Ofensiva en serie

¿Cuáles entrenadores en jefe deben empezar a preocuparse por su empleo?

Actualizado el 30 de octubre de 2012
Raúl Allegre Por Raúl Allegre
ESPNdeportes.com
Archivo

Pat Shurmur, Norv TurnerGetty ImagesPat Shurmur y Norv Turner podrían requerir de milagros para quedarse con sus franquicias.

MÉXICO -- Ya estamos casi a la mitad de la temporada del 2012, y como es costumbre cada año, varios entrenadores se encuentran en la cuerda floja. Entre los que empiezan a oír pasos en la azotea se encuentran Romeo Crennel de Kansas City, Ron Rivera de Carolina, Norv Turner de San Diego y el caso más interesante, Andy Reid de Filadelfia.

Dicen los aficionados de las Águilas que siempre la culpa no era de Juan Castillo. Castillo fue el chivo expiatorio que fue sacrificado después de la derrota ante Detroit en la que los Leones descontaron una desventaja de 10 puntos a poco más de cinco minutos del final. El despido de Castillo se dio dos semanas después de que habían limitado a un buen ataque de Pittsburgh a sólo 14 puntos. Si bien es cierto que la unidad de Castillo nunca fue dominante, también es cierto que esta temporada dieron un paso hacia delante y mejoraron considerablemente respecto a su primer año, en el cual no tuvo la oportunidad de instalar su sistema hasta el inicio de la pretemporada. Cuando fue despedido, Castillo dejó a una defensiva clasificada como Nº 6 en yardas permitidas y Nº 10 en puntos, no del todo mal.

El problema de Filadelfia no es su defensiva. Tampoco lo es Michael Vick. La razón principal de su declive son las lesiones a los dos Jasons, Peters y Kelce. Jason Peters fue posiblemente el mejor tackle izquierdo de la NFL la temporada pasada. Quedó fuera durante el receso de temporada por una lesión en el tendón de Aquiles. Buscaron reemplazarlo con Demetress Bell, a quien Buffalo optó por no firmar durante la agencia libre, pero no pudo con el paquete. Ahora es suplente de King Dunlap. Kelce se lesionó en el partido contra Baltimore en el que Filadelfia venció a unos Cuervos que se perfilaban como grandes favoritos en la Conferencia Americana.

El equipo no ha sido el mismo desde entonces, perdiendo cuatro de cinco partidos, y con una victoria ante los Gigantes en un partido que fácilmente pudieron haber perdido. El error de Andy Reid fue asumir que con estas bajas, podía todavía implementar una ofensiva basada en el juego de pase. Reid tiene una fuerte aversión al juego por tierra, pero con un jugador de la talla de LeSean McCoy, enfocar su ofensiva en él era su mejor opción. Es necesario mencionar que McCoy estuvo disminuido por una lesión en el tobillo, pero aún así, continua siendo su mejor opción ofensiva. Ante Atlanta también sufrieron la baja de Danny Watkins, su guardia derecho titular.

Tener lesiones no es excusa. Otros equipos han salido adelante en situaciones similares con jugadores reserva. Esa fue quizás una razón de la salida de Joe Banner, el presidente del equipo este año.

El caso de Kansas City es similar. La ofensiva de los Jefes ha sido deprimente. Antes del touchdown que anotaron al final del partido contra Oakland, habían tenido 22 series ofensivas sin llegar a las diagonales. Matt Cassel, quien fue al Pro Bowl en el 2010, se convirtió en el Santa Claus de las intercepciones: las repartía a diestra y siniestra. Cassel sufrió una conmoción en el partido contra Baltimore que fue penosamente festejada por muchos aficionados de los Jefes. Su reemplazo, Brady Quinn, no corrió con mejor suerte.

El común denominador con Filadelfia fue la lesión de su centro, Rodney Hudson, en el partido contra Nueva Orleans en la tercera semana. Antes de esa lesión, KC era la ofensiva más prolífica en yardas de la NFL. Tenían problemas anotando por la cantidad de entregas que sufrían, pero no tenían ningún problema moviendo el balón. Sin tener grandes opciones, Romeo Crennel decidió usar a Ryan Lilja, su guardia izquierdo como centro. Los resultados han sido un desastre. Perdieron la habilidad de Lilja como guardia, y ahora tienen problemas en cada partido en el intercambio centro-mariscal de campo. Contra Baltimore, perdieron el partido por un balón suelto entre Lilja y Cassel a centímetros de la zona de anotación. El domingo contra Oakland, perdieron otro balón de forma similar. Si han visto los partidos de los Jefes, Lilja pone el balón en el suelo una y otra vez cuando usan la formación escopeta, por consiguiente, exponiendo a sus QBs.

