Molinos: Tigre reclamará ante CSF

null
Servicios de ESPN.com
La final que no fue
Hablemos de fútbol repasó el único tiempo de la final que se disputó entre San Pablo y Tigre por la Sudamericana.Tags: hablemos de fútbol, san pablo, tigre, sudamericana

BUENOS AIRES -- El presidente de Tigre, Rodrigo Molinos confirmó en "La Oral Deportiva" que van a pedir que se "sancione deportiva y económicamente" a Sao Paulo y reveló que el árbitro le había dicho que supendería y no que daría por terminada la final de la Copa Sudamericana.

"Vamos a hacer la presentación para que se tomen todas las sanciones necesarias para San Pablo y que Tigre quede libre de todo tipo de culpa", aseguró el dirigente en ESPN Radio en Rivadavia.

"Después veremos qué decisión toma Conmebol. Nosotros queremos que se sancione deportiva y económicamente al club. En la presentación vamos a narrar todo lo sucedido a partir de que termina el partido en cancha de Boca. Desde la demora en entregar las entradas y todas las dificultades que nos pusieron que son muy llamativas y nunca esperábamos algo así", comentó Molinos, en referencia a todos los inconvenientes que sufrió Tigre esde su llegada a San Pablo, para la revancha de la final de la Copa Sudamericana.

"Confiamos plenamente en la decisión que se tome. Como club vamos a defender todos nuestros intereses. La realidad de lo que vivimos fue bochornosa. Se violó todo tipo de far play teniendo en cuenta que era una final de una copa continental".

Al plantel argentino se lo llevó a entrenar muy lejos de su hotel, luego no se le permitió hacer el reconocimiento del campo el día previo a la final e intentaron evitarlo justo antes del partido. Y en el entretiempo se dio la agresión por parte de la seguridad privada y la policía, que los hizo tomar la decisión de no volver para el segundo tiempo.

"Ni un solo dirigente de San Pablo se acercó a preguntar qué pasaba y si estábamos bien", reclamó Molinos.

"Ellos dicen que acá habían tenido problemas con la policía, pero no hay ningún tipo de reporte de que eso ocurriera. Antes del partido les habíamos entregado una plaqueta, camisetas y un libro de la historia del club a modo de agradecimiento y por es importante para nosotros jugar la final ante ellos. Nos dijeron que en Brasil sería el mismo trato, pero ocurrió todo lo contrario".

Por otro lado, Molinos se mostró indignado con el comportamiento de los máximos directivos de la Conmebol: "Es incomprensible lo de (Nicolás) Leoz. Nos enteramos que participó de los festejos y la premiación. El árbitro nos había dicho que el partido estaba suspendido y no finalizado".

"Estuvimos en contacto todo el tiempo con el secretario de (José Luis) Meizner a partir del momento que empezamos a tener inconvenientes. Antes de los incidentes ya teníamos pensado presentar una nota en reclamo por la falta de reciprocidad por el entrenamiento en el campo de juego y la falta de entradas".

Finalmente, justificó la decisión del plantel de no volver a jugar porque "los jugadores no estaban en condiciones físicas ni mentales para continuar el partido".