Gran demanda para la final

Actualizado el 20 de octubre de 2012
EFE

Serbia-Rep. Checa
APEn Praga, Berdych y Stepanek quieren volver a festejar

PRAGA -- La venta de entradas para la final de la Copa Davis que enfrentará a la República Checa y el vigente campeón, España, tuvo una demanda espectacular este miércoles ya que en pocas horas prácticamente se agotaron las 13.800 localidades del palacio de deportes O2 Arena.

"Quedan 350 entradas, que serán colocadas durante el resto del día", reconoció Karel Tejkal, portavoz del torneo, en relación a la serie del 16 al 18 de noviembre.

El 30 % de los billetes, unos 4.000, fue distribuido entre la Federación Internacional de Tenis, los equipos español y checo, y los patrocinadores. Las entradas del primer piso han salido al mercado a 320 euros, mientras que en el cuarto se pagaban a entre 80 y 160 euros.

Este mismo escenario, con un aforo para 13.000 espectadores, será la sede de la final de la Copa Federación entre el equipo checo y Serbia, los días 3 y 4 de noviembre.

España, que superó en semifinales a Estados Unidos, tratará de conseguir su cuarto título en cinco años y el segundo consecutivo tras ganar la pasada temporada a Argentina en Sevilla.

Los checos, verdugos en semifinales de Argentina, intentarán conseguir su primer título desde que Ivan Lendl lideró a Checoslovaquia ante Italia en 1980, en una final que se disputó en el Sportnovi Hala de Praga.

En los enfrentamientos particulares, España supera a la República Checa por 4-2. En el último venció por 5-0, en la final disputada en 2009 en Barcelona.