Un mes nuevo

Empezó diciembre y los de arriba ganaron todos, dejándose atrás los pasos en falso

null
Federico Manfredo Por Federico Manfredo
ESPN.com
Archivo

Juventus v TorinoAP

ROMA -- Tras la pasada jornada subrayamos como muchos de los de arriba, especialmente Juventus e Inter, habían tenido un pésimo mes de noviembre, en el que cosecharon pocos puntos, permitiendo así que los perseguidores en la tabla se arrimaran.

Pero, casi como si el nuevo mes hubiera traído otro aire en la cima de la tabla, sólamente Fiorentina entre los primeros siete no ganó y tuvo que conformarse con un empate en esta decimoquinta jornada de la Cátedra de la Táctica.

Atrás las cosas se ponen cada vez más complicadas para Genoa y Pescara: el segundo sufrió otra goleada y confirmó todos sus límites, mientras que el Grifo desperdició el triunfo (algo afortunado) de la jornada anterior cayendo nuevamente como local y regresando a navegar por las negras aguas de la desconfianza y del temor.

RESULTADOS DIFERENTES
A primera vista, el único resultado diferente obtenido por uno de los siete de arriba fue el de Fiorentina, único cuadro que se llevó un empate a frente de las victorias de Juventus, Nápoli, Inter, Lazio, Roma y Milan.

Sin embargo, cada partido tiene su historia y muchos de esos resultados fueron diferentes. En ese contexto, los más parecidos fueron los éxitos de Juventus y Milan: los dos sufrieron y lograron quedarse con el entero botín solamente luego de un regalo de su respectivo rival, a saber Torino y Catania, que se derrumbaron tras quedar con hombre menos.

Sin embargo, la victoria de la Vieja Señora tiene un sabor algo más especial, porque llegó en un clásico, el primero disputado en el Juventus Stadium. Lo mejor para dejarse a las espaldas el gris mes de noviembre (si bien esa definición debe aplicarse únicamente al campeonato local).

Pero el match no fue fácil y, en realidad, al inicio los bianconeri dieron señales negativos ante un Toro muy atento y bien preparado. Tácticamente, el conjunto de Conte pasó a jugar con línea de cuatro atrás y esa movida trajo más problemas que beneficios. Por eso en casa juventina no tienen que pensar que todos los problemas evidenciados en el último periodo hayan sido superados.

Respecto a Milan, su triunfo tiene "menos valor" porque al regalo de Barrientos se sumó un clamoroso regalo del juez de línea, que no vio la clarísima posición adelantada de El Shaarawy en ocasión del 1-1.

Es imposible saber que hubiese ocurrido en un determinado partido sin un error del referí, pero para hacernos una idea de lo mal que lo están haciendo los árbitros este año alcanza con subrayar que sin "ayudas" los tres grandes, Juventus, Inter y Milan, probablemente hubiesen perdido contra Catania, que a su vez ahora sumaría 28 puntos y estaría peleándose un puesto en Champions. Lo cual demuestra, una vez más, que tan "dura" es la vida para los "pequeños" en el Calcio.

Regresando al aspecto táctico, la nota buena para el Diávolo es que empezó a mostrar, por momentos, un fútbol muy lindo, factor al que hay que sumarle la explosión maravillosa de El Shaarawy. Sin embargo, Milan sigue mostrando sombras muy oscuras y, en efecto, en Sicilia otra vez más regaló un tiempo. Además, luce incapaz de no conceder goles, que casi siempre llegan en jugada de pelota parada.

Respecto a ese tema, lo de Fiorentina es realmente increíble: nuevamente metió dos goles en jugada preparada de pelota parada y hay que empezar a razonar sobre la importancia del entrenador táctico que Montella se llevó a Florencia.

Lamentablemente, los violetas sufrieron un pequeño bajón en general y, con muchas ausencias adelante, regresaron a agarrarse únicamente a ese recurso para anotar. Además, están concediendo más de lo que habían hecho hasta ahora en fase defensiva y así se vieron obligados a dos empates consecutivos que frenaron su remontada y limitan un poco sus sueños de gloria.

