Arranque a todo gol en la Champions

Hubo casi tres de promedio por partido y Messi y Cristiano Ronaldo fueron héroes

null
Carlos Bianchi Por Carlos Bianchi
ESPNdeportes.com
Archivo
Barcelona le ganó con lo justo al Spartak
Barça perdía pero apareció el argentino Messi y marcó dos goles para el 3-2 sobre Spartak.Tags: barcelona, messi, spartak, champions league, uefa
Lista de videos video

BUENOS AIRES -- El inicio de la UEFA Champions League 2012/2013 no trajo grandes sorpresas en los resultados, pero sí el placer de ver buen juego y muchos, muchos goles.

Con 22 anotaciones el martes y 21 el miércoles, fueron 43 en 16 partidos, para un muy buen promedio de 2,69. En los partidos en los que estuvieron involucrados los principales candidatos, además, hubo diferencias mínimas y emoción hasta el pitazo final.

UEFA Champions League
EFECristiano volvió a ser clave en Real Madrid

Como si esto fuera poco, los dos futbolistas más destacados de los últimos años se vistieron de héroes para sus respectivos equipos, como para ponerle todavía más pimienta a un duelo personal ya de por sí muy atractivo.

El martes Cristiano Ronaldo le dio un sufrido triunfo por 3-2 al Real Madrid sobre el Manchester City, que supo estar en ventaja 2-1 en el mismísimo Santiago Bernabeu. A Cristiano le había tapado el grito de gol dos veces el arquero Hart, pero la tercera fue la vencida, para sellar una victoria que Mourinho y los suyos necesitaban con urgencia.

Como para no ser menos, el miércoles fue Lionel Messi quien salvó a su equipo. También 2-1 abajo ante un Spartak de Moscú que daba el batacazo en el Camp Nou, Messi primero igualó tras una gran jugada personal de Tello, para después consiguió el gol del triunfo con un cabezazo, demostrando su gran sentido táctico para llegar en el momento justo al salto entre defensores centrales mucho más grandes que él.

Messi quiere seguir batiendo records. Si en esta UEFA Champions League se consagra una vez más como máximo goleador, será el primer jugador en lograrlo cinco veces, además haciéndolo en cinco temporadas consecutivas. Y luego le quedará la marca de Raúl, a la que se acerca firme y seguro (lleva 53 contra 71 del español).

Barcelona v Spartak Moscú
Getty ImagesBarcelona venció a Spartak Moscú con lo justo

Y ya que hablamos de dos de los semifinalistas de la pasada temporada, vayamos a los otros dos, que también fueron locales. Bayern Munich mostró que será candidato una vez más, superando con claridad a un Valencia que apostó por un esquema demasiado defensivo. Le funcionó durante casi un tiempo, pero después sucumbió ante el tremendo poderío ofensivo teutón.

El único de los cuatro que no logró ganar fue el campeón, contra tal vez el rival más difícil, la Juventus. Se puso arriba 2-0 con dos remates de media distancia de Oscar (el segundo un verdadero golazo), pero no supo aguantar la diferencia y hasta podría haber terminado perdiendo.

Otro de los habituales protagonistas, Manchester United, sufrió más de lo que se esperaba para derrotar 1-0 como local al Galatasaray. Después de una temporada decepcionante, tanto en Europa como en casa, los de Ferguson armaron una dupla temible, trayendo a Van Persie para asociarse con Rooney, y seguramente irán por todo.

Para terminar con los grandes, la excepción fue el AC Milan, pero no pudo vencer de local a un muy liviano Anderlecht. Los rossoneros también estàn sufriendo en la Serie A y parecen no haber digerido aún la partida de Cassano, Ibrahimovic y Thiago Silva, más el retiro de Nesta.

Los que asomaron la cabeza fueron los "nuevos ricos" de Europa. Tanto el Málaga como el París Saint Germain golearon sin piedad a sus adversarios.

En el caso de los Pellegrini, hicieron un muy auspicioso debut absoluto en la competencia, con Saviola reencontrándose con el gol y un muy joven Isco mostrando todo su futuro con los otros dos.

El PSG también hizo gala de los más de 150 millones de euros gastados y vuelve a la Champions con ganas de hacer valer todo su potencial ofensivo, con aportes goleadores de cuatro de sus incorporaciones: Ibrahimovic, Thiago Silva, Alex y Pastore.

En esa segunda línea de aspirantes, ganaron prácticamente todos, como Arsenal, Schalke 04, Borussia Dortmund y Porto. Los dos primeros comparten grupo y, al imponerse como visitantes, dejaron claro que será difícil que los desplacen de los dos lugares de clasificación.

Los otros dos, excampeones ambos, tienen caminos muy distintos por delante. El Borussia Dortmund, bicampeón alemán y además dueño de la Copa de su país, tendrá que dar batalla por el segundo lugar ante Real Madrid y Manchester City. Porto la debería tener mucho más sencilla y la lógica indica que debería clasificar junto al PSG.

Los equipos del Este tuvieron saldo negativo, con cuatro derrotas (Zenit, Spartak, Dínamo Zagreb y Dynamo Kiev) y tres victorias, a cargo del Shakhtar, del Cluj y del Bate Borisov. Estos dos últimos lo hicieron como visitantes y se permiten ilusionarse.

El Cluj tiene equipos de su mismo nivel por delante, Galatasaray y Braga, mientras que para el Bate haberle ganado al Lille es un buen comienzo, pero Bayern Munich y Valencia aparentan ser demasiado obstáculo.

En definitiva, fue un arranque auspicioso de una nueva Champions, con goles y emociones varias. Claro, no olvidemos que estamos viendo a los mejores equipos del continente donde más dinero se gasta para comprar jugadores.

En Europa no solamente están los mejores europeos, sino también los mejores africanos, asiáticos y sudamericanos, haciendo que lógicamente veamos, en cada jornada, fútbol del más alto nivel.

Tampoco vimos juego sucio ni desleal. La severidad de los árbitros para sancionar la agresividad excesiva y la simulación, así como la acumulación de amonestaciones que hace que los jugadores se cuiden, es algo que Sudamérica debería copiar, ya que bien distinto es el escenario en la Copa Libertadores, donde con multas muy bajas se pueden evadir sanciones por arrastre.

Otra razón para aplaudir y para copiar.

Felicidades.


Carlos Bianchi es el 13º goleador de la historia del fútbol mundial y el técnico que más títulos ganó en el fútbol argentino. Surgió como jugador en Vélez Sarsfield de su país, donde fue campeón en 1968, para luego destacarse en distintos clubes de Francia. Allí inició su carrera como técnico, antes de volver a la Argentina para ganar 15 títulos locales e internacionales, seis con Vélez y nueve con Boca Juniors. También dirigió a la Roma de Italia y al Atlético de Madrid de España y es eterno candidato a conducir a la Selección Argentina. Ha escrito para diversos medios de prensa y también se ha desempeñado como comentarista televisivo en distintos canales de Latinoamérica y del mundo. Consulta su archivo de columnas.