Karpin es el nuevo DT de Spartak

null
EFE

MOSCÚ -- El ruso Valeri Karpin fue presentado como técnico del Spartak Moscú en sustitución del español Unai Emery, quien fue destituido anoche tras la abultada derrota en casa ante el Dinamo Moscú (1-5).

Karpin, que ha ejercido durante los últimos meses las funciones de director deportivo, dirigirá al equipo moscovita hasta final de este año, según informan las agencias rusas, aunque el club aún no lo ha confirmado oficialmente.

El nuevo técnico del Spartak, quien ya tiene experiencia en el banquillo del club, ya se reunió con la plantilla en las instalaciones del club en las afueras de Moscú.

Karpin dirigió al Spartak entre abril de 2009, cuando fue destituido el danés Michael Laudrup tras solo varias semanas en el cargo, y mayo del pasado año.

La directiva del club ruso destituyó de manera fulminante a Emery tras la derrota del domingo ante el Dinamo, a la que se sumó la eliminación esta semana en la Liga de Campeones al perder en el estadio Luzhnikí ante el Barcelona (0-3).

El Spartak de Emery, que es actualmente séptimo en la liga rusa, a 10 puntos del líder, el CSKA Moscú, fue eliminado de la Copa rusa y también de las competiciones europeas.

El Spartak, que fue semifinalista de la antigua Copa de Europa en los años 90, no gana el título de liga desde 2001, una eternidad para sus aficionados.

Los expertos han criticado al Spartak de Emery por ser demasiado previsible, ser incapaz de cambiar el ritmo de los partidos y desfondarse en las segundas partes.

Emery llegó al equipo moscovita de la mano de Karpin, gran conocedor del fútbol español y que militó en el Valencia, Celta y Real Sociedad, entre otros equipos, como uno de los entrenadores más prometedores del fútbol europeo.

Antiguos técnicos y futbolistas del Spartak consideran que el fichaje de Emery fue un error y le acusan de ser incapaz de transmitir su mensaje a los jugadores.

En cambio, muchos aficionados exculpan al técnico español y acusan a la directiva de fichar jugadores mediocres que no están a la altura de las ambiciones del club más laureado de la historia del país.