Reacción al empate de Rams y 49ers

San Francisco y St. Louis se fueron sin triunfo ni derrota de su cita en Candlestick

Actualizado el 11 de noviembre de 2012
Mike Sando Por Mike Sando
ESPN.com
Archivo

SAN FRANCISCO -- Algunas reflexiones respecto al empate entre los St. Louis Rams y San Francisco 49ers, 24-24, en Candlestick Park:

Lo que significa: Los Rams probaron que serán un rival complicado para cada uno de los equipos de la NFC Oeste, no solamente para los Arizona Cardinals y Seattle Seahawks. Serán duros en contra de los mariscales de campo, ahora que Jeff Fisher es su entrenador en jefe. Y con Sam Bradford como mariscal de campo, pueden retar a una defensiva de calidad, de visita, con buen nivel de juego en el cuarto periodo. Pero fueron un desastre cuando más importaba, cometiendo castigos y empleando de manera cuestionable los tiempos fuera.

Mientras tanto, los 49ers repentinamente lucieron vulnerables antes de un altamente anticipado duelo de "Monday Night Football" en contra de los Chicago Bears. Llegan con dudas por lesiones luego de que el mariscal de campo, Alex Smith, sufrió una conmoción en el primer tiempo, y no volvió.

Lo que me gustó: Se trató de otro juego físico de la NFC Oeste. Parecía hace algunas semanas que los Rams podrían no tener lo suficiente para pelear en la temporada. Esas dudas quedaron disipadas rápidamente este domingo. Los Rams le hicieron juego a San Francisco al ganar en la línea de golpeo de manera sorpresiva. También tomaron la iniciativa con jugadas agresivas, simbolizadas por el engaño de patada de despeje que convirtieron desde su zona de diagonales mientras estaban arriba por 14-7 hacia el final de la primera mitad.

Colin Kaepernick
APKapernick no tuvo una actuación precisa por aire con sus pases

El apoyador de los Niners, Patrick Willis, y el corredor de los Rams, Steven Jackson, ofrecieron un memorable enfrentamiento por la marca del primer intento en una jugada de tercera y larga. Ambos eran los mejores jugadores de equipos malos en el pasado. Se han convertido en símbolos de excelencia, sin importar las circunstancias. Jackson peleó hacia adelante por el primer intento y recibió ayuda de sus compañeros. Su casco salió volando, permitiendo un golpe franco por la manera en que buscaba el yardaje adicional. Para Jackson, perder el casco también tuvo un valor práctico. Acabó con la jugada, adelantándose a lo que podría haber sido señalado como balón suelto.

Los equipos especiales de los 49ers no han sido buenos en general en la temporada, pero respondieron al menos una vez cuando fue necesario este domingo. Tramaine Brock forzó un balón suelto durante una devolución de los Rams para preparar la anotación de 20 yardas de Frank Gore cuando los 49ers tomaron ventaja de 21-17 a mediados del cuarto periodo. Gore corrió de manera destacada.

Los Rams tuvieron éxito en dos engaños de patada de despeje incluyendo una para prevenir un tres y fuera cuando estaban abajo por 21-17. Bradford, uno de los mejores pasadores de cuarto periodo en la campaña, encontró a Danny Amendola por el medio en una tercera oportunidad para mantener viva la misma marcha. Jackson hizo un gran trabajo bloqueando la carga para permitir a Bradford lanzar pase de anotación de 2 yardas para Austin Pettis, cuando los Rams tomaron una ventaja de 24-21 con 1:09 por jugar.

Lo que no me gustó: Golpear al pasador rival siempre es un objetivo, pero nunca es bueno cuando uno de ellos sale conmocionado. Smith sufrió su segunda concusión en igual número de campañas. Había completado 7 de 8 pases con un touchdown antes de salir en la primera mitad. Un fuerte golpe del apoyador de los Rams, Jo-Lonn Dunbar, podría haber sido la causa.

Smith se unió a Kevin Kolb de Arizona (capturado nueve veces por los Rams) y Russell Wilson de Seattle (interceptado por ellos tres veces) como mariscales de campo que han sufrido en juegos contra St. Louis. Su reemplazo, Colin Kaepernick, mostró problemas de precisión, errando pases hacia Vernon Davis y Kyle Williams cuando estaban descubiertos. Pero su habilidad para escapar por tierra fue crítica para los 49ers mientras lograron venir de atrás en el marcador.

Los Rams, mientras tanto, jugaron sin el receptor Chris Givens ni el esquinero Janoris Jenkins. Ambos estuvieron inactivos por violar reglas del equipo. Givens y Jenkins defraudaron a sus compañeros de cara a un partido crítico, mientras los Rams buscaban recuperarse después de un par de derrotas duras.

Pregunta para el entrenador: Fisher merece estar bajo la lupa por pedir tiempo fuera antes de que los Rams anotaran su touchdown de la ventaja en el cuarto periodo. Eso dejó a los 49ers con tiempo suficiente para recorrer el campo para el gol de campo del empate. San Francisco hizo justamente eso. La defensiva de los Rams no pudo conservar la ventaja ante Detroit en la Semana 1, y lo mismo sucedió en este partido.

Problemas de castigos: Los Rams habían completado lo que parecía un pase de 80 yardas para Amendola en tiempo suplementario. Hubieran tomado posesión para anotar el touchdown de la victoria en primera y gol.

Pero los oficiales penalizaron al tackle izquierdo Rodger Saffold, por no reportar como receptor elegible. Este tipo de castigos a menudo resultan por el receptor alineándose de forma errónea. El receptor abierto Brandon Gibson aparentemente no estaba en la línea de golpeo al momento del centro. Fue un error horrible en una situación crítica.

Los Rams más tarde tuvieron a dos jugadores en movimiento mientras intentaban acomodarse para el gol de campo del triunfo en la prórroga. También fueron castigados por demora de juego cuando el intento de Greg Zuerlein cruzó los postes desde 52 yardas. Fue el castigo Nº 12 en contra de los Rams. El equipo aún tenía un tiempo fuera por usar, así que no había razón por la demora.

Lo que sigue: Los 49ers enfrentan a los Bears en lunes por la noche. Los Rams juegan en casa ante los New York Jets.


Mike Sando se unió a ESPN.com en 2007 después de nueve temporadas cubriendo a los Seattle Seahawks para el Tacoma (Wash.) News Tribune. Consulta su archivo de columnas.