Cotto, el Gigante del Garden

El "Templo del Boxeo" ha sido escenario de las grandes victorias del boricua

null
Hiram Martínez Por Hiram Martínez
ESPNdeportes.com
Archivo

Miguel Cotto Kevork Djansezian/Getty ImagesEl Madison Square Garden ha sido escenario de los grandes triunfos de Miguel Cotto
NUEVA YORK -- Desde que demolió a Muhammad Abdullaev en la víspera del Desfile Puertorriqueño de 2005, Miguel Cotto dejó claro que es un favorito de favoritos en el Madison Square Garden.

El nativo de Caguas, Puerto Rico recogió con gracia la batuta que dejaron su co terráneos Pedro Montañez, Carlos Ortiz, Wilfredo Gómez y Félix 'Tito' Trinidad y se ha encargado de superar la gloria de estos en la célebre instalación deportiva, conocida por muchos como 'el templo del boxeo'.

Además de ir en busca del cetro junior mediano de la Asociación Mundial de Boxeo, Cotto intentará el sábado en la noche mantener su invicto en el edificio de la calle 34 y séptima avenida de Manhattan. Para eso, nuevamente contará con casa llena, como en sus anteriores siete presentaciones.

El público del boxeo en la Gran Manzana sencillamente adora a Cotto. Y al parecer el sentimiento es mutuo. El retador puertorriqueño no es muy abierto a mostrar sus emociones, pero llega a sonreir cuando habla de sus batallas en esta ciudad. En la conferencia de prensa del miércoles, recibió una placa por haber llevado a más de 100,000 personas a sus presentaciones en el Garden. Extraoficialmente, eso es más que lo que lograron Muhammad Ali, Joe Frazier y Roberto 'Mano de Piedra' Durán, otros grandes favoritos de la afición neoyorkina.

"Nueva York ha sido una gran plaza para mí", comentó. "Estoy muy contento y muy satisfecho con lo que ya he logrado aquí, pero no por eso me voy a quedar ahí".

Cotto vino a boxear por primera vez a Nueva York en abril de 2001 para ganar su tercera pelea como profesional, una decisión a cuatro asaltos sobre Waklimi Young en el Hammerstein Ballroom. Cuatro años más tarde, ya era un campeón sólido cuando superó a Abdullaev por nocaut técnico en el noveno asalto en un debut en el Garden. Su promotor de entonces, Bob Arum, aprovechó la coyuntura del Desfile puertorriqueño para llenar la instalación y decidió repetir la fórmula en 2006 frente a Paulie Malignaggi, en 2007 ante Zab Judah y en 2009 ante Joshua Clottey.

Fuera de la fecha de la parada boricua, enfrentó a Shane Mosley en noviembre de 2007, a Michael Jennings en febrero de 2009 y en diciembre del año pasado, noqueó en diez asaltos a Antonio Margarito.

Para completar su racha exitosa en Nueva York, ganó el cetro de las 154 con un nocaut en ocho asaltos ante Yuri Foreman, en el primer cartel de boxeo del nuevo Yankee Stadium.

Quizás haya dudas de que Cotto llegue a ser considerado algún día entre los mejores cinco boxeadores de Puerto Rico. Pero ni Gómez, ni Trinidad, ni Benítez pueden igualar lo que ha logrado hasta ahora en el Garden y en Nueva York.

"El público aquí me ayuda muchísimo", narró Cotto. "Me ha dicho cuándo debo boxear; me ha dicho cuando debo ir a pelear y atacar. Saben mucho de boxeo y eso los hace diferentes a cualquier otro lugar".

Trout repitió una y otra vez que ni el historial de Cotto en el Garden, ni el fervor del público va a intimidarlo. Así también dijeron los siete anteriores, pero él alega que la diferencia es que ya él ha probado que sabe crecerse en situaciones adversas.

"Sé que no será fácil, pero no vine a lo fácil", dijo. "He peleado siempre en ambientes donde no he sido el favorecido, y más que intimidarme, me fortalece. Me hace inspirarme y sacar algo positivo de lo negativo".

¿Puras palabras de promoción previa a la pelea? Si leyó lo que tiene que decir Malignaggi de cómo realmente se siente enfrentar a Cotto en el Garden, tal vez no duerma el viernes por la noche.

"Es ruidoso, constantemente", dijo Malignaggi a ringtv.com. "No para, no para y se mantiene a un alto volumen. Entonces, cuando el tipo tira un golpe, aún cuando no llegue, se escucha más fuerte todavía. Uno piensa que no es posible, pero es posible. Recuerdo haber pensado: 'hombre, ni siquiera oigo mis pensamientos ahora mismo'. Llevo esa experiencia conmigo y me ayudó el resto de mi carrera".

Trout, y todos los anteriores, dijeron que aún con el público en contra, quienes estarán en el ring serán Cotto y él. Y que sólo el público lo único que puede hacer es gritar.

Malignaggi piensa que Trout también tendrá que vérselas con el público. Necesariamente.

"No es ante Cotto, es también en el Garden", comentó, citado por la misma fuente. "Este es el público más fuerte con el que he peleado. Digo, Cotto en el Garden, es el más fuerte de mi carrera y en todos estos años he peleado frente a todo tipo de público".


Hiram Martínez es editor senior de ESPNdeportes.com. Previamente, fue editor de deportes de los diarios El Vocero y Primera Hora y reportero de El Nuevo Día en Puerto Rico. Consulta su archivo de columnas.