Nadal no descarta ir a Sudamérica

Actualizado el 4 de diciembre de 2012
ESPNtenis.com
Roland Garros, la meta de Rafael Nadal
El español, actual número 4 del mundo, espera estar en condiciones para afrontar el torneo francés.Tags: espn deportes, rafael nadal, roland garros

Rafael Nadal
Getty ImagesNadal jugó en Buenos Aires por única vez en 2005

MANACOR -- Rafael Nadal continúa en su puesta a punto para su retorno a las canchas, luego de estar inactivo desde junio por una lesión en una rodilla. Su recuperación fue lenta, sin apuros y evitando el quirófano por lo justo. Ahora es tiempo de volver a la acción, tras esa sorpresiva caída en la segunda ronda de Wimbledon ante el checo Lukas Rosol. La mente está puesta en su vuelta en la exhibición en Abu Dabi, luego será el turno del Australian Open y posteriormente está en carpeta Acapulco. En el medio, claro, podría haber más torneos y este martes, en la emisora Onda Cero, no descartó presencia en Buenos Aires, Chile o Brasil y aclaró podría cambiar su calendario según sus resultados.

"Yo planifico los torneos que voy a jugar, no puedo planificar los partidos. En este caso, mis apariciones en según qué torneo o no dependerá de los encuentos que vaya ganando. Estos últimos años he podido seguir mi calendario porque he jugado muchos partidos, pero si pierdes antes tendrás que jugar más. Tengo mi calendario bastante bien preparado, teniendo en cuenta si todo va bien en enero y febrero. Ahora, puedo cambiarlo dependiendo de lo que yo necesite tenística y físicamente. Pero hay que ser realistas y para mí es un beneficio jugar en tierra", marcó la primera pauta Nadal abriendo el juego hacia Sudamérica.

Y luego fue más preciso al ser consultado sobre si estará en la etapa de clay posterior a Roland Garros. "Para eso falta mucho. Lo que sí está claro es que voy a jugar Acapulco. Llevo sin estar en la gira sudamericana desde 2005. Voy a estar ahí porque creo que es el momento adecuado, porque considero que la rodilla me pide jugar ahí. El hecho de disputar en tierra me puede ayudar después de estar tanto tiempo inactivo para tomar ritmo y confianza", remarcó Nadal, quien, como dijo, podría modificar su hoja de ruta si los resultados no se le dan en los primeros meses de 2013.

El español, para sorpresa, abrió la puerta para decir presente en Sudamérica este martes, luego de que, por ejemplo, la semana pasada en la presentación del ATP de Buenos Aires se diera como improbable por parte de los organizadores. "No espero llegar y ganar el Australian Open, hay que ser realistas. No me preocupan los resultados en los primeros torneos. Quiero llegar al 100% a Montecarlo hasta Roland Garros", resaltó Nadal.

Y ahí está el eje del tema. El ex número uno del mundo le apunta a la gira europea por clay, en la que defiende los títulos de Roland Garros, Montecarlo, Roma y Barcelona. Quiere estar bien preparado para ese momento, y los certámenes por Argentina, Chile y Brasil le podrían dar el rodaje necesario sobre polvo.

¿Cuál es la contra o el principal problema? Justamente, también, el calendario. Nadal además defiende semifinales de los Masters 1000 de Indian Wells y Miami, torneos que se encuentran entre la gira por Sudamérica y la gira por Europa. De estar presente en los dos certámenes estadounidenses serían muchas semanas seguidas de acción, algo, tal vez, improbable después de estar tanto tiempo inactivo.

"El objetivo principal es recuperarme lo antes posible, pero siempre teniendo en cuenta que mi carrera no tiene que terminar en un año ni en medio", remarcó Nadal, quien sentenció que "aceptando mi estado de forma, no me importaría ser el número 15 del mundo mientras interiormente me aporte seguir".

El español, además, tampoco se bajó de la primera ronda de la Copa Davis, en la que España será visitante de Canadá. "Si el capitán lo considera y mis rodillas lo permiten, estaré. Hay momentos y momentos", dijo, luego de un 2012 que lo tuvo fuera de la competencia por equipos.

Para finalizar, Nadal confirmó que en estos días recibió en su domicilio un control antidopaje, un tema que ha tomado mucha fuerza en estos últimos meses tras varios reclamos de tenistas como Roger Federer y Andy Murray, por ejemplo, para que se realicen mayor cantidad de pruebas. "Yo quiero estar ciento por ciento seguro de que el que está frente a mí está igual de limpio que yo", aseguró.