¿El descanso perjudicará a Pop?

El escándalo de esta semana podría afectar la candidatura de Pop al Team USA

null
Marc Stein Por Marc Stein
ESPN.com
Archivo

Gregg PopovichSteve Mitchell/US PresswirePopovich hizo descansar a sus estrellas y los Spurs recibieron una multa de 250.000 dólares

Puedes estar seguro de que Gregg Popovich y los San Antonio Spurs iban a lidiar bien con cualquiera fuera el castigo que David Stern decidiera imponerles tras el Escándalo del Descanso 2012. Es posible hacer esta predicción aún cuando muchas de las preguntas planteadas por las "sanciones importantes" de Stern siguen sin respuesta, porque todos sabemos que en los deportes profesionales no hay equipo más preparado para lidiar con lo que sea que el conjunto negro y plata de la NBA.

Así que...

Mientras esperaba la multa de $250.000 que finalmente cayó sobre los Spurs el viernes por la noche, preguntándome como todo el mundo sobre la clase de precedente que afectará a toda la liga ahora que le han pasado factura a San Antonio, me encontré igualmente obsesionado con la otra gran historia de Pop que se desarrollará antes de los playoffs.

Básicamente, las posibilidades de que Popovich sea nombrado entrenador del Team USA.

O, como seguramente dirían los teóricos de la conspiración: ¿El choque más público entre el comisionado y el famoso entrenador más terco de la liga será un factor que perjudique las probabilidades de Pop de suceder a Mike Krzyzewski?

Realmente quiero creerle al gerente general que me aseguró el viernes: Absoluta y positivamente no". La liga no se interpone en el camino de USA Basketball como antes".

La decisión final sobre quién dirigirá el equipo nacional obviamente le pertenece al presidente de USAB, Jerry Colangelo. Como lo ha sido desde el 2005.

Sin embargo, la liga sí puede opinar, lo que significa que Stern tendrá voz hasta que se retire el 1° de febrero del 2014. Por lo tanto, no sería ridículo pensar que la liga (es decir, Stern) hará lobby en USA Basketabll para que este caótico episodio --sin importar lo mucho que Stern haya exagerado-- sea visto como ejemplo de la percibida renuencia de Pop a actuar más como un socio de la oficina de la liga.

Seamos realistas: Si Krzyzewski realmente deja el banco del Team USA como prometió hace meses -- y Coach K se está tomando el tiempo que se merece para tomar la decisión después de haber ganado los últimos tres grandes campeonatos y los últimos 45 partidos en fila -- Popovich es el candidato más claro para tomar el relevo. Con cuatro campeonatos de la NBA en un lapso de 16 temporadas con la misma franquicia, un patriotismo sin fondo que data de sus días en la Academia de la Fuerza Aérea, un gran conocimiento del juego internacional después de todas las estrellas que San Antonio ha importado del exterior, y su condición indiscutible como el líder más respetado del banco en el juego profesional moderno, la elección de Pop tiene muchísimo sentido independientemente de lo que piense Stern.

Hay otros candidatos indudablemente válidos bajo consideración, según informan fuentes allegadas al programa, empezando por Doc Rivers de Boston y otro entrenador universitario que sabe cómo lidiar con la naturaleza de ahora o nunca del básquetbol de torneos como Coach K: Tom Izzo de Michigan State. Rivers, por su parte, ha impulsado la candidatura de Doug Collins, de Philadelphia, insistiendo en que la mejor redención por las injusticias de los Juegos Olímpicos del '72 sería tener a Collins a la cabeza de un equipo que gane el oro que antes lo eludió, y, alternativamente, se ha comprometido a llevar a Collins como asistente si él consigue el puesto.

Pero es demasiado forzado sugerir que Popovich --quien, según sus confidentes, quiere el trabajo -- no es la opción ideal. No hay duda de que Rivers es habilidoso a la hora de dirigir estrellas, como cualquier entrenador del Team USA debe hacer, pero el vértigo puro que percibes en Kobe Bryant y otros All-Stars de la Conferencia Oeste cuando tienen la oportunidad de pasar un fin de semana de febrero jugando para Pop sugiere que contratar al patriarca del básquetbol de San Antonio sería un gran atractivo para cierto JMV de las Finales de Miami, quien, después de tres Juegos Olímpicos consecutivos, no está seguro de querer comprometerse otra vez.

