TC: Werner ganó en Buenos Aires

Actualizado el 28 de octubre de 2012
DYN

BUENOS AIRES -- El entrerriano Mariano Werner (Ford) se convirtió en un convidado de piedra de la definición del campeonato de Turismo Carretera al imponerse en la tercera final de la Copa de Oro disputada en el autódromo Oscar y Juan Gálvez de Buenos Aires, luego de heredar la punta tras el abandono de Diego Aventin (Ford).

El paranaense, quien detuvo en la primera serie de la mañana el imbatible andar de Agustín Canapino (Chevrolet), poleman de la clasificación, fue escoltado en la final disputada en el Coliseo porteño por los Chevrolet del marplatense Christian Ledesma y de aquel piloto arrecifeño, nuevo líder del playoff pero quien todavía adeuda la victoria necesaria para ser campeón. De todas formas, a Canapino, campeón de TC en 2010, le quedan dos oportunidades para obtener ese triunfo, y no se debe pasar por alto que cuando se adjudicó su primer y único título en la divisional lo hizo tras salvar esa cuestión reglamentaria en la última fecha del campeonato.

Largó de manera excelente Aventin, dejando atrás rápidamente a Werner aunque con esa ventaja anulada por la salida del auto de seguridad en el giro dos por un toque entre Juan Pablo Gianini Y Juan Marcos Angelini que afectó también a Christian Dose. En el giro 3, uno de los candidatos de la Copa de Oro, Sergio Alaux, abandonó después del relanzamiento y una vuelta después, un despiste de José María López en Salotto provocó la salida del segundo auto de seguridad, lo cual desdibujó el inicio de la competencia.

En los giros posteriores al segundo relanzamiento, Aventin tomó una ventaja considerable sobre su escolta Werner, pero sobre todo sobre el tercero, Ledesma, al que le sacó dos segundos.

Sin embargo, el motor de su Ford se rompió, el piloto de Morón se detuvo al costado de la pista en el giro siete y la punta la heredó Werner, escoltado por los Chevrolet de Ledesma, Ortelli y Canapino. Hacia el giro diez aparecieron problemas para otro de los integrantes del playoff, Gabriel Ponce de León, quien ingresó a boxes cuando venía séptimo y también abandonó, aparentemente por un problema en el balancín.

Werner, mientras tanto, conservó una distancia considerable sobre los Chevrolet que lo precedían y le arrebató a los candidatos al título que aun no lo consiguieron, el triunfo necesario para calzarse la corona.

Canapino, poleman de la clasificación y dominador hasta hoy del fin de semana en el Gálvez, necesitaba ese triunfo y por eso esperó paciente el hueco para superar a Ortelli hasta las vueltas finales, pese a que el cuarto puesto lo dejaba como puntero de la Copa de Oro.

El arrecifeño completaba el trencito de punta conformado por el Ford de Werner y su Chevrolet, el de Ledesma y el de Ortelli, mientras Rossi, quien llegó a esta carrera como puntero del playoff, avanzaba varios casilleros (largó undécimo y llegó sexto) y recuperaba el liderazgo de la Copa de Oro.

Quizás por ese motivo, Canapino fue por todo a tres vueltas del final y dio cuenta nada menos que de Ortelli con una maniobra excelente para acomodarse tercero.

Así, el arrecifeño sumó buenos puntos en función del campeonato pero quedó lejos de conseguir el triunfo que se le escapó en la serie, donde una mala largada le arrebató el liderazgo a un Chevrolet que se había mostrado contundente durante todo el fin de semana.

La próxima fecha de TC, cuarta y penúltima de la Copa de Oro, se disputará en el autódromo "Provincia de La Pampa" el 11 de noviembre, y allí Canapino, al igual que su escolta en ese minicertamen, Mauro Giallombardo, Ortelli, Castellano y Aventín, intentará saldar la deuda de terminar esta temporada en lo más alto del podio.