Berto quiere dejar atrás el pasado

Actualizado el 23 de noviembre de 2012
Dan Rafael Por Dan Rafael
ESPN.com
Archivo

Andre BertoGene Blevins/Hoganphotos/Golden Boy PromotionsAndre Berto regersa al ring con mucho para demostrar ante Robert Guerrero.
Fuera del ring durante 14 meses, dos veces ex campeón de peso welter Andre Berto dijo que se ha sentido como un "animal enjaulado" incapaz de luchar.

Había perdido su cinturón de peso welter por primera vez por decisión a Víctor Ortiz en abril de 2011 en una de las peleas más llena de acción del año, pero se recuperó en septiembre para detener Jan Zaveck en el quinto asalto y reclamar otra versión del título de las 147 libras.

Esa victoria acomodó a Berto para una revancha muy esperada con Ortiz que estaba programado para un junio, una pelea tan deseada por Berto que dejó vacante su título para hacer frente a Ortiz en lugar de realizar su defensa obligatoria. Sin embargo, el mes antes de la pelea, Berto, quien estuvo de acuerdo con Ortiz a someterse a pruebas de drogas al azar realizada por la Asociación Voluntaria Anti-Doping (VADA por sus siglas en inglés), reprobó una prueba de orina. Él dio positivo por el esteroide norandrosterona.

La pelea fue cancelada, Ortiz en su lugar terminó enfrentándose (y perdiendo) a Josesito López y Berto, etiquetado por muchos como un tramposo por usar drogas, se quedó en el limbo.

No ayudó a la imagen de Berto que uno de los miembros de su equipo de entrenamiento era Victor Conte, fundador del famoso Laboratorio BALCO y autor intelectual del escándalo más grande en la historia de drogas para mejorar el rendimiento - aunque Conte dice estar haciendo todo en regla ahora, después de servir tiempo en prisión como resultado del desastre de BALCO. "Fue una situación difícil. Pero, mi equipo y yo realmente no nos preocupamos demasiado, porque sabíamos que no habíamos hecho nada malo", dijo Berto, quien ha negado rotundamente que ha tomando alguna droga para mejorar el rendimiento. "Fue el simple hecho de salir y probarlo. Después de que lo hicimos, contratamos a unos verdaderos científicos de alto nivel y abogados que realmente se adentraron, tomaron una muestra para saber exactamente lo que era, y nos dimos cuenta exactamente lo que fue. Fue una contaminación (alimento o suplemento nutricional), un rastro muy, pero muy pequeño, pero presentamos todos los resultados a la Comisión (California) y todo está aclarado y hemos sido capaces de avanzar.

Andre Berto El último año, ha sido uno de los años más difíciles que tuve que pasar. Definitivamente he madurado como hombre y puedo manejar todo lo que tenga en la cabeza.

--Andre Berto, sobre su antidoping positivo en el 2012..

"Pero fue triste el tener que pasar por todo lo que tuvimos que pasar. Como he mencionado, ahora mismo estamos aquí y estamos emocionados. Estamos felices y listos para volver".

No hubo audiencia pública con respecto a la licencia de Berto por la Comisión Atlética del Estado de California, pero hubo una en agosto después de que la prueba de drogas diera negativa, lo que allanó el camino para su regreso al boxeo.

Él hará ese regreso desafiando al campeón interino de peso welter Robert Guerrero, quien en un principio dijo que no estaba interesado en una pelea contra Berto, debido a la prueba de drogas fallida. Se enfrentarán en la noche del sábado (HBO, 10 ET / PT) en el Citizens Business Bank Arena en Ontario, California.

Es una pelea intrigante, 50-50, entre dos de los mejores peleadores en el deporte, y también idónea para producir fuegos artificiales.

"He aquí un hombre joven (Guerrero) que quiere pelear con los mejores para ser el mejor, dispuesto a tomar todas las esquinas", dijo el promotor de Golden Boy, Oscar De La Hoya. "Y esta pelea con Andre Berto es una pelea peligrosa para los dos, pero eso es realmente para lo que estos chicos están. Es luchar contra el mejor y dar a los fanáticos el mejor espectáculo posible".

En el primer combate televisado, el ex titular del peso welter Carlos Quintana (29-3, 23 KOs), de Puerto Rico enfrenta al prospecto Keith Thurman (18-0, 17 KOs), de Clearwater, Florida, en una pelea programada a 10 asaltos.

Aunque Berto está tratando de obtener una nueva victoria de alto perfil también está luchando por limpiar su reputación tras el escándalo de esteroides.

"El último año, ha sido uno de los años más difíciles que tuve que pasar". dijo Berto, uno de varios prominentes peleadores que fallaron las pruebas de drogas este año, incluyendo Lamont Peterson, Antonio Tarver, Julio César Chávez Jr. y Erik Morales. "Definitivamente he madurado como hombre y puedo manejar todo lo que tenga en la cabeza".

