Atentos a los Mavericks

Varias historias mágicas surgen en el Oeste, pero la de Dallas es superadora

Actualizado el 7 de noviembre de 2012
John Hollinger Por John Hollinger
ESPN.com
Archivo

Darren CollisonIcon Sports MediaDarren Collison le ha dado vértigo y alegría al ataque de los Dallas Mavericks

Históricamente, la ofensiva de los Dallas Mavericks' se ha colapsado cada vez que Dirk Nowitzki no puede jugar. Ellos han anotado aproximadamente ocho puntos menos cada 100 posesiones cuando no cuentan con Nowitzki -- 9.1 la temporada pasada, 10.1 la anterior, 5.5 en la 2009-10 y 6.6 en la 2008-09.

Otras estadísticas afirman esta teoría: La versión ajustada del +\- nos muestra que el impacto ofensivo de Nowitzki oscila entre los cuatro y seis puntos, mientras que la versión normal su impacto durante las últimas cuatro temporadas ha sido de casi 10 puntos.

Perdón por darte un dolor de cabeza tan temprano en la columna, pero déjame resumirlo: Dallas. Sin Dirk. Es algo malo.

Las observaciones subjetivas están de acuerdo con esta idea. Nowitzki es uno de los atacantes más letales de la historia de la NBA, capaz de crear tiros con un porcentaje alto de efectividad sin perder el balón, así que tenerlo como baja es algo que generalmente les costaría caro..

Varios asumían que los Mavericks la pasarían mal en el comienzo de la temporada sin poder contar con Nowitzki por un tiempo ni tampoco con una opción secundaria segura para anotar. Sin embargo, ellos han logrado lo opuesto y se han convertido en la gran sorpresa de la Conferencia Oeste, ganando tres de cuatro partidos mientras poseen el mejor margen de puntos en la conferencia. Es verdad, dos de esas victorias fueron como locales contra rivales accesibles, pero los Mavs ganaron esos partidos con comodidad y agregaron a ellas un sólido triunfo como visitantes ante los Lakers en su debút.

La ofensiva de los Mavs ha sido inesperadamente buena sin Nowitzki. Dallas se ubicaba cuarto en efectividad ofensiva hasta este martes por la mañana, lo que es increíble considerando que la temporada pasada ellos se ubicaban vigésimos aun con Nowitzki en la alineación.

Lo que es todavía más increíble es que han tenido un 60 porciento de efectividad en tiros de campo en juegos consecutivos -- algo que jamás habían hecho con Nowitzki en la alineación. (O Steve Nash, o Rolando Blackman, o hasta con Kurt Nimphius-- o sea, esto no había sucedido nunca para Dallas en sus 32 años de historia).

En este caso, el elenco de los Mavs se ha llevado inesperadamente bien. Ocho de los 10 Mavericks que han jugado al menos 30 minutos esta temporada tienen un rating de eficiencia de más de 16 y el noveno (Shawn Marion)no está muy lejos de esa cifra. Alentado por las leyes menos restrictivas para poseer armas en Texas,Chris Kaman es el líder con 22.1, pero los verdaderos protagonistas del equipo han sido los bases y escoltas. Darren Collison y O.J. Mayo han jugado mucho mejor de lo que se esperaba, mientras que veteranos como Vince Carter y Rodrigue Beaubois han tenido un muy buen arranque.

Los triples de los Mavs han sido una de las razones principales de ello, ya que han convertido un 51.2 porciento de ellos gracias en gran parte a los ridículos 18 de 27 de Mayo. Ese nivel es obviamente insostenible, pero lo más importante es que los Mavs ahora están tirando triples en vez de dobles largos. Además de Mayo, Carter, Beaubois, Collison y el novato Jae Crowder también han sido efectivos desde larga distancia.< /p>

Mientras tanto, Collison ha demostrado ser mucho más capáz como armador que lo que lo era en Indiana, repartiendo 34 asistencias y perdiendo el balón apenas seis veces, lo que incluye algunos pases muy lindos al otro lado de la cancha que él simplemente no hacía como un Pacer. Agreguemos que él tiene un 61 porciento de efectividad en tiros de campo y que promedia un punto cada dos minutos, y el canje por Ian Mahinmi se ve como un robo todavía mayor al que parecía ser inicialmente. (Ver a los Pacers jugar reafirma este punto de vista).

Las cosas se les pondrán más difíciles, especialmente desde que Marion se unió a Nowitzki en la enfermería. Pero lo más importante será ver como les va a los Mavs cuando Nowitzki regrese. Lo que se espera es que él mejore la capacidad de los Mavs para ser efectivos desde larga distancia, mientras eso no haya sido una casualidad, lo que les daría más espacio y sería algo similar a lo que hacía el equipo que salió campeón en el 2011. Eso también le presentaría un dilema imposible a sus oponentes una vez que Nowitzki consiga la pelota en su oficina justo antes de la línea de tiros libres. Como minimo, no parece haber razones para preocuparse por los bases y escoltas de los Mavs esta temporada.

