Colón denuncia agresiones

Actualizado el 24 de octubre de 2012
EFE

BUENOS AIRES -- El club argentino Colón de Santa Fe denunció el miércoles que la delegación y los hinchas que acompañaron al equipo que el martes perdió en Asunción ante el Cerro Porteño (2-1), en los octavos de final de la Copa Sudamericana, fueron víctimas de agresiones y discriminación por parte de la policía paraguaya.

Colon v Cerro Porteño
EFEHubi incidentes en la tribuna visitantes

Debido a los encontronazos entre hinchas de ambos equipos en los graderíos del estadio Pablo Rojas, del Cerro Porteño, el partido estuvo suspendido durante 18 minutos.

"Nos trataron como a los delincuentes, nos agredieron y nos discriminaron, y lo peor lo vivimos después del partido, cuando nos llevaron a una comisaría, nos desvistieron, y nos dijeron que no teníamos derecho a nada porque no estábamos en Argentina", dijo el vicepresidente del Colón, Rubén Moncagatta.

"Nos agredieron, nos empujaron, fue un avasallamiento total, teníamos un sensación de impotencia... La policía tuvo animosidad, hasta el fiscal nos agredió verbalmente. Les dijimos que éramos dirigentes y no les importó. Había periodistas santafesinos que vieron todo", dijo el dirigente a la agencia estatal argentina de noticias Télam.

Mocagatta agregó que la salida de Asunción fue complicada. "A nuestro autobús y a otro nos acompañó una custodia mínima hasta la salida de Asunción y nos pasearon por una avenida en la que nos rompieron todos los cristales a pedradas", indicó.

"Por suerte, al menos hasta la hora en que salimos de Asunción, no me consta que haya personas heridas o internadas en hospitales de Asunción", agregó

Mocagatta comentó que una vez que pasó la frontera se sintió "un poco más tranquilo" y comentó que mantuvo contactos con la Gendarmería argentina, ante la cual hizo "la denuncia de todo lo ocurrido".

"Estoy seguro de que no es el pueblo paraguayo el que causó todo esto. Pero afirmo que la policía y la justicia de ese país nos odian. Se repitieron viejas historias negras que vivimos los argentinos en otras épocas. Nos hicieron sentir que para los argentinos no existe la justicia en Paraguay y no hay seguridad", aseguró el dirigente deportivo.

"Es increíble, cuando ellos vinieron a nuestro estadio no hubo problemas, los tratamos muy bien y merecíamos otro tipo de trato en Paraguay, especialmente de parte de la policía, no somos delincuentes", afirmó.

Informaciones publicadas el martes en Buenos Aires indican que entre 35 y 38 hinchas del Colón están detenidos en Asunción y que han pasado la noche en la comisaría números 2 Metropolitana de la capital paraguaya, tras el partido, a la espera de ser interrogados por la justicia.