Ricky Hatton listo para su regreso

null
Dan Rafael Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

Ricky HattonGetty ImagesRicky Hatton está en la puerta de una nueva oportunidad en el boxeo, y la quiere aporvechar.
Ricky Hatton hay uno solo, y él ha regresado.

Hatton, el ex campeón mundial del peso welter Jr. -- quien también ganó parte de la corona del peso welter -- fue visto por última vez en un ring siendo noqueado de manera brutal en el segundo round por Manny Pacquiao, en mayo del 2009.

Fue un nocaut feo, de esos que pasan en el boxeo, un zurdazo limpio y directo al mentón que dejó a Hatton separado de sus cinco sentidos, tumbado de espaldas en el centro del ring.

Los recuerdos de las tomas televisivas de su novia, Jennifer Dooley, llorando al lado del ring son imborrables.

Ese golpe no solo mandó a Hatton derechito rumbo al retiro, pero también lo llevó a un abismo que incluyó abuso de drogas, alcohol, ataques de pánico, aumento de peso significativo y múltiples intentos de suicidio.

"Intenté suicidarme, mi novia tuvo que arrancar el cuchillo de mis manos, sacarlo de mi muñeca tres, cuatro veces", dijo Hatton, quien no se guarda nada casi nunca cuando los periodistas le preguntan sobre cualquier cosa. "Mi crisis nerviosa fue horrenda".

Han pasado tres años y medio desde ese entonces, y ahora Hatton salió del retiro con su vida aparentemente bajo control y buscando renacer como el ave Fénix. Nadie sabe si podrá lograrlo. Y nadie lo sabrá, incluyendo el mismísimo Hatton, hasta que él entre al ring para enfrentar al ex peso wélter ucraniano Vyacheslav Senchenko en una pelea de 10 rounds agendada para el sábado en el Manchester Arena, ubicado en la ciudad natal de Hatton en Manchester, Inglaterra, donde él sigue siendo un idolo total, su hombre común que supo tocar el cielo con las manos.

La pelea vendió más de 20 mil entradas en menos de dos días, antes de que su rival siquiera haya sido anunciado. Hatton sonó realmente emocionado por el inmenso apoyo de sus simpatizantes.

Ricky Hatton Intenté suicidarme, mi novia tuvo que arrancar el cuchillo de mis manos, sacarlo de mi muñeca tres, cuatro veces. Mi crisis nerviosa fue horrenda.

--Ex campeón Ricky Hatton.

"No puedo expresar las palabras necesarias para agradecerles por todo el amor y apoyo que he recibido", dijo Hatton.

Esos son los mismos fans que cantan sin parar en las peleas. Dale, tu sabes la canción, ¿o no?

"There's only one Ricky Hatton! One Ricky Hatton! Walking along, singing a song, walking in a Hatton Wonderland!"

No cabe ninguna duda de que las serenatas van a continuar.

"No soy el tipo de persona a la que le gusta llamar la atención, pero extraño a eso más que nada", dijo Hatton. "Me entusiasma caminar hacia el ring y escuchar al público. Eso es algo que cualquier boxeador extrañaría. Siempre he dicho que el apoyo de la gente lo es todo para mi. Siento como que los decepcioné y ellos son una gran parte de la razón por la cual estoy regresando".

"He hecho mi paz con las derrotas ante Pacquiao y Mayweather, ahora lo entiendo. Pero lo que no puedo sacar de mi cabeza es a cuanta gente decepcioné con mi vida personal. Eso es un 70 porciento de la razón por la cual estoy volviendo al boxeo. El otro 30 porciento es que no quiero que la última imagen de mi sea acostado sobre la lona, aún si fue contra Manny Pacquiao, uno de los mejores boxeadores de todos".

Más allá de todo lo malo que ha sucedido durante los últimos tres años y medio, Hatton siguió de cerca al boxeo cuando estaba lo suficientemente sobrio como para involucrarse en su compañía Hatton Promotions, la cual promovió varias peleas muy buenas. A medida que enderezaba su vida, Hatton empezó a entrenar a peleadores jóvenes, lo que lo devolvió al gimnasio. Así fue como él decidió hace cinco meses que quería salir del retiro.

Eso si, él también está volviendo para redimirse con sus simpatizantes por sus actos fallidos como persona.

"Yo siempre he sido un peleador muy orgulloso. Siempre peleé con mucho corazón y dictaba las peleas", dijo Hatton. "Así que se pueden imaginar que cuando fui destruido en dos rounds por Manny Pacquiao que fue algo muy difícil de digerir para alguien que se enorgullece tanto de sí mismo, aunque el que lo haya hecho fuese alguien como Manny Pacquiao. Me deprimí apenas Manny me venció y eso me llevó a los problemas que los tabloides documentaron en detalle".

Luego Hatton habló en detalle sobre los problemas que tuvo.