Seguido hablo de los detalles pequeños que marcan la diferencia. En Kansas City tenemos un ejemplo. Los intercambios de balón debido a un centro incapaz de jugar la posición, y la falta de disciplina protegiendo el balón y creando entregas, son un ejemplo.

Carolina también perdió a su centro. Ryan Kalil entra en la discusión de quién es el mejor centro de la NFL, pero su lesión se dio en la Semana 5 ante Seattle. Con la excepción del partido contra los Gigantes, Carolina ha sido altamente competitivo en todos sus partidos. Su defensiva mejoró en comparación al año pasado. Su ofensiva es otro rollo. Cam Newton retrocedió esta temporada. Con video de 16 partidos, los coordinadores defensivos rivales saben cómo defenderlo. Lo están conteniendo en el juego por tierra y forzando más a pasar más. Está completando solamente el 57 por ciento de sus pases y ha lanzado intercepciones muy costosas.

Al igual que Filadelfia, Carolina es un equipo que despidió a su directivo principal, Marty Hurney. Es común que un gerente general nuevo quiera a su propio entrenador en jefe, lo cual no es buen augurio para Ron Rivera.

Despedir al directivo principal, A.J. Smith, es algo que debió haber hecho San Diego hace un par de años. Este año, volvieron a sufrir la baja del tackle izquierdo titular. En este caso fue Jared Gaither, pero la razón principal del declive de San Diego es que Philip Rivers ha perdido armas ofensivas y su directiva no las ha reemplazado con jugadores del mismo nivel. En 2010, se fue LaDainian Tomlinson. Ryan Mathews ha empezado a demostrar que es un corredor decente, pero coordinadores defensivos no pierden el sueño, ni el tiempo, diseñando esquemas para neutralizarlo. En 2007, perdieron a Michael Turner y a Lorenzo Neal. Turner fue reemplazado poco después con Mike Tolbert, a quien también dejaron ir. Hasta el momento, no han podido encontrar a un fullback que tome el lugar de Lorenzo Neal. Trataron con Jacob Hester, el cual fue una decepción. Sin un buen ataque terrestre, se convirtieron en un equipo de una sola dimensión. Rivers este año también perdió a Vincent Jackson, quien firmó como agente libre en Tampa Bay y a Vincent Brown por lesión. Ni Robert Meachem ni Eddie Royal han dado resultados.

Nada ayuda el hecho de que Norv Turner parece estar perdido en cada partido. Después de la ineptitud demostrada contra Cleveland, todo parece indicar que la debacle que sufrieron ante Denver los puso en un bache mental que no será fácil superar. Es probable que no sólo salgan Turner y Smith después de esta temporada, sino que también la ciudad de San Diego se quede sin equipo. Creo que tan pronto decidan la locación del estadio de Los Ángeles, su primer inquilino serán los Cargadores. Es triste, pero los aficionados no están respondiendo. Aún cuando iban invictos y enfrentaban a otro sin derrota, Atlanta, no pudieron vender su boletaje.

Con dos victorias seguidas, los Cafés de Cleveland parecen estar dando señales de vida. El antes mencionado Joe Banner es el nuevo presidente del equipo y el rumor que se oye es que Jon Gruden es a quien quiere como entrenador en jefe. La única manera de que Pat Shurmur salve su puesto es con un gran cierre de temporada.

FECHA LÍMITE PARA CANJES
Los estragos del Huracán Sandy forzaron el cierre de las oficinas de la NFL en Nueva York, por lo cual se extendió hasta el jueves la fecha límite para hacer canjes. Jugadores que se han mencionado como posibilidades de canje han sido Steven Jackson de San Luis, y DeAngelo Williams de Carolina. Será difícil que alguien se interese en Williams porque el equipo que lo tome sufriría un golpe de 9.6 millones de dólares contra su nómina. El rumor es que San Luis aceptaría una tercera selección por Jackson. Arizona está urgido de un corredor y podría jalar el gatillo.

Preguntas para los amables lectores: ¿Consideran que haya algún equipo al que le falte un jugador para ser contendiente al Super Bowl? De ser así, ¿Cuál equipo y cuál jugador?


Raúl Allegre es analista del programa NFL Semanal y colaborador de ESPNdeportes.com, jugó 11 años en la NFL con los Indianapolis Colts y los New York Giants, como pateador. Desde su retiro en 1993, Raúl ha sido comentarista, productor y analista del fútbol americano en distintos medios. Consulta su archivo de columnas.