Masters: definen Djokovic y Federer

null
ESPNtenis.com

LONDRES -- A frotarse las manos. Los dos mejores tenistas del mundo, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer, juegan este lunes la final de la Copa Masters en Londres, tras eliminar en las semifinales al argentino Juan Martín del Potro y el escocés Andy Murray, respectivamente. Y el duelo personal favorece al helvético por 16-12.

Federer y Djokovic
Getty ImagesFederer lidera 16-12 los duelos contra Djokovic

Federer, el tenista que más veces ganó el título de Maestro, ya que suma seis coronas, una más que el checo-norteamericano Ivan Lendl y que el estadounidense Pete Sampras. Buscará batir su propio récord ante el serbio, que se impuso en la final de 2008 al ruso Nikolay Davydenko, cuando el torneo se disputaba en Shanghai.

El de Belgrado, el único tenista que superó este año invicto la ronda previa (Federer cayó ante Del Potro en el tercer partido del "robin round"), se impuso en la tercera semifinal de la Copa de Maestros que disputaba, al término de una temporada en la que obtuvo el Abierto de Australia y cayó en las finales de Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos.

Como ocurrió con la remontada de Djokovic frente a Del Potro, también mostró una convicción inquebrantable en su juego Federer, que eliminó en Londres, ante 15.000 espectadores que alentaron al ídolo local, a Murray. El escocés, ahora 3º del ranking de la ATP, se quedó con las manos vacías en su mejor temporada, ya que ganó el US Open y la medalla de oro de los Juegos Olímpicos.

La final es en el gran estadio O2 Arena de Londres y la expectativa es enorme. Federer, que este año ganó su 7º título en Wimbledon (empató el récord de Sampras), pretende aumentar su marca histórica en el Masters a 7 copas.

Además, Federer, de 31 años, pretende igualar dos marcas importantes en cuanto a títulos oficiales: los 7 que obtuvo este año el español David Ferrer, siendo el máximo ganador, y los 77 del estadounidense John McEnroe, dueño de la 3ª marca histórica.

Por su parte, Djokovic ganó la final del Masters 2008 y llegó a semifinales en 2009, el primer año en que el torneo se disputó en el actual estadio de la capital inglesa.

Djokovic buscará imponer su velocidad, sus ángulos abiertos, apoyado en su gran contragolpe y a la vez tratando de tomar la iniciativa. Es claramente el mejor tenista en ambas facetas, ya sea forzando desde la base al adversario y contraatacando impecable.

Federer apunta a dominar los puntos sustentado en su servicio y su terrible derecha, con muchos cambios de ritmo, gracias a su magistral mano. Suele tener problemas cuando se le insiste sobre el revés, pero si está en un muy buen día con ese golpe y lo pega agresivo su potencial crece.

En los enfrentamientos personales, Federer lidera 16-12 contra Djokovic y 4-3 en finales. En 2012 están 2-2, ya que el suizo ganó los dos últimos partidos, ambos en superficies rápidas, y el serbio triunfó en ambos sobre canchas de arcilla.