"Intentos de suicidio, crisis nerviosas y ataques de pánico", él dijo, tal y como si estuviese leyendo una lista de cosas para comprar en el supermercado. "No hablé con mis papás por dos años, y todavía no les hablo, lo que ha sido muy, pero muy duro. Perder a un entrenador que estuvo conmigo por mucho tiempo como Billy Graham, lidiar con una demanda (Graham lo demandó por una parte de sus ganancias que pensaba que le debía). Mi vida durante los últimos tres años sí que se ha convertido en un montón de nada. Así que ahora regreso a mi carrera como boxeador no solamente porque fui noqueado en dos rounds por Manny Pacquiao, pero porque también creo que he decepcionado a mucha gente durante esos años y estoy aquí para enterrar a los demonios y fantasmas que me quedan".

Manny Pacquiao
Gabriel Bouys/AFP/Getty ImagesLa brutal derrota ante Manny Pacquiao en el 2009 llevó a Ricky Hatton al retiro... y a la depresión.

Hatton, quién peleará en la división de 147 libras (66 kg), engordó hasta pesar 210 (95 kg) durante su retiro.

"He bajado de los 210", él dijo. "Mi doctor me dijo que era un candidato perfecto para tener un paro cardíaco, y yo quería suicidarme con todo lo demás que estaba pasando. Pero he vuelto a recuperar mi vida normal".

Cuando él estaba en el gimnasio entrenando a peleadores durante los últimos meses, Hatton comenzó a ponerse en forma. Eventualmente él empezó a hablar seriamente sobre regresar al boxeo.

"Estaba en el gimnasio entrenando a jóvenes y estaba poniéndome en forma sin darme cuenta", dijo Hatton. "Eso fue el arranque. Recuperé algo de confianza y me sentía más saludable".

"Siento que puedo hacerlo. He tenido varias peleas duras, he quemado la vela de ambos lados un poquito, pero el estar fuera del deporte por tres años y medio me devolvió el hambre. Sé que tengo muchas millas encima pero me siento rejuvenecido por el descanso que tuve. Mucha gente cree que no seré exitoso en mi regreso y se que he tenido muchas peleas duras, pero debo perseverar. Tengo la mentalidad correcta para hacerlo. El deseo de hacerlo no estaba antes pero ahora regresó y eso es lo mejor que me pudo haber pasado".

"La primera vez que regresé al ring y me pegaron en el mentón, admito que me gustó. No había duda alguna de que estaría algo duro en el ring, pero hubiese pensado que lo estaría todavía más en el gimnasio".

Considerando a todos los problemas que ha tenido, nadie se hubiese sorprendido si Hatton hubiese elegido a un oponente accesible. Varios estuvieron en shock cuando eligió a Senchenko, un boxeador legítimo.

Senchenko (32-1, 21 KOs) tiene 35 años y perdió su título mundial en abril cuando fue derrotado por un corte de Paulie Malignaggi en el noveno round. Malignaggi, quien fue derrotado en el undécimo round por Hatton en el 2008 en la pelea por el título lineal del peso wélter, probablemente defienda su título en su próxima pelea, una revancha contra Hatton si el inglés derrota a Senchenko.

"He peleado en algunas contiendas muy grandes, he estado en el escenario más grande del nivel más alto del deporte", dijo Hatton. "Quiero volver a estar ahí. Mi equipo me rogó que escoja una pelea más fácil. No quería hacer eso. No hay manera de que si quiero pelear por títulos mundiales, que es lo que quiero, que iba a escoger a un tipo accesible. Necesito saber que es lo que me queda. Todos necesitamos saberlo. Y nos vamos a enterar porque he vuelto directo al nivel de clase mundial ". Hatton ha dicho que limita sus expectativas a pesar de que se siente bien y de cree que ha entrenado de manera adecuada.

"No me voy a entusiasmar demasiado", él dijo. "Sabemos como soy peleando en el gimnasio, pero todo eso se va por la ventana cuando suena la campana. Necesito trasladar lo que estoy haciendo en el gimnasio al ring. Esto es sobre superar a Senchenko y verse bien. Si no rindo y peleo como quiero hacerlo, me volveré a retirar"". "Necesito ponerme a prueba. (El sábado) le va a mostrar a la gente, a la prensa y a mi mismo exactamente adonde estoy ubicado".

Pero sea donde sea que esté, sin importar lo que suceda, Hatton está en un lugar mucho mejor que aquel en el que estuvo durante aquellos oscuros tres años y medio tras perder contra Pacquiao.

Hatton ya tiene a un hijo de 11 años llamado Campbell de una relación previa, y ahora Hatton y Jennifer tienen una hija de 13 meses llamada Millie. Hatton volvió a sentirse bien sobre su vida y está entusiasmado por volver a pelear.

"Mi vida se cayó a pedazos durante los últimos tres años y medio", dijo Hatton. "La vida realmente me pateó el trasero. Pero he perseverado para volver adonde estoy ahora en mi vida. Olvidensé del boxeo, no he pegado ni una trompada todavía, pero mi regreso ya es un éxito porque estoy aquí. Mi pelea más dura ya está ganada".


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.