Ortiz: 'la temporada fue un desastre'

null
Por Gordon Edes
ESPNBoston.com
Archivo

NUEVA YORK -- Dejen que el resto del mundo debata sobre el destino de Bobby Valentine, y adivinen quien será el próximo manager de los Medias Rojas de Boston. David Ortiz prefiere quedarse fuera de esa discusión.

David Ortiz Medias Rojas
Jared Wickerham/Getty ImagesOrtiz ha tenido tres managers en Boston, y habla bien de los tres.
"A mí, personalmente, no me importa quien es mi manager", dijo Ortiz el lunes. "Ya yo soy lo suficientemente viejo como para saber lo que tengo que hacer, cual es mi rutina, cuales son mis problemas, cuales son mis metas. Yo quizás sea el mejor pedazo de pastel que puede tener un manager. Yo solo me encargo de mis cosas. Yo me sé las reglas.

"Por eso es que nunca vas a escuchar a nadie decir, 'Papi llegó tarde, Papi estaba haciendo esto o lo otro.' Yo conozco las reglas. Incluso si no las ves 24/7, uno sabe que están allí. Yo sigo las reglas".

Según Ortiz, él siempre ha sido de esa manera, desde que era un chico en la República Dominicana.

"Nunca me gustó lucir mal", dijo. "Nunca me gustó que mis padres tuviesen que disciplinarme. Y si no te gusta eso, lo único que puedes hacer es tratar de hacer lo correcto".

Ortiz ha jugado para tres managers en sus 10 temporadas con los Medias Rojas: Grady Little, Terry Francona y Valentine. Al pedírsele que especulara sobre el posible sucesor de Valentine, Ortiz dijo: "Eso les toca a ellos, a quien ellos sientan que sea mejor para ese puesto. Yo nunca tuve problemas con Grady, nunca tuve problemas con Tito. E incluso con Bobby, nunca los tuve -- Bobby venía donde mí a hacerme preguntas. Yo le hacía preguntas a él, le decía lo que tenía en la mente.

"Yo no tengo mucho que decir sobre managers. Para mí, mi trabajo, independientemente de quiens ea el manager, es tratar de dejarle saber que lo apoyo y que espero que él me apoye. Nada más. Yo se lo que tengo que hacer, y si hay algo incorrecto en lo que estoy haciendo, déjame saber. Yo solo soy un empleado más aquí. Algunas veces uno está haciendo cosas que uno no sabe que está haciendo mal, pero hasta ahora ese no ha sido mi caso".

Ortiz dijo algo obvio este lunes, cuando declaró que la temporada de Boston "ha sido un desastre total y completo."

"Algunas personas quieren echarle la culpa al manager, algunas personas quieren echarle la culpa a la oficina central, algunas personas quieren echarle la culpa a los jugadores", dijo Ortiz. "Incluso ustedes como reporteros tienen algo que llevar, alguno que hacer con toda esta [mala palabra]. Todos estamos involucrados en esto. Nosotros necesitamos saber que las cosas van a mejorar.

"La culpa no es de una sola persona. Esto es algo que hicimos como grupo. Es una cadena, una reacción en cadena. No creo que sea justo decir que es culpa de Bobby, la manera en que fallamos este año. No creo que sea justo para nada. Él nos decía lo que teníamos que hacer pero luego de eso eramos nosotros los que estábamos en el mando".

En cuanto a las críticas de que Valentíne creó algunos de sus propios problemas, Ortiz contestó: "Quizás sí, quizás no. Yo escucho cosas. No se lo que sucedió entre él y un jugador. Yo veo como ha sido él conmigo. Me ha apoyado mucho, una vez me lesioné. Él ha sido la persona que se ha asegurado de que no me lastime más [jugando lesionado]. Realmente lo aprecio".

Ortiz describió su relación con Francona y con Little.

"Tito solía pedirme que fuera a su oficina, solo para recordarme lo bueno que yo era como jugador, y eso me daba confianza. Además me llamaba a la oficina cuando estaba haciendo las cosas bien solo para decirme, 'Recuerda que todos los ojos están sobre tí. No lo hagas mal'.

"¿Sabes lo que digo? Me siento bendecido desde que llegué a esta organización. Fue duro para mí desde el principio. No sabía cual iba a ser mi rol. Teníamos como siete peloteros para jugar la misma posición. Pero lo único que yo sabía en ese momento era que el manager (Little), me quería aquí. Esa es una de las razones por las que me convertí en el jugador que soy. Yo sabía que él me quería aquí".

A lo único que no se puede acostumbrar, según dijo, es a no prepararse para jugar en octubre. Esta es la tercera temporada consecutiva en que los Medias Rojas no pasan a los playoffs.

"No se lo que voy a hacer con mi vida", dijo. "Por las próximas tres semanas, voy a estar aburrido".


Gordon Edes quien se unió a ESPNBoston.com en noviembre de 2009, ha cubierto béisbol por más de un cuarto de siglo tanto como reportero de ambiente como columnista. Pasó 12 años cubriendo los Medias Rojas para el diario Boston Globe. Además ha cubierto hockey, football y basketball por varios años. Consulta su archivo de columnas.