Almeyda: "Está costando un poco"

Actualizado el 7 de noviembre de 2012
Servicios de ESPN.com

Matías Jesús Almeyda
Fotobaires.comEl DT de River descartó una posible renuncia

BUENOS AIRES -- Matías Almeyda reconoció en "La Oral Deportiva Extra" que todos se entusiasmaron con que "River peleara el campeonato, pero es muy difícil volver y estar en los primeros puestos". Además, reconoció que "siempre" pidió a Andrés D'Alessandro como refuerzo.

El técnico millonario dijo que "admira" a Alex Ferguson (DT desde hace 26 años del Manchester United) pero aseguró que "la comparación es totalmente alejada", en referencia a lo que había dicho el vicepresidente Diego Turnes, sobre él.

Con respecto a su experiencia personal como entrenador, reiteró que el año "en la B no fue para nada fácil" y admitió que el regreso a Primera les está "costando un poco".

"Todos nos entusiasmamos con que este River peleara el campeonato, pero es muy difícil volver y estar en los primeros puestos. Hoy el presente indica que tendríamos que tener cuatro puntos más, pero esperamos llegar a diciembre con la mayor cantidad de puntos posibles", confesó Almeyda en su diálogo con ESPN Radio en Rivadavia.

Almeyda dijo que respeta las opiniones de todos y sabe que en River está en la mira permanentemente, pero señaló que su equipo "no es el único que está falto de fútbol" y que el nivel es muy parejo. "Sólo Vélez nos superó, el resto de los partidos fueron parejos, con poco fútbol y mostrando el presente de todos los equipos. El fútbol argentino es muy irregular y River forma parte de él", explicó.

Por otra parte, aclaró que no puso una cantidad de puntos como objetivo: "Tenemos que sumar lo más posible", remarcó.

Con respecto a su relación con la prensa y los hinchas, no le preocupa si lo reconocen o no. "Trabajo en función del equipo que amo y en función de mejorar como entrenador cometiendo los menores errores posibles. Dirijo hace un año y medio y no hay semana que no me critiquen algo. A veces se hace muy difícil, pero el amor que tengo por River hace que siga adelante".

Y contó que aquella vez que Daniel Passarella tuvo que salir a respaldarlo públicamente, porque se hablaba mucho sobre su posible salida, sólo se reunieron tres minutos y el presidente del club le aseguró que no había dicho nada al respecto.

"No hay semana que no me critiquen algo. A veces se hace muy difícil, pero el amor que tengo por River hace que siga adelante"

"No pienso en todo lo que se dice. En el fútbol todos sabemos lo que cada uno habla. A veces, es doloroso saber de dónde salen las cosas y cómo se crean. Yo sólo tengo que trabajar y buscar el mejor equipo para que salga a la cancha".

"Todos trabajamos por el bien de la institución. Ojalá que en el fútbol argentino los técnicos podamos trabajar con proyectos a largo plazo. Los mejores ejemplos están en los equipos que apuestan a eso. Caso Vélez, All Boys, Belgrano, que están dando buenos resultados. Cambiar cada tanto no es lo conveniente, pero en definitiva uno es un trabajador del club y tiene que acatar las decisiones", siguió.

Y yendo a su caso en particular, repasó en diálogo con "La Oral": "Vine en un momento complicado igual que muchos jugadores, los dirigentes también le pusieron el pecho y el objetivo de todos es que River vuelva a ser el que todos conocemos. No va a ser fácil, pero ojalá que la paciencia esté de nuestro lado. Yo sí tengo paciencia y ganas de seguir. La dirigencia me demuestra apoyo, por lo menos cada vez que me reúno y hablo con ellos es así".

"Se está haciendo un buen trabajo con los juveniles. Los vamos llevando de a poco. Siempre se los prioriza mucho y les doy confianza. Pudiendo lograr el proyecto a largo plazo se podrán ver mas jugadores de las inferiores en la primera", continuó su idea en ESPN Radio.

Y se mostró optimista sobre el futuro del equipo: "Ojalá vea a River campeón el próximo semestre. El campeonato que viene va a ser diferente a este. Venimos de jugar un año muy complicado. Con cada pretemporada se va a ir mejorando todo. A mi como técnico, cada mes que pasa me va dejando cosas buenas y malas también".

Aunque también hizo autocrítica, por su corta experiencia como entrenador: "Me arrepiento de un montón de cosas. No es fácil salir de jugador, entrenar a tus excompañeros y tomar decisiones. Priorizo mucho tener un grupo grande, pero eso lo cambiaria porque no es bueno tener tantos jugadores. Lo ideal serían 8 o 9 jugadores menos".

El Dt reconoce que les falta "regularidad a nivel resultados", pero aseguró que, pese al cambio constante de jugadores y esquemas, "la manera de jugar siempre fue la misma". Y explicó: "Muchas veces se habla de tantos cambios, pero eso se debe a los rivales que enfrentamos y además porque le doy la posibilidad a jugadores que en la semana demuestran que quieren estar".

Sobre las variantes que introducirá en el próximo partido ante Unión, Almeyda adelantó que "es muy probable" que juegue con tres delanteros y confirmó el ingreso de Ledesma. Por otra parte, ve "muy difícil jugar con enganche" y más porque en River sólo tiene a Manuel Lanzini, a quién consideró que "todavía le falta un poquito". "El futbol argentino en sí tiene pocos enganches", dijo. A veces por querer jugar lindo y demostrar que jugamos con enganche tenés que pensar en el resultado. A veces tenés que tomar riesgos de una manera y a veces de otra".

"A D´Alessandro siempre lo pedí. Sabemos que es caro. (...) Es complicado que venga, pero siempre lo pedí".

También se refirió al capitanía que recibirá Ezequiel Cirigliano, ante la suspensión de Leo Ponzio y la baja de David Trezeguet. Valoró que el volante es jugador de las inferiores y quiso darle un "compromiso y una responsabilidad dentro y fuera de la cancha".

Sobre el estado de David Trezeguet, deseó que "se recupere pronto" y que pueda volver sin dolor para "rendir como él sabe". Pero reconoció que "está lejos de poder entrenar con todos".

De cara al próximo año, Almeyda dijo que está analizando refuerzos, y señaló: "En las posiciones que estamos necesitando no veo al jugador que me interese".

Con respecto al posible retorno de Andrés D'Alessandro, el DT aceptó que lo quiere, pero consideró muy difícil que se concrete el pase: "A D´Alessandro siempre lo pedí. Sabemos que es caro. No me meto en lo económico, pero siempre fue primero en la lista de los jugadores que pido. En el caso que venga si jugaríamos con enganche. Es jóven, tiene contrato largo y es difícil que el club (Inter de Brasil) se desprensa de él si no es por una compra. Es complicado que venga, pero siempre lo pedí".