La debacle del equipo verde

La lluvia de declaraciones en torno a una posible postemporada sentó mal a Jets

null
Por Marly Rivera
ESPNdeportes.com
Archivo

"¿Playoffs? ¡Tienes que estar bromeando! ¿Estamos hablando de playoffs?"

SEATTLE -- La célebre frase de Jim Mora, una de las más citadas en la historia de la NFL por su tono irónico tras una pregunta sobre clasificar a la postemporada después de una vergonzosa derrota de los Indianapolis Colts, debería ser el nuevo mantra de los New York Jets.

Russell Wilson
APWilson lideró la ofensiva con dos pases de anotación

Rex Ryan afirmó durante la pretemporada que este año "no habrían promesas", sin embargo, Antonio Cromartie y LaRon Landry no se aplicaron el cuento del siempre franco entrenador en jefe de los Jets.

Los jugadores defensivos aseguraron que no sólo clasificarían a los playoffs, sino que los Jets vencerían ampliamente a sus rivales de turno, y el resultado fue idéntico: dos derrotas consecutivas.

Landry dijo que Nueva York destruiría a los Dolphins: los Jets fueron desmantelados 30-9 por Miami.

Cromartie afirmó que el puesto de los Jets en los playoffs "estaba asegurado", y que todo comenzaba la tarde del domingo en Seattle, y el equipo neoyorquino sufrió otro miserable revés, esta vez por marcador de 28-7, el cuarto en sus últimos cinco partidos.

"Hogar, dulce hogar", fueron las primeras palabras del mariscal de los Seahawks Russell Wilson tras la victoria, el quinto triunfo al hilo en su sede del CenturyLink Field, donde permanecen invictos.

"Fue una gran victoria para nosotros. Lo mejor fue que no tomamos decisiones incorrectas, y supimos salvar las jugadas cuando cometimos errores, eso marcó la diferencia. Los Jets hicieron una gran labor en defensa y afortunadamente en la segunda mitad pudimos reagruparnos y tuve la protección necesaria para completar jugadas importantes, además de las grandes jugadas que lograron mis compañeros", añadió Wilson, el primer quarterback novato en la historia de la NFL en arrancar la temporada 5-0 en casa.

La defensiva verde hizo una buena labor en la primera mitad, anotando los únicos puntos tras una de dos pérdidas de balón de Seattle, y limitando a Marshawn Lynch a sólo 39 yardas, pero al llegar la hora de la verdad, los últimos 30 minutos de partido, la agotada línea verde no pudo contener el empuje de los 'Hawks.

Lynch se convirtió en uno de los primeros integrantes del exclusivo club de las 1,000 yardas de mediados de temporada, registrando 85 en la segunda mitad rumbo a un total de 124, con unos Seahawks, que a pesar que no fue "bonita", hilvanaron una importante victoria que los mantiene pisándoles los talones a los líderes de la NFC Oeste, los San Francisco 49ers.

"Fue un importante triunfo para nosotros, me siento muy orgulloso de nuestro equipo. No fue una buena primera mitad y seguimos luchando. Nos mantuvimos jugando en conjunto y finalizamos con una excelente segunda mitad. Con una gran afición y un poco de lluvia, que es algo típico de nuestro estadio, triunfamos con estilo", afirmó el coach Pete Carroll, quien fue entrenador de Sánchez en su alma máter, USC.

No obstante, en su propia rueda de prensa post partido, Sánchez siguió afirmando que el equipo verde aun tiene esperanzas de clasificar a la postemporada.

"No hay duda. Sé que podemos hacerlo", afirmó el mariscal de campo mexicoamericano, quien completó apenas 8 de 19 pases para 119 yardas, sin ningún touchdown, y quien sigue teniendo uno de los peores índices de pasador en toda la NFL. "Sólo tenemos que darle vuelta a la temporada, y eso empieza conmigo".

Para ser justos, los Jets han logrado, "darle vuelta" a la temporada en dos ocasiones anteriores.

Durante la temporada de 2002, arrancaron con record de 25 y finalizaron 97, conquistando su segundo título divisional. En 2009, la primera campaña de Ryan al mando del equipo, una marca de inicio de 4-6 no les impidió llegar a los playoffs.

Sin embargo, esta edición del plantel verde es muy distinta a aquellos inspirados equipos de 2002 y 2009, sin Darrelle Revis, sin Santonio Holmes, sin un juego por tierra definido, con una pobre secundaria, con una pésima defensiva por tierra y con una deficiente ofensiva timoneada por Sánchez y apoyada por un inefectivo Tim Tebow.

"Tenemos que ganar los próximos siete partidos, y creo que podemos lograrlo", dijo el receptor Jeremy Kerley, otro de los soñadores que escuchamos en Seattle.

Cabe destacar que este domingo, 11 de noviembre, era el cumpleaños número 26 de Mark Sánchez, el cual celebró con el peor regalo, ser víctima de tres capturas y registrar su cuarta intercepción en la zona de anotación esta temporada.

Ya es evidente que ese lejano 23 de enero de 2011, el más reciente partido de playoffs de los Jets, la derrota en el campeonato de conferencia en Pittsburgh, será el último recuerdo para todos los fans neoyorquinos viendo a los hombres de verde jugando fútbol americano en enero.

La peor marca en la historia de los New York Jets es 1-15, pero un 3-13 en 1995 es el segundo peor record en la historia, y mirando hacia adelante esta temporada, nos parece que podrían empatarlo; aunque nosotros sí nos reservamos cualquier predicción.


Marly Rivera ha cubierto los deportes de Nueva York desde 2004 como reportera, columnista y comentarista de MLB, NFL y NBA, además de fútbol internacional. Ella cubre a los Yankees y Mets para ESPNDeportes.com; es también reportera de camerino de Yankees, Mets, Giants y Jets para ESPN Deportes Nueva York 1050AM.  Puedes seguirla también en Twitter: @MarlyRiveraESPN. Consulta su archivo de columnas.