Murray, por un cierre de año perfecto

El escocés, N° 3 del mundo, participa de la Copa Masters por quinto año seguido

Actualizado el 5 de noviembre de 2012
ESPNtenis.com

Andy MurrayGetty Images

LONDRES -- Andy Murray busca un cierre acorde para una temporada que difícilmente olvidará. El escocés guardará por siempre en sus recuerdos a este 2012, en el que logró sacarse la espina de los Grand Slam en Nueva York y también llegó a tocar el cielo con las manos en los Juegos Olímpicos de Londres. Ahora sueña con un nuevo golpe, en el Masters.

Y nuevamente la ciudad que es atravesada por el río Tamesis volverá a ser testigo -o no- de sus hazañas. Jugar en territorio británico no es algo que le pese a Murray, quien con su Oro colgado en el cuello conquistó definitivamente el corazón de los ingleses, esos que ante las derrotas le recordaban una y otra vez su nacimiento en la Dunblane escocesa. Sin dudas tendrá apoyo extra.

Otro aspecto positivo para Murray es la condición física. Llega con apenas tres torneos en 60 días y con horas de descanso, dado que fue eliminado el jueves en los octavos de final del Masters 1000 de París. Además, de los ocho clasificados a la Copa Masters es el que menos partidos jugó en la temporada y el único con menos de 55 triunfos. Luego de la lesión muscular que lo marginó tras el primer partido de la Copa Masters 2011, aprendió del error. Su buen calendario podría hacerle un guiño.

Debido a Wimbledon, estoy bastante acostumbrado a la presión. Sólo debo concentrarme en mi trabajo

"Es increíble tener este evento en Londres. Debido a Wimbledon, estoy bastante acostumbrado a la presión. No debo estar pendiente de lo que sucede fuera de la cancha. Sólo tengo que concentrarme en mi trabajo", explicó Murray, quien además resaltó que el año pasado "fue muy duro trabajar tanto tiempo para tener la oportunidad de jugarlo y después no ser capaz de terminar el torneo. Ahora estoy 100% listo para ir".

El marco parece ideal para el entrenado por Ivan Lendl, quien definitivamente le hizo dar un salto de calidad y lo puso a la par de los Big Four, que actualmente cuentan con la baja del español Rafael Nadal. De hecho, le ganó los últimos dos partidos al suizo Roger Federer y está 3-3 en cruces con el serbio Novak Djokovic en lo que va de 2012.

Por último, la superficie. En París-Bercy Murray no mostró solidez, pero su cabeza, inobjetablemente, ya estaba en Londres. Su estilo, pese a no tener un saque altamente dominante, se adapta muy bien en Indoor. Sus ángulos, su juego estratégico y su movilidad de piernas lo llevaron a nueve títulos en canchas bajo techo. Ahora, con semifinales de los Masters de 2008 y 2010, irá en busca de su cuarta corona en el año, con el fin de ponerle un broche mágico a la temporada.