos", dijo el toletero.

"Los quiero mucho. Manny coming soon", informó ante las cámaras sus seguidores al final de la conversación con ESPN.


Enrique Rojas trabajó como analista de béisbol del programa de televisión "Súper Deportes" de Santo Domingo y fue corresponsal de Associated Press (AP) en la República Dominicana. Actualmente, es columnista de ESPNdeportes.com y de ESPN.com. Si tienes algún comentario, puedes escribirle a Enrique Rojas o puedes seguirlo en Twitter. Por favor lee este aviso legal antes de enviar tu comentario. Consulta su archivo de columnas.