"Al igual que siempre dicen que hay una tormenta antes de la bendición. Y atravesé un terrible infierno de tormenta dentro de este último año, y se me puso en perspectiva un montón de cosas diferentes, y yo estoy aquí en la posición justa para seguir adelante. Estoy bendecido. La familia está bendecida, y estamos listos para seguir adelante y hacer que esto suceda".

Robert Guerrero y Selcuk Aydin
AP Photo/Jeff ChiuRobert Guerrero, derecha, regresó de una ausencia de 15 meses para subir de división y vencer a Selcuk Aydin.

Guerrero y su equipo realmente no querían la pelea con Berto, de 29 años, de Winter Haven, Florida, a causa de la fallida prueba de drogas. En 2006, Guerrero perdió una pelea por el título de peso pluma ante Orlando Salido, pero el resultado fue cambiado a una no decisión cuando Salido dio positivo a esteroides después de la pelea. Pero Guerrero, quien, como Berto, espera que un rendimiento de calidad dará lugar a una pelea con Floyd Mayweather Jr. el próximo año, aceptó enfrentarse a Berto porque era el rival de más alto perfil a su disposición.

"No puedo esperar a llegar allí", dijo Guerrero. "Estoy muy ansioso. Todo el trabajo duro está hecho, ahora simplemente todo lo que queda es ir allí y luchar".

Cuando el acuerdo se estaba negociando, Guerrero quería las pruebas de dopaje de VADA - que había capturado previamente a Berto - para la pelea, pero finalmente acordaron utilizar a su competidor, la Agencia de Anti-Doping de los EE.UU., porque eso es lo que Berto, el manejador de Berto, Al Haymon y promotora Golden Boy querían utilizar.

Guerrero (30-1-1, 18 KOs) fue cuidadoso con sus palabras cuando se le preguntó si creía que Berto (28-1, 22 KOs) era un tramposo.

"Todo el mundo es culpable hasta que se demuestre lo contrario, y se le demostró lo contrario", dijo Guerrero. "Como él dijo, él contrató a la gente adecuada, tomando los pasos adecuados e hizo las cosas bien para volver con licencia y retomamos desde ahí. Pero he estado en situaciones con personas que han estado tomando esteroides y he estado en el ring con alguien bajo los efectos de los esteroides, por eso hay que tomar mucha precaución contra eso porque cada vez que se sube al ring, uno está poniendo su vida en la línea. Y cuando alguien juega con aumentar su rendimiento, está jugando con la vida de otro".

A Guerrero se le preguntó por segunda vez si creía que Berto hizo trampa.

"¿Quién sabe? Sólo Dios sabe y él sabe", dijo Guerrero. "Así que eso es lo menos que me preocupa. Mi preocupación es estar preparado para esta pelea e ir a hacer mi trabajo".

Guerrero, un zurdo de 29 años de edad, de Gilroy, California, es un ex campeón de peso pluma y ligero junior (y el ex campeón interino de peso ligero). Saltó dos divisiones hasta el peso welter en julio para su primera pelea después de una ausencia de 15 meses causado por un desgarro del manguito rotador del hombro y la cirugía posterior. Se mostró muy veloz cuando se enfrentó a Selcuk Aydin, un hombre mayor, para ganar por decisión unánime y reclamar un título interino vacante.

"Me siento muy bien en el peso welter", dijo Guerrero. "Si yo no tuviera confianza en mí mismo, ni siquiera me movería a 147. Uno tiene un tipo fuerte como Aydin allí, que pega duro con ambas manos. Dondequiera que él te golpee, va a doler. Así que para estar allí e intercambiar con él e intercambiar combinaciones con él, uno se empuja hasta el límite. Uno mismo se prueba, y ese es el tipo de persona que soy. Voy a ponerme a prueba todo el tiempo me meto en ring. Una de las cosas que todo el mundo sabe es que puedo tener una oportunidad en el ring en las 147 libras."

Berto estaba en el ringside para ver el combate Guerrero-Aydin en San José, California, porque estaba en California en los trámites de conseguir de nuevo la licencia.

"Creo que lució bien. Pero, al fin y al cabo, yo y Aydin, somos dos peleadores completamente diferentes", dijo Berto. "Básicamente Aydin fue como un saco de boxeo toda la noche. Pero Robert hizo lo que tenía que hacer. Llegó allí, y creo que él se veía bien en el peso, e hizo lo que tenía que hacer. Se mantuvo ocupado y le daba vueltas toda la noche, y pelear contra un tipo como Aydin, es lo que tienes que hacer".

Berto, sin embargo, dijo que no estaba allí observando a Guerrero para una posible pelea a pesar de que ocurrió.

"Yo no lo pensé en el momento porque estaba preocupado por mi situación y las cosas que tenía que aclarar", dijo Berto. "El tiempo es ahora. Y es aquí, en la división de peso welter y él puso un buen espectáculo en contra de Aydin, así que lo respeto por eso".


Dan Rafael  es analista de boxeo para ESPN.com. Rafael comenzó a escribir para ESPN.com en el 2005 luego de trabajar como escritor de boxeo por cinco años para el diario USA Today. Puede comunicarse con él a través de Twitter en la cuenta danrafaelespn. Consulta su archivo de columnas.