Otras sorpresas notables del Oeste:


La defensa de Sacramento: Los Kings van últimos en eficacia ofensiva, lo que explica la razón por la cual van 1-3 esta temporada, pero el ver a un club tan displicente la temporada pasada convertirse en un equipo físico en defensa ha sido una linda sorpresa. Haber agregado a James Johnson como alero titular y tener a Marcus Thornton como recambio desde el banco de suplentes significa que los Kings ya no tienen a un mal defensor jugando en una posición que no es la suya. longer have a bad defender playing out of position; Ahora ellos poseen a tres gigantes como el trio de Johnson-Thompson-Cousins, lo que los vuelve mucho más atléticos en esa parte de la cancha.

Desafortunadamente, esto viene con un costo adicional en ataque  la incapacidad de Johnson para crear espacios los lastima, especialmente si se los combina con otro tirador poco efectivo como Tyreke Evans -- pero es mucho más fácil tomar a los Kings en serio como equipo si en verdad se esfuerzan defensivamente. Evans y Thornton, mientras tanto, siguen siendo propensos a ser inconsistentes, pero hay suficiente talent a su alrededor para compensar por ello. El pivote suplente Chuck Hayes también ha tenido un buen impacto ahora que está entero, especialmente el lunes por la noche, cuando se desmarcó de David Lee para frustrar una pantalla para Klay Thompson que le podría haber dado la victoria a Golden State.


lastname
Lillard

Damian Lillard: Yo tenía expectativas bastante bajas para el base novato de Portland, y hasta ahora él las ha sobrepasado con comodidad. Aun en un partido "malo" en Dallas, él no fue tan malo  encestando sus ocho tiros lires y perdiendo el balón apenas una vez. Él simplemente no podia encestar. Sin embargo, ese va a ser el menor de sus problemas a largo plazo, ya que después de todo tuvo un 40.9 porciento de efectividad en triples y un 88.7 porciento de efectividad en tiros libres mientras jugaba su última temporada en la universidad de Weber State. .

La realidad indica que él puede crear tiros eficazmente tanto para él mismo (anota un punto cada dos minutos) como para otros (8.6 asistencias cada 40 minutos, y casi tres de ellas por cada balón perdido) es algo tremendamente positivo. Al verlo jugar en persona la semana pasada, pude ver mucho de Chauncey Billups en su manera de jugar. Él no será tan físico como Billups, pero es un base inteligente, eficaz y difícil de desanimar que es buen tirador y sabe como provocar faltas. Lo peor que puede suceder es que esas características lo mantendrán en la liga por un tiempo largo. Lo mejor sería que lo propulsen al estrellato.


New Orleans: Lo único que es más sorprendente que el que los cinco equipos de la división Sudoeste poseen una mejor marca que cualquiera de los cinco de la división Pacífico es que los Hornets poseen una marca de 2-1. Su única derrota fue una infartante contra los Spurs en los últimos segundos. Ellos vencieron a Utah tras perder a su novato estrella Anthony Davis en los primeros momentos del partido, y luego fueron a Chicago y ganaron otra vez.

Todo esto ha ocurrido a pesar de que un futuro agente libre como Eric Gordon no haya jugado un solo partido mientras se ve rodeado por la especulación (incluyendo de parte de su propio entrenador) sobre que tan grave es su lesión en la rodilla y que tanto lo afectan otros factores. Factores como, por ejemplo, sus ganas de jugar en otro lado. Lo que empeora las cosas es que su reemplazante más obvio, el novato Austin Rivers, ha jugado muy pero muy mal.

Pero no importa. Los Hornets están haciendo lo mismo que lo que hacían la temporada pasada bajo la tutela de Monty Williams  jugando con un esfuerzo arrollador y sorprendiendo a cualquier rival que no esté listo para enfrentarlos.

Los jugadores más jóvenes, en particular, en particular, se han destacado. Al-Farouq Aminu está apuntando a tener la major temporada de todos los tiempos para un jugador que vio rechazada a su opción para un cuarto año de contrato. Greivis Vásquez, a quién dejé estúpidamente fuera de mi equipo de jugadores revelación ya que Rivers me gustaba más, está quinto en la NBA en cantidad de asistencias y anotó la canasta ganadora para derrotar a Utah.

Los Hornets también han sabido mantenerse fuertes en la zona pintada sin Davis gracias a su recambio. Robin Lopez y Jason Smith son dos gigantes muy productivos, mientras que Ryan Anderson sigue confundiendo a las defensas rivales con su habilidad.

Uno podría pensar enque los Hornets pueden llegar a los playoffs si siguen así y recuperan a Davis y a Gordon, considerando la aparente debilitación de la Conferencia Oeste. Como mínimo, esto podría convencer a Gordon de que su rodilla no duele tanto después de todo.


John Hollinger es colaborador de ESPN Insider. Consulta su archivo de columnas.