Independiente responsabiliza a Policía

null
DYN

BUENOS AIRES -- El vicepresidente de Independiente, Claudio Keblaitis, responsabilizó hoy a la Policía Bonaerense por el ingreso de barrabravas con pirotecnia al estadio, que luego arrojaron al arquero de Belgrano Juan Carlos Olave y provocaron la suspensión del encuentro.

"La pata que está fallando es la prevención policial, porque si están avisados desde las 11 de la mañana que algo va a suceder y pasa, es porque no se tomaron los recaudos necesarios", sostuvo Keblaitis en declaraciones a radio Mitre.

Y disparó: "Tiene que haber habido alguna vista gorda o connivencia de los controles para que estos inadaptados hayan ingresado con los explosivos".

Keblaitis explicó que los encargados del cacheo previo al ingreso al estadio son los efectivos de la Policía Bonaerense, mientras que los empleados de UTEDYC realizan el último control, en el que se revisan las entradas.

Sobre los rumores que daban cuenta de que la barra brava intentaría generar disturbios durante el encuentro, el vicepresidente del rojo contó que "Florencia Arietto (jefa de seguridad del club) se comunicó al mediodía con efectivos de la primera de Avellaneda para reforzar y que estén atentos porque podía haber algún tipo de desmanes".

El encuentro entre Independiente y Belgrano de Córdoba fue suspendido previo al inicio del segundo tiempo, cuando barrabravas locales le arrojaron una bomba de estruendo a Olave, y luego varias más al grupo de jugadores que se acercó a socorrer al arquero.