Todo extraño menos los finalistas

Entre los cambios, algo se mantuvo. Las finales las juegan Ellerstina y La Dolfina

Actualizado el 7 de noviembre de 2012
Gustavo Sgalla Por Gustavo Sgalla
ESPN.com
Archivo

EllerstinaProFocus / Fernando Sánchez ChecaComo hace siete finales, Hurlingham lo definirán Ellerstina y La Dolfina

BUENOS AIRES -- Afortunadamente la temporada de polo ha encontrado un hueco donde encarrilar la acción. Con fechas en continuado, zonas desdobladas y días atípicos y a contramano del público y los sponsor. Pero acción al fin, algo vital para la vida de los protagonistas.

La temporada volvió a impulsarse desde la final de Tortugas, y con el relanzamiento, también la salud de este deporte.

Dentro de un año atípico por factores climáticos, este 2012 ya era de por sí diferente con un único equipo como La Dolfina sin modificaciones en sus nombres y en sus puestos. El mejor del mundo: Cambiaso; el mejor back: Nero; el armador más desequilibrante: Pablo Mac Donough, y uno de los mejores trabajadores de espacios: Stirling. En definitiva un verdadero seleccionado.

El equipo de Cañuelas, sigue siendo el mayor candidato a Palermo; sin embargo no sólo que no podrá obtener la Triple Corona, sino que ha mostrado su lado humano cayendo en varios lapsos donde los mimbres y las ideas parecen nublársele.

Pero atención, no sólo La Dolfina ya no es tan cuco. Desde la definición de Tortugas en adelante, ningún grande es tan candidato.

Lejos de retrasarse en la puesta a punto, equipos como La Natividad, más allá de la paliza que sufrió ante Ellerstina, y La Aguada, aparecieron para ratificar buena parte de lo que se esperaba de ellos, tanto que casi más temprano de lo pensado pusieron a Ellerstina a planificar su desembarco en Palermo.

Claro que el equipo de los Pieres no sólo estaba listo para ser árbitro en la definición del Grupo B en Hurlingham, también promete ser gran protagonista de la final.

Si quería despejar los nubarrones del encuentro ante los Novillo y Caset, no hay dudas que le sobraron energías, goles y organización. Buscaban una recuperación anímica y rencontrar el carácter de equipo protagonista. Con la idea de ganar cada chucker terminaron demostrando que tienen una marcha más.

Pilará es un caso especial. Tiene todo para triunfar pero siempre deberá jugar por torneo un partido perfecto. No pudo con Ellerstina en Tortugas y estuvo a segundos de llevar a La Dolfina a suplementario en Hurlingham. Además de la calidad, organización y de tener a sus jugadores en sus puestos naturales, posee una gran virtud: toma nota y aprende de sus errores.

De cara a Palermo, La Dolfina parte como favorito; Ellerstina estará agazapado una vez más, con La Aguada, Pilará, La Natividad y hasta Las Monjitas listos para sorprender y romper con el monopolio de siete finales consecutivas entre Cañuelas y General Rodríguez.

Por lógica de hándicap y organización los finalistas se repiten, aunque para bien del público el crédito está abierto para todos.


Gustavo Sgalla es periodista especializado en polo desde 1986. Se desempeñó como cronista en el diario La Nación de Buenos Aires hasta 1997, y desde 1994 es comentarista y productor de todos los programas de polo de ESPN; actualmente, es también columnista de este deporte en el SportsCenter Latino y de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.