Un bajón del que no logra salir Inter que, en efecto, de no ser por un yerro bastante grosero de García (lástima, estaba jugando muy bien el chico) no le hubiese nunca ganado a Palermo, por el simple hecho que, en fin de cuentas, nunca logró calentarle los guantes a Ujkani.

La crisis nerazzurra es muy preocupante, porque lleva ya más de un mes y porque no es solamente de resultados, sino que especialmente de juego, fantasía, ideas y entusiasmo, además que física. Veremos si Stramaccioni logrará inventar algo para superar indemne los últimos tres desafíos antes de la pausa navideña.

SOLIDEZ
Regresando a las diferencias entre las victorias, curiosamente hasta el éxito más abundante, el de Nápoli, fue sufrido. Culpa del Burro, que venía dominando pero alcanzó el gol del descuento de Pescara para que los nervios trabaran las piernas de los celestes y el match se pusiera mucho más complicado de lo que debía.

Mazzarri supo intervenir en el entretiempo, de manera que en el complemento sus muchachos bajaron nuevamente con una actitud positiva y ganadora, pero la impresión es que de enfrentarse a un equipo más peligroso, Nápoli hubiese podido quedarse otra vez más con un puñado de arena en la mano, así como le pasó en la remontada sufrida ante Milan.

Repetimos que lo que necesita este equipo son jugadores de calidad en el medio: la sociedad deberá intervenir en el mercado de enero para poder darle ese salto de calidad que necesita el plantel, si no difícilmente el cuadro podrá pelearle el título a Juventus.

Lazio y Roma también sufrieron, pero de manera diferente: el Águila empezó muy bien, pero se relajó demasiado y sintió muy fuerte la salida de Klose y así le permitió a Parma un regreso importante, en el que los azul y oro casi lograban igualar el marcador.

Roma, en cambio, no jugó como sabe en la primera etapa y logró recuperar en el segundo tiempo, especialmente gracias a su mejor estado físico, pero también a la gran calidad de sus jugadores que supieron como abrir una defensa muy atenta y solida. Aún no se ve en la Loba un equipo de Zeman, pero en un cierto sentido últimamente este hecho se demostró algo positivo, cuanto menos para encontrar continuidad de resultados y en fase defensiva.

Ese es el aspecto mejor para estos tres equipos, porque finalmente, de una manera o de otra, están demostrando regularidad, factor determinante en un campeonato tan competitivo y equilibrado como el italiano.

Mismo factor que está ayudando mucho a Sampdoria, primer equipo después de Juventus capaz de sumar en Florencia, por encima con un partido de carácter y gran personalidad, en los que muchos jóvenes se lucieron y, sobre todo, en el que Ferrara parecería haber encontrado la mejor formación para su equipo.

DESCENSO
Como decíamos antes, la situación se le está poniendo realmente complicada a Genoa y Pescara. El Delfino, honestamente, sorprendió en un momento trepándose en la tabla y dejando la impresión que, tal vez, el equipo podía madurar más rápidamente de lo imaginado y así construir la permanencia. Pero en las últimas jornadas no hizo más que demostrar lo que decíamos al inicio de la temporada, es decir que este equipo no está construido para la Serie A.

A propósito de esta división, considerando cuanto dicho arriba, osea que la continuidad es fundamental en este campeonato, no hay que sorprenderse de lo mal que lo está haciendo el conjunto xeneize, puesto que su Presidente hizo de todos en los últimos tres años para que este club no tuviera las más mínima posibilidad de encontrar regularidad.

La sociedad, en efecto, mueve jugadores y entrenadores como se canjean figuritas entre nenes, siguiendo exclusivamente las leyes del mercado y no el buen sentido técnico y táctico del fútbol. Es por eso que el Grifo merecería descender, cuanto menos para castigar esa mentalidad horrible, que nada tiene que ver con el deporte.