Mi sospecha es que LeBron James, Kevin Durant y cualquier otro pilar del Team USA a quien Colangelo quiera consultar propondrían a Pop como candidato principal. La reverencia que tiene en la liga es enorme por la forma en que siempre ha puesto a sus jugadores primero, lo que nunca había sido más evidente que ahora en esta pelea pública con Stern para mantener a sus estrellas frescas. Y si bien es innegable que Colangelo y Popovich chocaron en el 2005, cuando él y Krzyzewski se hicieron cargo del programa luego de los fracasos del 2002 en Indianápolis y del 2004 en Atenas y Popovich se ofendió mucho ante la sugerencia de Colangelo de que él "no fue tan entusiasta como Mike" en sus respectivas entrevistas, Colangelo ha insistido durante meses que Popovich ahora es el principal candidato y que lo que sucedió hace siete años fue un malentendido que está ansioso por enterrar.

"Jerry va a hacer lo que sea mejor para USA Basketball", dijo un viejo colega de Colangelo.

Sin embargo, después de lo que sucedió esta semana, el supuesto es que Stern, a pesar de su estrecha relación con el presidente de los Spurs, Peter Holt, apoyará a Rivers, Izzo o cualquier otra persona que vea como un entrenador más colaborador con la liga cuando se pida la opinión de la NBA. Al parecer, el comisionado podía soportar las travesuras de Pop cuando se limitaba a sacar a Tim Duncan de la alineación sin previo aviso, registrando la decisión del entrenador como No jugó-Viejo. Pero enviar a cuatro titulares a casa pocas horas antes de un partido de televisación nacional ante Miami para socavar lo que TNT anunciaba como una potencial previa de las Finales --durante el primer mes de la temporada, no el sexto-- desató el Huracán Comisionado.

Así que los cuestionamientos son inevitables. Hay mucho por reflexionar durante el fin de semana, empezando por este impresionante despliegue de preguntas y cuestiones esbozado por mi ex compañero de trabajo Scott Howard-Cooper en NBA.com.

Sin embargo, algunos de nosotros no podemos dejar adelantarnos a febrero o marzo.

Cuando hablé con Colangelo esta semana, antes de que se armara todo este revuelo, lo único que reveló sobre la supuesta vacante de entrenador es que (A) todavía no ha perdido la esperanza de convencer a Krzyzewski de hacer un viaje más y que (B) aún no ha hablado con Popovich o Rivers, pero que ambos merecen "gran consideración".

Tras su objetivo inicial de tener esto resuelto para fines del 2012, Colangelo también reveló que planea tener al reemplazante de Coach K "establecido esta primavera con seguridad" si sus peticiones no son respondidas.

"He tenido conversaciones preliminares con Coach K sobre el futuro", dijo Colangelo. "Tiene un muy buen equipo en Duke y ahí es donde debería tener la cabeza en este momento. Creo que tuvo una experiencia muy agotadora en Londres e hizo sus declaraciones a ese efecto, pero creo que se arrepintió un poco unas semanas después de volver a casa, lo cual es típico cuando estás en un pico así. Él es una parte enorme de USA Basketball. Tenemos un vínculo muy estrecho, más estrecho imposible, así que sólo quiero lo mejor para él. Tengo muchas ganas de hablar con él para terminar con esto. Y todavía no hemos conversado.

"Así que voy a esperar antes de hablar con otros candidatos. ... (Popovich y Rivers) son grandes entrenadores, ambos en su propio derecho, y creo que cualquiera de ellos haría un excelente trabajo".

Cuando le preguntaron específicamente si ya era inútil tratar de atraer a Krzyzewski de vuelta con las dosis habituales de pizza y vino, Colangelo aclaró: "Nada está decidido".

Por favor, entonces, ten en cuenta este voto resonante a favor de Pop rumbo a la Copa Mundial de la FIBA 2014 en España, si es que Coach K decide no regresar. Sin importar lo que haya sucedido esta semana.


Marc Stein es escritor senior de la NBA para ESPN.com. Consulta su archivo de columnas.