Simeone habló tras el triunfo

Actualizado el 4 de octubre de 2012
EFE

MADRID -- Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, manifestó, tras vencer en la Liga Europa al Viktoria Plzen y sumar la decimoquinta victoria consecutiva del equipo en competición continental, que no se fija en las estadísticas y sí en ir cumpliendo objetivos.

"No nos detenemos a observar la estadísticas. Es lógico que se hable de ellas, pero nuestro objetivo es ir cumpliendo objetivos y la victoria de hoy era importante para pasar la primera fase de la competición. Lo hemos hecho ante un rival que sabíamos era difícil y complicado", declaró el técnico.

"En la primera parte no logramos tener un buen control de la pelota y ellos nos sorprendieron con contragolpes, pero en al segunda mitad retrasamos un poco más la posición de Emre y el cambio fue muy importante para el juego del equipo", añadió.

Simeone elogió el tanto de Cebolla Rodríguez casi al final del partido. "El fútbol es un constante tomar decisiones y en la última jugada del partido Emre nos sorprendió a todos. Cuando lo más fácil era centrar al área y todos esperábamos eso, él decidió mirar al Cebolla que marcó un tanto de una gran categoría y cundo se gana un partido en el último minuto con un gol de la jerarquía del de Cebolla es para estar muy feliz".

El entrenador del Atlético se congratuló del buen juego de futbolistas no habituales. "Se ha demostrado que son jugadores competitivos y que cuando se les da una oportunidad saben aprovecharla".

Sobre el partido del próximo domingo ante el Málaga, Simeone destacó que será un rival muy complicado porque "es uno de lo mejores del campeonato, con jugadores como Saviola o Joaquín, que están dando un gran rendimiento". "Estoy seguro de que va a ser un gran partido", añadió.

Por último, el entrenador del Atlético, que señaló que Radamel Falcao se entrenó hoy con el grupo y que podrá estar ante el Málaga, se quejó de que llevan dos partidos jugando contra rivales que usan el mismo color que el árbitro en las medias y los pantalones. "Llevamos dos partidos en Liga Europa así y eso despista mucho a mis jugadores. Lo digo después de ganar, pero si hubiésemos perdido lo diría igual".

LA PALABRA DEL RIVAL
El checo Pavel Vrba, entrenador del Viktoria Pzlen, declaró que se van tristes de Madrid por no haber conseguido el empate, pero que ya han jugado el partido como visitante ante el equipo más fuerte del grupo.

"Hemos jugado como en los últimos partidos. En la primera parte, incluso, fuimos superiores y tuvimos ocasiones de gol que no convertimos de milagro y en la segunda bajamos la guardia y el Atlético multiplicó su esfuerzo y gracias a un golazo de Cebolla el el resultado cambió", declaró.

"Nos vamos tristes por no haber conseguido el empate, pero ya hemos pasado el partido más difícil del grupo".