Vettel recibe su trofeo de campeón

null
EFE

ESTAMBUL -- El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) y el español Fernando Alonso (Ferrari), protagonistas del emocionante final en el que el primero se proclamó el tricampeón mundial de Fórmula Uno más joven de la historia, con sólo tres puntos sobre el segundo, coincidieron de nuevo hoy, viernes, durante la gala anual de la FIA que tuvo lugar en Estambul.

Vettel conquistó, hace dos domingos, en Sao Paulo (Brasil), por tercer año consecutivo, el Mundial de F1 que se apuntó con un total de 281 puntos, tres más que Alonso, campeón del mundo en 2005 y 2006 (con Renault), al que impidió asimismo batir el récord de tricampeón más joven que hasta entonces detentaba, desde 1991, el malogrado brasileño Ayrton Senna, que lo firmó con 31 años y 213 días.

El alemán, quien recogió el trofeo que lo acredita como ganador del último Mundial, 'pulverizó' la plusmarca de Senna, al dejarla en 25 años y 145 días, la misma temporada en la que su escudería -que también fue galardonada hoy- firmó su tercer título consecutivo de constructores.

Alonso -que estuvo acompañado en el acto, entre otros, por su representante, Luis García Abad; su ingeniero de pista, el italiano Andrea Stella; y los compatriotas de éste Massimo Rivola y Luca Colajani, directores deportivo y de comunicación, respectivamente, de la escudería de Maranello- recogió el premio que le acredita como segundo clasificado del pasado mundial.

"Ya tenemos en la mano el premio del trabajo de tantos meses", explicó Alonso en la red social 'twitter', en la que también colgó una foto con el citado trofeo.

En la gala anual de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) que tuvo lugar hoy al lado del estrecho del Bósforo y a la que el doble campeón mundial asturiano asistió por quinta vez en los últimos ocho años, el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus), que retornó a la categoría máxima después de dos años compitiendo en rallys, recibió la Copa de tercer clasificado, en un Mundial en el que ganó un Gran Premio, el de Abu Dabi.