Siena, por su parte, si bien debería tener seis puntos más, que le darían a su campeonato todo otro aspecto, mermó mucho en los pasados enfrentamientos y el riesgo es que es penalización rinda inútil el esfuerzo enorme cumplido por este pequeño equipo hasta el momento. Cosmi deberá trabajar mucho sobre el aspecto mental para seguir sacando resultados de un plantel que podría estar rindiéndose.

Por el resto, bien lo de Chievo, que se aprovechó de un Genoa en dificultad para sumar por primera vez lejos de casa, así como estuvo bárbaro lo de Bologna, que se trepó mucho con un buen éxito ante un Atalanta granítico, llevado de la mano por un Diamanti extraordinario.

Realmente sorprende que con tantos "grandes" en crisis de juego y calidad (Inter, Nápoli y Milan, por ejemplo) uno como él juegue en un equipo chico como el rojo y azul. En nuestra opinión, podría ser decisivo en más de uno de los equipos recién nombrados, especialmente con el Diávolo, considerando que el 4-3-1-2 es el esquema favorito de Allegri.

LOS NÚMEROS
Extraordinaria la decimoquinta fecha de la Cátedra de la Táctica: en diez partidos, con un máximo de 30 puntos en juego, se sumaron 28, puesto que se contaron 9 victorias, de las cuales 6 internas y 3 externas, a frente de un único empate, el 2 a 2 entre Fiorentina y Sampdoria.

Los goles fueron realmente muchos y, en efecto, fueron anotados nada menos que 39, 23 por parte de los equipos locales y 16 por parte de los visitantes, por un promedio impresionante de 3.9 tantos por match.

No faltó, como de costumbre, el aporte hispanoamericano, si bien muchos protagonistas importantes en esta jornada no jugaron y así, a pesar de la abundancia de la jornada, el aporte de los latinos hispanohablantes fue de 4 goles, si bien hubo nada menos que 4 hombres del partido. Las figuras fueron Albano Bizzarri en Lazio vs. Parma, Alvaro Pereira en Inter vs. Palermo y Fernando Tissone en la única igualdad de la jornada (curiosamente, ninguno de ellos anotó), más Roberto Pereyra, quien abrió el marcador en Udinese-Cagliari.

Los otros goleadores fueron Edinson Cavani, autor de un doblete (el primero de penal) y Germán Denis, quien no pudo evitar de todas maneras la derrota de su cuadro en Bologna. A ellos hay que sumarle los desafortunados tantos de Santiago García y Javier Gonzalo Rodríguez, quienes anotaron en contra.

Respecto a la tabla de los Cannonieri, Stephan El Shaarawy intentó la fuga, subiendo a 12 centros gracias a su último doblete, pero Edinson Cavani mantuvo el paso y ahora se ubica segundo en soledad con 10 goles. Sigue de cerca Miroslav Klose, tercero con 9.

LA PRÓXIMA FECHA
La decimosexta jornada se abrirá el sábado 8, que en Italia es feriado nacional, con el desafío de las 12 ET entre Atalanta y Parma, claramente sobre el césped del estadio Atleti Azzurri d'Italia, para seguir a las 14:45 ET con el match del Olímpico capitalino entre Roma y Fiorentina.

El domingo el fíxture no prevé ningún partido a las 6:30, por lo que se empezará a las 9 con el siguiente programa: Cagliari-Chievo (Sant'Elia), Palermo-Juventus (Barbera), Pescara-Genoa (Adriático), Siena-Catania (Franchi) y Torino-Milan (Olímpico di Torino).

Por la noche italiana, al clásico horario de las 14:45, Inter recibirá en San Siro a Nápoli, pero la fecha se cerrará el lunes, día en el que primero Sampdoria jugará de local en el Marassi ante Udinese, a las 13 ET, y luego, dos horas más tarde, Lazio visitará en el Dall'Ara a Bologna.


Federico Manfredo nació en Buenos Aires, pero vive en Italia desde 1998. Allí comenzó su carrera periodística, en medios radiales y televisivos. Desde setiembre de 2009 es el corresponsal en Italia de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.