WSOP: Merson gana el Main Event

Actualizado el 31 de octubre de 2012
AP

Un profesional de 24 años oriundo de Maryland ganó el evento principal de la Serie Mundial de Poker 2012, superando a sus últimos tres rivales en una sesión maratónica de casi 12 horas que le dio el título y el premio de $8.53 millones de dólares.

[+] AgrandarWSOP
AP Photo/Julie JacobsonMerson ganó en una sesión maratónica

Greg Merson surgió ganador antes del amanecer en Las Vegas luego de una sesión en la que demostró todo su talento en medio de lo impredecible que puede ser un torneo de Texas no-limit Hold'em. En la mano final, Merson puso al profesional de Las Vegas, Jesse Sylvia, all-in con un rey como carta más alta. Sylvia pensó durante un largo rato y luego pagó con Q-J en suite.

"No puedes prepararte para todo este escenario", dijo Merson.

La mano de Merson aguantó las comunitarias -dos seis, un tres, un nueve y un siete- y le dio el título, ubicando su nombre junto al de otros campeones incluidos Doyle Brunson, Phil Hellmuth y Johnny Chan.

La mesa final duró en total 19 horas.

"Me siento bastante bien; ya saqué todas las lágrimas así que ahora me siento relajado", dijo Merson.

Merson superó además a Hellmuth en la carrera a Jugador del Año en la Serie, demostrando ser el mejor durante la WSOP de este año en Las Vegas y Europa. El americano ya había ganado un brazalete en 2012, en un torneo NLHE de 6-max.

Sylvia ganó $5.3 millones por el segundo puesto.

"Eso fue alocado hombre", dijo Sylvia. "Pensé que llegaríamos al heads-up con muchas más ciegas que las que tuvimos".

La victoria de Merson sobre Sylvia, de 26 años, se dio luego que el dúo superara al último amateur de la mesa, Jake Balsiger, de 21 años. El estudiante de último año de la Universidad de Arizona State, quien esperaba convertirse en el campeón más joven de la historia en la WSOP, terminó tercero tras ser eliminado luego de más de 11 horas de juego en el maratón.

Balsiger apostó sus últimas fichas con Q-10 y se vio dominado por el K-Q de Merson. La mano aguantó las cinco comuntarias y Balsiger se vio forzado a dejar el torneo igual de rico que al comienzo de la sesión.

El estudiante de ciencias políticas, de todas formas, se llevó un consuelo de $3.8 millones de dólares.

"Tengo tarea para entregar mañana, en mi clase de Corte Suprema", dijo Balsiger. "No la hice la semana pasada porque estaba practicando simulaciones de la mesa final, por lo que mi profesor posiblemente no estará feliz conmigo".

Incluso antes de la eliminación de Balsiger, los jugadores establecieron un récord superando las 364 manos en la mesa final. Balsiger perdió en la mano 382; Sylvia cayó en la 399.

Los tres jugadores intercambiaron fichas, grandes bluffs y manos sorpresivas durante la maratón.

"Fue un ida y vuelta emocionalmente", dijo Sylvia. "Piensas que vas a estar mano a mano y de repente tu rival mete una carta en el river, y viceversa".

El juego comenzó el martes por la noche habiendo superado ya a otros seis jugadores en la mesa final, que arrancó el lunes. Pero se negaron a rendirse, con casi $4.8 millones de dólares en juego: la diferencia entre el primer y el tercer lugar.

"Esto es excitante", le dijo Balsiger a sus compañeros de mesa durante un momento de la noche.

Merson tomó una ventaja comandante al inicio con quizás la jugada más arriesgada y corajuda del torneo -sintiendo la debilidad de Balsiger y re-subiendo una apuesta de 10 millones a jugado con apenas una reina como carta alta. Balsiger no pudo pagar y Merson quedó con más de 100 millones de fichas.

Pero el liderato no le duró demasiado.

Manos después, Balsiger apostó el resto de su stack con A-10 y estaba detrás del A-Q de Sylvia con su torneo en juego. Pero un 10 cayó en el turn y permitió que Balsiger se doblara.

Luego Sylvia se jugó con A-K contra el par de reyes de Merson. Un cuatro en el river generó una escalera -as al cinco- y elevó a Sylvia al liderato.

Más tarde en la sesión, Balsiger se dobló antes que Sylvia retomara el liderato.

Y así continuó la acción, algo habitual en el poker; un juego donde la habilidad cuenta, pero la suerte también es un factor.

Balsiger eliminó a Russell Thomas en cuarto lugar justo antes de la medianoche del martes para establecer el trío final. Merson llegó a la sesión definitiva con 88,4 millones en fichas, comparados con los 62,8 millones de Sylvia y 46,9 millones de Balsiger.

El resto es historia. Greg Merson es el nuevo rey.