Bruce Arians el más valioso de Colts

Actualizado el 13 de noviembre de 2012
AP

INDIANAPOLIS -- Chuck Pagano y Andrew Luck están recibiendo la atención de todos.

Andrew Luck, Bruce Arians
Getty ImagesArians tiene marca 5-1 en su interinato con los Colts

Hablen con alguien en el vestuario de los Indianapolis Colts y les dirán que el entrenador en jefe interino, Bruce Arians, es una parte importante de la gran temporada de Indianapolis, también. Quizás el mayor contribuyente de todos.

"Yo lo llamo el Jugador Más Valioso de nuestro equipo porque llegó y mantuvo las cosas por buen rumbo", declaró el apoyador externo, Robert Mathis. "Se está asegurando que nos hagamos cargo del legado de Chuck Pagano".

Arians está haciendo las cosas de la manera que siempre las ha hecho, con una personalidad apasionada y un deseo incansable de hacer las cosas bien.

Así que mientras el resto del mundo del fútbol americano de ve el progreso de Luck y la batalla personal de Pagano, Arians ha estado haciendo el trabajo sucio para mantener enfocado a este proyecto en reconstrucción.

Nadie puede objetar a los resultados.

En las seis semanas desde que reemplazo a su amigo cercano, quien fue diagnosticado con leucemia el 26 de septiembre, Arians ha llevado a los Colts a un récord 6-3 y sorprendentemente los ha puesto en la pelea por un lugar en los playoffs. Se las arregló para mantener abiertas las líneas de comunicación con Luck, encontrar el equilibrio entre ser entrenador en jefe y coordinador ofensivo, e incluso sorprendió a los jugadores de la defensiva por animarlos en la práctica cuando roban balones.

Habla e intercambia mensajes de texto regularmente con su amigo, sirviendo tanto como mensajero ente el entrenador y sus jugadores, pero también como un confidente de Pagano acerca de lo que viene dentro y fuera del campo.

"La quimioterapia le está funcionando bien en este momento, ha sido muy difícil", indicó Arians, de 60 años de edad, quien sobrevivió al cáncer de próstata. "Está experimentando que esa cuesta abajo se desliza, pero es fuerte, lo soportará".

Sin embargo pocos han visto lo que Arians ha hecho detrás de las paredes.

Ha estado trabajando horas extra para reunirse con Luck. Está trabajando tiempo extra para lidiar con las necesidades de los medios. Ha trabajado duro para mantener a Pagano y su batalla como lo más importante, asistir a tres eventos para recaudar fondos en las últimas seis semanas e instar a otros a hacer tiempo también. El viernes, Arians, Luck y Reggie Wayne serán los anfitriones de otro evento para recaudar fondos en un restaurante en el centro de Indianapolis.

Y sin embargo, nunca descuidó su trabajo.

Arians ha ayudado a los Colts a hacer una transición sin problemas de Peyton Manning a Luck, el nuevo rostro de esta franquicia, y una de las ofensivas más jóvenes de la liga ahora está ubicada en el quinto lugar general y octavo en yardas aéreas.

"Ha hecho un gran trabajo manteniéndonos enfocados en lo que es nuestra misión, en lo que es nuestro objetivo", señaló el apoyador externo, Dwight Freeney. "No se aleja mucho de lo que quiere Chuck. Es una especie de monstruo de dos cabezas, es Chuck estando ahí y Arians manteniendo esta nave bien aceitada".

El éxito no debería ser una sorpresa, dado el historial de Arians.

Pasó 20 años como asistente en la NFL, siendo mentor de dos de los mejores mariscales de campo de la liga --Manning y Ben Roethlisberger-- y parece tener a Luck siguiendo el mismo guión. Arians también ganó dos anillos de Super Bowl con los Pittsburgh Steelers y dirigió con Paul "Bear" Bryant durante su última temporada en Alabama, antes de aceptar el único puesto de entrenador en jefe que había tenido, en Temple de 1983 a 1988.

Sin embargo nunca tuvo la oportunidad de dirigir su propio equipo en la NFL, y parecía seguro que no sucedería cuando fue obligado a dejar el cargo de coordinador ofensivo de Pittsburgh al término de la temporada pasada.

Fue entonces que Pagano lo llevó a Indianapolis, y ahora mientras está en el lugar de Pagano, está haciendo cosas que nadie pensaba posibles.

En medio de una temporada en reconstrucción, Arians tiene marca 5-1 con un pasador novato, el noveno equipo más joven de la liga y ha ayudado a los Colts emerger, y no hundirse, después de perder a su entrenador en jefe a menos de un mes de iniciada la temporada. Incluso ha establecido un récord de franquicias de victorias para un entrenador en jefe interino.

¿Qué tan bueno ha sido?.

Únicamente ocho entrenadores en la historia de la liga han ganado más partidos después de un cambio a media temporada que Arians (cinco).

Si los Colts ganan cuatro de sus últimos siete partidos, Arians empataría el récord de la liga con Hamp Pool, quien ganó nueve juegos con Los Angeles Rams en 1952, y con Wally Lemm, quien ganó nueve encuentros con los Houston Oilers en 1961.

El único entrenador en ganar más de siete partidos fue Dan Coryell con los San Diego Chargers, quien ganó ocho juegos en 1978.

Incluso podría ser lo suficientemente bueno para poner a Arians entre los candidatos a entrenador en jefe del año de la NFL.

"Creo que eso será determinado por cómo terminas, no por cómo inicias", sentenció Freeney."En realidad es muy pronto, pero creo que ustedes podrían mencionarlo en esa conversación en este momento, porque ha tenido un equipo que ha sufrido cambios importantes y ha sido parte del avance de eso".

Incluso si Arians no tiene tiempo para reflexionar sobre esa posibilidad ahora.

"Se ha vuelto cada vez más fácil cada semana para mí, distribuir el tiempo en la televisión, radio y conferencias de prensa", expresó el entrenador. "Requieres una hora o dos al principio de la semana, y tratas de encontrar el mensaje que quieres dar cada semana. El resto del tiempo, trato de ser el coordinador ofensivo".