¿Cabrera JMV? Cuidado que no

Actualizado el 11 de noviembre de 2012
AP

NUEVA YORK -- Campeón de promedio, jonrones y carreras impulsadas, Miguel Cabrera conquistó la primera Triple Corona que concede el béisbol de grandes ligas en 45 años. Semejante logro debería garantizar el premio el Jugador Más Valioso de la Liga Americana, ¿verdad?

Tal vez no.

El asunto no es tan sencillo. Anote este nombre: Mike Trout, un novato cuyo desempeño en otras facetas del juego, créase o no, le da las mismas posibilidades de ser consagrado.

Cabrera y Trout han generado el debate más apasionado que se ha visto en mucho tiempo en el béisbol profesional de Estados Unidos, el cruce entre dos bandos que defienden a capa y espada contrastantes criterios.

Los que avalan a Cabrera, quien podría convertirse en el primer venezolano en obtener el premio, pertenecen a la vieja guardia. Resaltan el impacto histórico de una triple corona, un logro que no se concretaba en las mayores desde la campaña de Carl Yastrzemski en 1967.

Además, insisten, el equipo de Cabrera (los Tigres de Detroit) se clasificó a la postemporada hasta alcanzar la Serie Mundial, mientras que el de Trout (los Angelinos de Los Angeles) quedó fuera.

Cabrera encabezó la Liga Americana con promedio de bateo de .330, 44 jonrones y 139 carreras empujadas, la trinidad de estadísticas que convencionalmente han medido la excelencia ofensiva a lo largo de la historias de las Grandes Ligas.

"No debe haber discusión, Miguel Cabrera es el MVP", comentó el manager de los Tigres Jim Leyland.

En la otra esquina, sin embargo, se encuentra un nuevo grupo armado con estadísticas avanzadas que sostiene que el auténtico valor de un pelotero no se puede seguir midiendo con la trinidad de cifras de siempre, las de la triple corona. Trout, aseguran, es mucho más completo que Cabrera y lo supera ampliamente en velocidad y defensa.

Y recuerdan que Trout también ha hecho historia como el primer novato con 30 jonrones y 40 robos en una temporada en la que no fue subido hasta tres semanas después de haber comenzado. A sus 21 años fue el más joven con una campaña de 30-30 (jonrones y robos).

Trout terminó con promedio de .326, segundo detrás de Cabrera en el circuito. Acumuló 30 jonrones con 83 impulsadas. Fue el líder de las mayores con 49 bases robadas en 54 intentos y anotó 129 carreras, 20 más que Cabrera en 22 juegos menos que el venezolano.

En cuanto a defensa, Trout cometió cuatro errores en los jardines y compiló una larga lista de atrapadas que con facilidad se presentaban en las jugadas destacadas del día. Cabrera acumuló 13 errores tras aceptar irse a la tercera base, luego que los Tigres contrataron al inicialista Prince Fielder.

Cuando Trout recibió el llamado para subir a las mayores, los Angelinos tenían marca de 6-14. El récord posterior del equipo fue de 83-59.

El manager de los Yankees Joe Girardi propuso una solución salomónica: "Dividan el premio a la mitad. Los dos tuvieron años sensacionales".

Sin embargo, ganar la Triple Corona no significa que es automático ser premiado como el Más Valioso.

Nueve bateadores completaron la proeza desde que el galaradón empezó a ser repartido en 1931 y en cuatro ocasiones un ganador de la Triple Corona fue superado en la votación del Más Valioso.

Ocurrió en 1933 cuando Chuck Klein (Filis) quedó detrás del lanzador Carl Hubell (Gigantes de Nueva York). Al año siguiente, la historia se repitió con Lou Gehrig (Yankees), relegado por el catcher Mickey Cochrane (Tigres).

Ted Williams de Boston pagó caro su mala relación con cierto grupo de periodistas al perder ante el segunda base Joe Gordon (Yankees) en 1942 y luego ante el jardinero Joe DiMaggio (Yankees) en 1947.

