Palmeiras: amenazan a jugadores

null
AP

SAO PAULO -- Los fanáticos del Palmeiras, el club brasileño que más títulos nacionales ha ganado, están tan decepcionados con el estado actual del equipo que algunos futbolistas han tomado la precaución de contratar guardaespaldas.

Hernan Barcos
APEl argentino había renovado, pero se fue

Las amenazas violentas de grupos de fanáticos han aumentado a medida que el equipo está al borde del descenso en la liga brasileña por segunda vez en diez años.

Además de la contratación de guardias por parte de los jugadores, el técnico Gilson Kleina ha hablado sobre la necesidad de evitar una tragedia, y el astro del equipo, el delantero argentino Hernán Barcos, ha dicho que no vale la pena quedarse en el club si teme por su seguridad.

Incluso el ministro de deportes de Brasil ha pedido que cesen las amenazas.

Palmeiras ganó este año la Copa Brasileña bajo la dirección del técnico Luiz Felipe Scolari, pero ahora está a siete puntos de la seguridad con solo cuatro fechas por delante.

Después del decepcionante empate 2-2 como local contra Botafogo el domingo, algunos hinchas trataron de invadir el terreno, hirieron a dos policías y forzaron a la federación local de fútbol a prohibir la presencia en los partidos del mayor grupo de fanáticos del equipo,

La noche posterior al partido, en uno de los muros del club apareció pintada una leyenda con una amenaza de muerte al presidente Arnaldo Tirone. Y durante la semana, algunos jugadores dijeron que empezaron a recibir amenazas en llamados telefónicos anónimos.

Los desaforados advirtieron al director del club, César Sampaio, viejo ídolo del Palmeiras, que se "cuidara la espalda".

"No sabemos si estas amenazas son reales o no", dijo Sampaio, "pero hemos estado hablando con los jugadores para tratar de que no sufran emocionalmente. Es importante mantener la calma en un momento como este".

El técnico Kleina, que reemplazó a Scolari después que el ganador de la Copa Mundial no pudo mejorar la situación del equipo, dijo temer por la seguridad de los futbolistas.

"Tenemos que ser cuidadosos para evitar una tragedia", afirmó. "Tenemos que cuidar de estos jugadores, especialmente los menos experimentados".

Barcos, que ha anotado 27 goles desde que se incorporó al club a comienzos de año, dijo que consideraba irse si no se sentía seguro. "Si hay que vivir así, manejando un auto blindado y con una pistola en la mano, prefiero regresarme", afirmó.

Palmeiras ocupa el puesto 18 entre los 20 equipos de la liga brasileña y solo suma 33 puntos en 34 partidos. Perdió 19 veces, más de la mitad de sus partidos. Su próximo encuentro es el domingo como local contra el líder Fluminense. El resultado podría dar el título a Fluminense y determinar el descenso de Palmeiras, dependiendo de otros resultados. Los cuatro últimos descienden; Palmeiras está a tres puntos de Sport, que está en el puesto 17, y a siete de Bahía, el 16.