La UEFA admite a Gibraltar

Actualizado el 1 de octubre de 2012
EFE

MADRID -- El Comité Ejecutivo de la UEFA, reunido en San Petersburgo (Rusia), ha admitido a la Federación de Fútbol de Gibraltar como miembro provisional de este organismo, decisión a la que el Gobierno español ya ha anunciado que seguirá oponiéndose "con todos los medios jurídicos posibles".

Según informa la UEFA, la admisión de Gibraltar es consecuencia de una resolución dictada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) en agosto de 2011, en la que pidió a este organismo que hiciera todo lo posible para admitir a la colonia británica en su seno.

En cualquier caso, la decisión sobre la posible admisión de la Federación de Fútbol de la Gibraltar (Gibraltar Football Association, GFA) como miembro de pleno derecho de la UEFA no se tomará hasta el XXXVII Congreso Ordinario de esta organización, que se celebrará en Londres en mayo de 2013.

Fuentes diplomáticas han señalado a Efe, mientras tanto, que el Gobierno se seguirá oponiendo "con todos los medios jurídicos posibles" al ingreso de la federación gibraltareña como miembro de pleno derecho de la UEFA.

Estas fuentes han rechazado así la decisión adoptada en San Petersburgo por la UEFA.

No es la primera vez que el Comité Ejecutivo de la UEFA admite como miembro provisional a la GFA, ya que adoptó esa misma decisión el 7 de diciembre de 2006, si bien en aquella ocasión incluyó en su acuerdo la recomendación de que su admisión como miembro de pleno derecho fuera rechazada en el Congreso que el organismo europeo iba a celebrar en Düsseldorf (Alemania) el 25 y 26 de enero de 2007.

También entonces, la petición gibraltareña estaba avalada por un dictamen del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que planteó al Comité Ejecutivo de UEFA que admitiera provisionalmente a Gibraltar y que dejara la decisión final al Congreso.

De acuerdo con esa sugerencia del TAS, el Ejecutivo de la UEFA aceptó la admisión de la colonia de manera provisional, pero también aprobó una recomendación para que el Congreso la rechazara, en la línea de lo decidido en esas mismas fechas por la FIFA, cuyo Comité Ejecutivo había desestimado la admisión de Gibraltar al considerar que no reunía los requisitos estatutarios para ser miembro, al no poder ser considerada la GFA una asociación nacional.

Así, el 26 de enero de 2007 el Congreso de la UEFA, reunido en Düsseldorf, rechazó la solicitud de la GFA de convertirse en miembro de pleno derecho, poniendo fin en ese momento a una controversia jurídica que se había prolongado durante casi diez años, ya que Gibraltar había pedido por primera vez su ingreso a la FIFA -que remitió la petición a la UEFA- en enero de 1997.

En ese congreso, en el que la solicitud gibraltareña solo tuvo tres votos a favor, el presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, se pronunció en contra del ingreso de la colonia británica advirtiendo de que es un asunto que genera una gran sensibilidad política y social en España.

Villar también dijo que el deporte tenía que mantenerse alejado de los problemas políticos: "Los problemas políticos que no nos vengan al fútbol, que los resuelvan los políticos que para eso están".