Reacción rápida al triunfo de los Jets

Jets rompieron su racha de tres derrotas consecutivas con triunfo ante los Rams

Actualizado el 18 de noviembre de 2012
Por Rich Cimini
ESPN.com

Bilal PowellAPBilal Powell anotó los primeros dos touchdowns terrestres de su carrera ante los St. Louis Rams.

ST. LOUIS -- Los New York Jets finalmente encontraron un rival peor que ellos. Superando una semana de polémica y distracciones fuera del campo, vencieron a unos pobres St. Louis Rams, 27-13, cortando una racha de tres derrotas consecutivas en el Edward Jones Dome.

Lo que significa: Los Jets (4-6) evitaron la humillación de perder contra su ex coordinador ofensivo, Brian Schottenheimer. Y lo más importante, mantuvieron con vida sus esperanzas de llegar a los playoffs. Pero vamos a ser realistas aquí: Le ganaron a un mal equipo. Todo lo que esto hace es comprarles más tiempo, los Jets aún tienen un largo camino por recorrer antes de que debamos tomarlos en serio de nuevo. Pero al menos esto debería eliminar algunas nubes en su paisaje.

Sanchez puede respirar: Ante la creciente presión, Mark Sanchez respondió con uno de sus mejores partidos de la temporada. Fue maltratado al principio por los cuatro frontales de los Rams, pero tomó el control con un pase de touchdown de 25 yardas a Chaz Schilens, dándole a los Jets una ventaja 10-7. Sanchez (15 completos en 20 intentos para 178 yardas y un touchdown) completó pases a nueve receptores diferentes. Eso sí, los Rams no han forzado ninguna pérdida de balón desde la Semana 5. Esto debería calmar la controversia Sanchez-Tim Tebow, al menos por algunos días.

Sparano versus Schottenheimer: Sabemos que la ofensiva de los Jets no es buena. Ahora sabemos que la ofensiva de los Rams es aún peor. Los Jets superaron en yardas a los Rams 289 a 281, en una batalla de dos ofensivas pobres, ninguna de las cuales producirá un jugador de Pro Bowl. Pero denle algo de crédito al coordinador ofensivo de los Jets, Tony Sparano. Hizo tres buenas llamadas en zona de puntos, todas en jugadas de tercera y largo, dos acarreos, ambos resultaron en touchdowns de Bilal Powell, y un pase pantalla a Powell. Claramente Sparano no quiere que Sanchez se retrase y lance, considerando sus recientes errores en zona roja.

¿Un cambio de corredores? Shonn Greene dio a entender la semana pasada que debería haber un cambio de mariscales (afirmando que fue mal citado). Considerando el desempeño de Powell (anotando en acarreos de cinco y 11 yardas), algunos podrían preguntarse si debería haber un cambio en el backfield. Greene (18 acarreos para 64 yardas) fue sólido, pero fue eclipsado por Powell, quien se destacó --finalmente-- como corredor de tercer intento.

El mejor de la defensiva: Por segunda semana consecutiva, el ala defensiva, Muhammad Wilkerson, hizo la jugada más importante del partido. Esta vez, fue una captura que dejó moribunda a la ofensiva. Wilkerson irrumpió en el backfield y arrebató el balón a Sam Bradford. Bart Scott estaba ahí para recogerlo y correr. Eso dejó a la ofensiva en la yarda 20 de los Rams. Una jugada más tarde, Sanchez se conectó con Schilens, terminando con una sequía de cinco cuartos sin anotar un touchdown. Después de un inicio lento, Wilkerson ha estado jugando como un recluta de primera ronda del draft en las últimas semanas.

Mal comienzo, buen final: La defensiva de los Jets se sacudió una horrible primera posesión (13 jugadas, 86 yardas y un pase de touchdown sencillo para Bradford) y jugó de manera destacada. Después de la primera marcha, limitó a los Rams a 195 yardas totales por el resto del partido y forzó tres pérdidas de balón. Los Jets anotaron 14 puntos derivados de los balones robados. Generaron una presión decente sobre Bradford (23 pases completos en 44 intentos para 170 yardas, dos touchdowns y una intercepción) y realizaron un bien trabajo sobre el receptor abierto, Danny Amendola (siete recepciones para 41 yardas), pero gran parte de eso se debió a una mala actuación de Bradford, quien no lució como una ex primera selección global del draft. Parece como si Schottenheimer estuviera reviviendo sus problemas con Sanchez ahora con Bradford.

Los equipos especiales, mal: Los Jets no habían sido así de propensos a los errores desde los años de Kotite. Quedaron atrapados en un engaño de despeje que no engañó a absolutamente a nadie y permitieron un gol de campo bloqueado por segunda ocasión en tres partidos. Los Jets han cometido siete errores enormes en los últimos cuatro partidos. Afortunadamente para ellos, Nick Folk convirtió un par de goles de campo de 51 yardas.

Lo que sigue: Los Jets tienen una semana corta, ya que reciben a los líderes de la AFC Este, los New England Patriots, el jueves por la noche en Día de Acción de Gracias. Los Jets perdieron su primer encuentro en tiempo extra, 29-26.