Sainz: "Llegaremos poco preparados"

null
EFE

Carlos Sainz
EFESainz correrá por primera vez en un buggy

MONTECARLO -- El español Carlos Sainz comentó este domingo que acude al Dakar con un objetivo diferente al habitual, puesto que no tiene experiencia en competición con el buggy con el que participará este año, apenas han entrenado y llegan justos de preparación.

El piloto español participó este sábado en la presentación del equipo Volkswagen del Mundial de Rallys. El madrileño ha tenido un gran protagonismo en el desarrollo del Polo WRC con la escudería alemana que desembarca a partir de 2013 en el Mundial.

Sainz ha participado tanto en el desarrollo del vehículo, realizando diferentes pruebas, como en el debut en la competición en la última edición del Rally Legend de San Marino.

Sobre la próxima edición del Dakar, el piloto, que se impuso en esa prueba en 2010, comentó: "El objetivo es un poco diferente al de otras ocasiones, porque la decisión de participar y el coche con el que lo haremos llegó muy tarde, ha sido todo a última hora".

Sainz disputará la próxima edición del Dakar con un vehículo de categoría buggy, con tracción trasera, motor V8 de siete litros y 380 CV, desarrollado por el preparador estadounidense Jefferies Racing.

Sabe cuáles van a ser sus limitaciones: "Vamos a llegar muy poco preparados, hemos hecho pocos kilómetros, pero vamos a tratar de disfrutar y de hacer un buen rally mientras estemos dentro".

Sainz no quiere apostar por un resultado concreto: "Es muy difícil de decir porque no tengo experiencia con este tipo de coches, y hasta que no lleguen los primeros kilómetros y los primeros tiempos no sabremos dónde estamos. Iremos día a día y estar lo más adelante posible es la meta".

No se plantea su futuro en la competición más allá del Dakar: "Yo por el momento, incluso cuando empecé en Volkswagen ya dije que mis objetivos iban a ser año a año, porque a estas alturas de mi vida hacer una estrategia o unos planes a más largo tiempo no me apetecen, sinceramente".

"De momento sé que lo voy a correr ahora", añade.

Y es que, aunque no se plantee retos a medio plazo, su participación surge de un proyecto del catarí Nasser Al-Attiyah con el vehículo y uno de sus patrocinadores personales, por lo ante la pregunta de si acompañará al piloto árabe en su andadura, Sainz indicó: "Ya veremos cuando llegue el momento".

En cuanto a la presentación del equipo Volkswagen y el vehículo, el Polo WRC, el piloto comentó: "Después de haber vivido la evolución desde principio de año, cuando ya hay una fecha para el debut, hay que llegar de la mejor manera posible".

En cuanto al momento en el que llega el vehículo al Rally de Montecarlo, primera cita del mundial que comenzará el 15 de enero, el bicampeón del mundo de la especialidad comentó: "Yo estoy contento con el vehículo, creo que hemos trabajado bien".

Y añadió: "Estaré muy atento a cómo vayan los primeros compases del coche, sus primeros tramos y espero que sea competitivo desde el inicio. Tengo buenas sensaciones con el coche, lo he dicho siempre y ahora habrá que verlo en competición".

Como gestor del vehículo, no tiene prisa por pisar lo más alto del podio: "Lo importante es que el coche sea competitivo, las victorias ya llegarán".

Aunque no se muestra conforme con el equipo de que habrá que esperar hasta 2014 para luchar por los primeros puestos: "A mí me gustaría que en la segunda mitad del campeonato ya estuviera ahí, pero habrá que esperar a ver cómo está el coche, y eso se verá cuando empiece la competición".

El piloto sabe que continuará en 2013 vinculado al equipo, y señala cuál será su función: "Estaré asesorando en la medida que pueda en todo lo que es el campeonato del mundo de rallys y seguiré trabajando como embajador de la marca y en todo aquello que me puedan necesitar".

En cuanto a su posible incursión en el Mundial de Rallys para disputar alguna cita de forma aislada junto a Luis Moya, el copiloto con el que consiguió dos títulos mundiales, Sainz apuntó: "No es la prioridad en absoluto. Lo que sí hemos comentado en alguna ocasión es que cuando todo esté más calmado nos gustaría hacer un rally como hizo en su día el finlandés Juha Kankkunen, pero a día de hoy ni es posibilidad ni es prioridad".