Tampa hizo otro gran revuelo

Los ejecutivos del béisbol emiten su opinión sobre el cambio entre Reales y Rays

null
Jerry Crasnick Por Jerry Crasnick
ESPN.com
Archivo

Andrew Friedman, vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol de los Rays de Tampa Bay, no hizo una sola aparición en el lobby del Hotel Opryland durante las recientes reuniones de invierno invernales en Nashville, excepto para la registración y la salida de la habitación. Pude avistarlo de paso en un pasillo del sexto piso una noche, y me pasó con el teléfono móvil pegado a la oreja, inmerso en lo que creo era una conversación falsa. Junto con muchas de sus habilidades, Friedman es el un maestro reconocido del teléfono pegado al oído para evitar charlas de revelar su táctica.

Eso es comprensible, dada la presión constante que enfrenta Friedman al tratar de mantener a su equipo relevante al tiempo que compite con los Yankees de Nueva York, los Medias Rojas de Boston y otros rivales del Este de la Liga Americana en un estadio de béisbol pésimo y con una nómina minúscula. Si el hombre no piensa 20 pasos adelante, está destinado a caer 10 pasos atrás.

Wil Myers
John Sleezer/Getty ImagesWil Myers, de 22 años, se va a los Rays sin haber jugado para K.C.

Friedman estaba asentado sobre recursos muy valiosos en este invierno, armado con un superávit de pitcheo abridor en medio de un mercado de agentes libres que consiste en Zack Greinke y una gran cantidad de alternativas piezas menos atractivas. Tanteó, esperó y finalmente dio el paso la noche del domingo, al enviar a los lanzadores James Shields, Wade Davis y un jugador por ser nombrado a Kansas City a cambio de los jugadores de ligas menores Wil Myers, Jake Odorizzi, Mike Montgomery y Patrick Leonard.

Keith Law, evaluador de ESPN, calificó el acuerdo como un "golpe" por parte de Tampa Bay, y algunos conversadores en línea en internet realizaron los inevitables tiros al azar con disparandos por la fuerza de la costumbre. Friedman es venerado por las multitudes de sabelotodo de las butacas y el gerente general de Kansas City, Dayton Moore, es un monigote conveniente monigote de prácticas de boxeo, y este último acuerdo ayudó a perpetuar esa narrativa.

Si las cinco respuestas de correo electrónico que he recibido de los ejecutivos del béisbol la noche del domingo son una indicación, la reacción dentro de la industria del béisbol es más matizada. Un gerente general de la Liga Nacional dijo que el acuerdo era "audaz para ambos lados", pero nos gustó más el extremo de Kansas City. Un evaluador de talento de la Liga Americana favoreció a los Reales, en parte porque sospecha que Myers podría no ser tan bueno como el bombo que lo precede.

Otros dos miembros de personal estuvieron decididamente a favor de Tampa Bay. "Los Reales cayeron de tontos obtuvieron propiedad en ésta estanegociación", dijo un ejecutivo de la Liga Nacional, quien se maravilló de la enorme cantidad de jóvenes talentos de que consiguió Friedman. Otro evaluador de talento elogió a Moore por su descaroarrojo, pero no tanto por su buen juicio de béisbol.

"Mi opinión inicial fue básicamente de sorpresa porque de que Dayton hiciera esto", dijo el evaluador, "sobre todo con tanto pitcheo en el mercado de agentes agencia libres. Pero les fue difícil conseguir pitcheo allí. Dieron mucho para obtenerlo, por lo que aplaudo el esfuerzo. Pero estoy sorprendido todavía".

Por último, un gerente general de la Liga Americana dijo que le gusta el trato para ambos clubes.

"No entiendo toda la angustia dirigida hacia Kansas City", dijo el gerente. "Soy un aficionado de Shields. También respeto que Tampa hizo su estudio".

Myers, de 22 años, bateó 37 jonrones en las menores el año pasado y es ampliamente considerado como un prospecto "que no puede perdersefallar". Si juega según las expectativas, se combinará con Evan Longoria para darle a Tampa Bay dos grandes amenazas derechas en el medio de la alineación durante los próximos años.

Dicho esto, siempre es arriesgado predecir el resultado con los prospectos. En el caso de algunos prospectos, tomé una vuelta a través del 2006 Baseball America Prospect Handbook para reflexionar sobre otros bateadores aclamados bateadores. Los nombres de Jeremy Hermida, Brandon Wood, Ian Stewart, Lastings Milledge, Andy LaRoche, Andy Marte, Conor Jackson, Daric Barton, Joel Guzmán, Félix Pie y Jeff Clement aparecieron prominentemente. Arme su mente con ese conjunto de prospectos sin resultados satisfactorios y trate de establecer con cualquier grado de certeza que Wil Myers está asegurado para ser una súper estrella.

