Benfica: Aimar vive su peor momento

Actualizado el 13 de diciembre de 2012
EFE

LISBOA -- Perjudicado por las lesiones, el argentino Pablo Aimar vive a sus 33 años el peor comienzo de temporada desde que llegara al Benfica, en verano de 2008, ya que apenas ha disputado 184 minutos en partido oficial.

Pablo Benfica
APEl ex River Plate sufrió varios problemas físicos

Los problemas físicos han perjudicado al ex jugador de River Plate, Valencia y Zaragoza, cuyo contrato con el club lisboeta expira en junio de 2013, tras la renovación acordada el pasado mes de febrero.

Aimar no sale al terreno de juego desde el pasado 2 de octubre, cuando el Benfica perdió en casa contra el Barcelona (0-2) en encuentro correspondiente a la fase de grupos de la Liga de Campeones.

A estas alturas de temporada, el año pasado acumulaba en sus piernas 1.441 minutos, con 18 partidos de titular y 5 saliendo desde el banquillo.

En la campaña 2010-2011 llevaba más de 1.400 minutos, en la 2009-2010 completaba 1.281 minutos y en la 2008-2009 (también entonces afectado por las lesiones) había disputado 621 minutos.

El mediapunta argentino, que pese a todo continúa siendo uno de los ídolos de la afición, ya tuvo problemas esta pretemporada debido a varias mialgias -sólo participó en uno de los ocho amistosos programados-, aunque fue un golpe en su pierna derecha sufrido en septiembre el que le ha dejado en el dique seco diez semanas.

Tras forzar para jugar contra el Barça, se esperaba que el futbolista pudiera estar disponible para el derbi lisboeta del pasado lunes, contra el Sporting, aunque finalmente no se cumplieron las expectativas abiertas por su propio progenitor, en declaraciones recogidas por la prensa lusa.

Además de las lesiones, Aimar ha perdido la condición de jugador clave de la que había gozado hasta ahora en el Benfica, en el que este año sólo ha comenzado en el once titular en uno de los seis partidos en los que ha participado.

El técnico de los lisboetas, Jorge Jesús, ha cambiado ligeramente su esquema a un 4-4-2 (antes solía optar por un 4-2-3-1) que incluye a dos extremos puros, lo que le lleva a utilizar a dos mediocentros de corte más bien físico y no tan creativos.

"Aimar es un jugador al que tengo en cuenta, pero ha sufrido varios problemas físicos y hace un mes que no entrena. Hasta enero no sabremos que ocurrirá, yo cuento con él, aunque las lesiones pueden dictar otras decisiones", explicó el entrenador del Benfica en noviembre, ante los rumores de una posible salida.

Hace justo un año, la prensa lusa informaba del interés de clubes de Qatar, EEUU y Argentina por hacerse con sus servicios, aunque finalmente el "Payaso" decidió firmar por una campaña más con el conjunto lisboeta.