Stepanek, con la mente en la Davis

Actualizado el 12 de noviembre de 2012
EFE

MADRID -- Una vez más, Radek Stepanek será clave. Culminada su participación en el Masters de dobles en Londres, no hay tiempo para cambiar el chip. Es que él y Tomas Berdych son los puntales del equipo checo de Copa Davis y lo serán desde el viernes, cuando en Praga disputen una nueva final ante España.

El checo, a punto de cumplir 34 años, se siente como "el último mohicano": "Trabajo muy duro. Provengo de una familia con tradición deportiva que me apoyó mucho cuando era un crío. Mis padres me dieron la oportunidad de jugar al tenis, todo mi secreto reside en eso, en la familia y en los entrenamientos. Y me siento orgulloso de que todavía puedo competir con los mejores, luchando por los trofeos y poniéndoselo difícil a los más jóvenes. Ahora tengo la oportunidad de disputar otra final de Copa Davis y es en Praga. Se convertirá en uno de los momentos memorables de mi carrera", afirma a hors de disputar una nueva final de Copa Davis.

Radek Stepanek
EFEStepanek ya piensa en la final

El exnovio de Martina Hingis, casado ahora con su compatriota Nicole Vaidisova, semifinalista en Roland Garros en 2006, recuerda en una entrevista concedida a EFE que aprendió mucho de la derrota que sufrió ante David Ferrer en la final de 2009 en Barcelona: "He jugado con David en muchos torneos. El de Barcelona fue el más duro, debido a las circunstancias. Era una final de Copa Davis. Y lo que aprendí es que no se termina el partido hasta que acaba. Ganaba dos sets a cero y tenía enfrente a uno de los mejores luchadores del circuito. David es como un "pitbull", no te da ni un solo punto gratis, y a medida que el partido se hace más largo, él es capaz de encontrar su mejor resistencia física, y eso demuestra lo duro que trabaja en los entrenamientos todos los días. Todo el mundo le respeta mucho.

Pero, claro, sabe que jugar de local hace de la serie algo distinto: "aquí será una historia completamente diferente. Jugaremos enfrente de nuestro público y hemos podido elegir la superficie. Será desde luego una ventaja. Cada equipo debe cuidar al máximo lo suyo. Sabemos lo fuerte que es España, independientemente de la pista, porque además hay tantos jugadores que se pueden hacer tres o cuatro equipos. La elegimos por nosotros, para estar a gusto y desde luego lograr la victoria. Pero en semifinales, Argentina tenía un gran récord sin perder durante muchos años en Buenos Aires y les ganamos. Todo puede suceder, pero en nuestras manos está traer la Copa para la República Checa después de 32 años".

También respondió sobre si es el dobles el punto clave: "no hay duda que nuestro récord en dobles en Copa Davis (11-1) esta ahí. Esta competición es muy especial para nosotros, y no tiene nada que ver con otros torneos ni con clasificaciones. Hay mucho alrededor, aficionados, público, y superficie propia. Estás concentrado únicamente en ganar tres puntos de la forma que sea, individual y dobles. Queremos mantener ese récord desde luego de una forma positiva".

Según Stepanek, ¿influye la ausencia de Nadal? "Con Nadal en el equipo las oportunidades serían más altas para España, y si hubiera venido tendríamos que manejar esa situación. Lo que tenemos es que cuidar lo que respecta a nosotros, sin importarnos lo que pase en el conjunto rival. Toda la responsabilidad estará en Berdych y en mí. Tenemos una gran relación, nos apoyamos mutuamente y vamos a ser una piña para ganar esta vez. Además la final de la Copa Davis es una gran motivación para mí".