La verdad es que Moore se encontraba en una situación de desventaja debido a una combinación de mala suerte y de sorteo más que de una cuestionable falta de estrategia coherente cuestionable. Si los Reales habían disfrutado siquiera un mínimo de éxito con Luke Hochevar, John Lamb, Montgomery y Danny Duffy, no se habrían visto obligados a ataca la granja en busca de Shields, un caballo de batalla de 31 años de edad, que está firmado por dos años más antes de convertirse en agente libre.

Después del decepcionante registro de los Reales de 72-90 en el 2012 que representó su temporada perdedora 17 en 18 años, Moore parece darse cuenta de que no tiene mucho tiempo para que su así llamado "proceso" para producir dé resultados más tangibles.

"No, no es fácil renunciar a los prospectos", dijo Moore al Kansas City Star. "Pero es importante que comencemos a ganar partidos".

El sentido de urgencia de Moore lo convirtió en un socio comercial de cambio natural para los Rays, que tienen que rediseñar anualmente para maximizar los recursos disponibles y fomentar su competitividad a corto plazo y su plan a largo plazo.

"Estamos trabajando constantemente para equilibrar el presente y el futuro, y tratando de enhebrar la aguja", dijo Friedman. "Como organización, nos apoyamos más en las aportaciones de nuestros jugadores jóvenes que básicamente todo el mundo en resto del béisbol. Con esta negociación, estamos ayudando a reponer nuestro sistema y añadir muchos jugadores que creemos nos pueden ayudar a mantener esta racha de éxito que hemos tenido en los últimos cinco años".

Durante una conferencia telefónica de 20 minutos en la noche domingo, escuché un lado de Friedman que no siempre está disponible para el consumo público. Llegó al béisbol en el 2003 proveniente de Wall Street, lo que promueve la idea de que es un esclavo de los números y que adopta un enfoque casi clínico de la construcción de la nómina. Sin embargo, Friedman también es un gran creyente en la importancia del componente individual, la química del camerino la casa club y la importancia de los jugadores que asumen el programasistema. Observó a Shields contagiar al personal joven de Tampa Bay durante varios años con su ética de trabajo y profesionalidad, y vio a Davis realizar una transición suave hacia el bullpen el año pasado sin quejarse. Tuvo algunos momentos serios de reflexión antes de tragar duro y firmar el acuerdo.

Andrew Friedman
J. Meric/Getty ImagesAndrew Friedman dijo que fue una decisión "difícil" cambiar a Shields

"Personalmente, creo que este es el intercambio más difícil que hemos hecho hasta la fecha", dijo Friedman. "Los dos muchachos fueron seleccionados y desarrollados aquí. Han sido actores claves en este cambio de la organización, y los dos son realmente gente de alta calidad. Es una pérdida dolorosa para nuestro club, pero tengo confianza en nuestra capacidad de recuperación".

Cuando los escenarios potenciales para los intercambios se agotan y llega el momento de la decisión, Friedman siempre va a escuchar con la cabeza sobre su corazón. Tiene la convicción y la disciplina para ceñirse a un plan, y mucha fe en la capacidad del manager Joe Maddon, el coach de pitcheo Jim Hickey y el resto del cuerpo técnico de los Rays para sacarle el máximo provecho del al talento que provee.

Si Friedman puede sacarle partido a otro sentido de urgencia de un gerente general a lo largo del camino (o de desesperación), todo eso es parte de la ecuación. Como presidente de los Rays, Matt Silverman observó en el 2008: "Andrew es un oportunista. Siempre busca hacer mejoras dentro del club. Algunos son pasos importantes y requieren de riesgo, y otras son cosas marginales. Con mucha frecuencia, son esas decisiones las que marcan la diferencia en el final".

Friedman dio un gran salto el domingo por la noche, y fue difícil ignorar el contraste con otros equipos de la Florida de Grandes Ligas. Tres semanas después que los Marlins de Miami enfurecieran a su base de aficionados, alienando alienaran su casa club y arruinaran la semana del comisionado Bud Selig por obliterar renovar su plantilla en un canje con Toronto, los Rays demostraron por qué son tan ampliamente admirados y un modelo de crecimiento sostenido exitoso de mercado pequeño.

El canje de Shields fue el segundo gran revuelo de Tampa Bay del receso de la temporada baja, llegando unas dos semanas después de la extensión del contrato de Evan Longoria por $100 millones. Lo siguiente en la agenda: Tratar de ganar la División Este de la Americana y la determinación determinar del futuro del ganador del Cy Young, David Price, quien será elegible para la agencia libre en el 2015.

Tenga la seguridad de que Andrew Friedman, maestro conformador de listas y tejedor, ya se ha imaginado decenas de escenarios relacionados con Price a través de su mente. Así es como funciona.


Jerry Crasnick cubre béisbol para ESPN.com Consulta su archivo de columnas.