Pittsburgh piensa en playoffs

Los más relevante alrededor de la NFL en el cierre de la acción dominical

null
Por Javier Trejo Garay
ESPN.com

Eli ManningGetty ImagesEli Manning y los New York Giants se toparon con una inspirada defensiva de los Pittsburgh Steelers.

MÉXICO -- Hola amigos de ESPN.com, me da mucho gusto saludarles en el cierre de la actividad dominical de la Semana 9 de la NFL.

Seguramente algunos amables lectores estarán pensando que, no por el hecho de que Pittsburgh haya vencido a los New York Giants en el duelo más atractivo de la jornada, los Steleers ya han asegurado un lugar en la postemporada, y tienen razón. Sin embargo, la victoria ante los campeones nos ha mostrado una gran mejoría, por encima de los problemas causados por sus muchos lesionados.

Hay que destacar los dos pases de anotación de Big Ben, pero sobre todo la actuación de Isaac Redman acarreando el balón para 147 yardas, y de paso ganar la batalla por el reloj con 34:45 minutos contra 24:15 de los Gigantes.

A los Giants debe preocuparles que en los últimos dos partidos, Eli Manning apenas ha superado las 300 yardas por aire. Contra Pittsburgh, el menor de los Manning ganó 125 yardas en 10 de 24 intentos.

Luck vs. Tanehill
El duelo entre los dos mariscales de campo novatos lo ganó Andrew Luck de los Indianapolis Colts sobre Ryan Tannehill de los Miami Dolphins, y de qué manera. Un total de 432 yardas y una actuación notable.

Buenas lecturas, un gran brazo y buenas decisiones han acompañando a Luck. El aplomo que luce es de llamar la atención.

Luck supera por dos juegos la marca de Peyton Manning en su año de debut con los Colts, y de paso obtuvo nuevo récord de más yardas en un juego, también como novato. Dejó atrás por una yarda la marca de Cam Newton, impuesta el año pasado.

Ah, por cierto, Indianapolis mantiene marca ganadora de de 5-3, y legítimas aspiraciones de postemporada.

Broncos sufre pero gana
Parecía un juego menos complicado para los Denver Broncos, pero al final se impusieron a los Cincinnati Bengals de la mano del futuro miembro del Salón de la Fama, Peyton Manning, pese a haber sido interceptado en dos ocasiones.

La defensiva de Denver merece mención aparte por la presión constante que ejerció sobre Andy Dalton, sobre todo por Von Miller quien registró tres capturas.

Denver tuvo en la primera mitad de la temporada el peor calendario de todos los equipos. Para la segunda mitad parece que todo será menos complicado, por lo que el pronóstico es que Denver será campeón divisional, sobre todo por la mediocridad de sus rivales de división.

Texans superan a Bills
Otro que puede asegurar muy temprano el títulos divisional es Houston, que en esta semana le pegó a los Buffalo Bills, quienes nunca pudieron poner en riesgo la ventaja de los Texans.

Matt Schaub lanzó para dos pases de touchdown, y Arian Foster terminó con 111 yardas.

El duelo representó el regreso de Mario Williams de los Bills, al estadio de los Texans, de donde salió para esta temporada.

Packers mantienen el paso respecto a Chicago
Aaron Rogers tuvo una actuación lo suficientemente eficiente para llevarse la victoria sobre los Arizona Cardinals con cuatro pases de anotación y una intercepción. Pero lo sobresaliente fueron las 176 yardas por tierra obtenidas con cuatro corredores distintos: James Starks, Alex Green, Randall Cobb, y el propio Rodgers.

Los Packers se mantienen en la persecución de los Chicago Bears, en la quizá más competida de todas las divisiones en la NFL.

Chicago y su defensiva arrollaron a Titans
Charles Tillman provoco cuatro balones perdidos a los Tennessee Titans. Además la defensiva y los equipos especiales de Chicago siguen anotando puntos.

Este domingo, Chicago le dio una lección a Tennessee de 51 puntos a 20.

Cam Newton ganó el duelo a RGIII
Partido entre dos equipos que cuentan con mariscales de campo de similares características: Cam Newton y Robert Giffin III.

Probablemente la ventaja de Carolina de conocer un estilo de juego de mariscales de campo que saben correr y lanzar, y hacer buenas lecturas, ayudó a controlar a joven pasador de Washington, quien terminó con 215 yardas por aire y 53 por tierra, pero con escasas opciones de sumar puntos.

Carolina rompió una racha de cinco derrotas consecutivas que había puesto en duda la continuidad de su head coach, Ron Rivera.