Más que nunca, el factor que ha terciado en el debabe de este año ha sido una nueva estadística que llevas las siglas WAR. Su traducción literal es Victorias Sobre Jugador Sustituto. En resumidas cuenta, es una fórmula que compila una amplia gama de estadísticas y lo que procura es medir con mejor precisión el aporte del pelotero al éxito de su equipo.

Trout fue el mejor de las Grandes Ligas en cuanto a WAR esta temporada con una nota de 10.7, según la cuenta que computa el portal baseball-reference.com. Cabrera, por su lado, terminó con 6.9, el cuarto en la Americana.

Frank Robinson, ganador de la Triple Corona en 1966, insiste que completar la Triple Corona es trascendental.

"Me parece que la gente toma a la ligera la Triple Corona. Yo creo que es lo más importante que en lo individual puede conseguir un bateador. No es lo más fácil. No conozco a nadie que empieza el año diciendo: 'voy a ganar la Triple Corona'''.

También se insiste que Cabrera merece más crédito debido a que los Tigres se clasificaron a la postemporada, mientras que los Angelinos de Trout no lo hicieron.

El criterio de la votación menciona que tal circunstancia no debe ser considerada como prioritaria. Pero es rarísimo cuando el ganador no sale de un equipo que fue a los playoffs. La única vez en las últimas dos década que el Más Valioso de la Americana estuvo en un equipo que no se clasificó a la postemporada fue 2003, cuando Alex Rodríguez fue laureado pese a que los Rangers de Texas fueron últimos.

Quienes deciden son 28 miembros de la Asociación de Redactores de Béisbol de Nortamérica con derecho a voto.

Todo parece indicar, en base a los antecedentes recientes, es que Cabrera será el premiado.

"El hecho que lideró a los Tigres a la postemporada con un monstruoso septiembre le permiten tener un leve favoritismo sobre Trout, pero Trout tendrá mucho apoyo por enorme año", dijo Mark Feinsand, reportero de del New York Daily News, quien vota por el premio. "Creo que el repunte de Detroit al final de la temporada tendrá más incidencia para que Cabrera sea el Más Valioso que la Triple Corona".

Este es el primer año que los premios en Grandes Ligas se presentan con un anuncio previo de finalistas, además que la divulgación será a través de la MLB Network, el canal de televisión de Grandes Ligas.

Cabrera y Trout quedaron como finalistas, junto Adrián Beltré y Josh Hamilton de los Rangers de Texas y Robinson Canó de los Yankees de Nueva York.

En los otros premios:

Más Valioso, Nacional: Ryan Braun (Cerveceros) puede repetir, pero el favorito es Buster Posey (Gigantes) tras ganar el título de bateo y cargarse el equipo luego de la suspensión por dopaje de su compañero Mleky Cabrera. También entre los finalistas está el receptor puertorriqueño Yadier Molina (Cardenales).

Cy Young, Americana: Lucha cerrada entre David Price (Rays) y Justin Verlander (Tigres), ganador el año pasado.

Cy Young, Nacional: R.A. Dickey (Mets) pueden convertirse en el primer nudillero en ganar el premio. Gio González (Washington) y Clayton Kershaw (Dodgers), el último ganador, son sus rivales.

Novato del Año, Americana: Muy fácil. Trout. El jardinero cubano Yoenis Céspedes (Atléticos) y el lanzador japonés Yu Darvish (Rangers) son los otros finalistas.

Novato del Año, Nacional: Un buen cierre en septiembre debe darle el premio a Bryce Harper (Nacionales) encima de Todd Frazier (Rojos) y Wade Miley (Diamondbacks).

Manager del Año, Americana: Bob Melvin (Atléticos) asoma con una leve ventaja sobre Buck Showalter (Orioles).

Manager del Año, Nacional: Davey Johnson (Nacionales) por muy poco ante Dusty Baker (Rojos) y Bruce Bochy (Gigantes).