Lo mejor del 2012

Cinco hechos para recordar del fútbol de Selecciones, según la óptica de ESPN.com

null
ESPN.com

1) OTRO AÑO ROJO


España

Ya no hay muchas palabras para describir el éxito de la Selección de España. Desde 2008, es la mejor Selección del mundo no sólo porque ganó todos los torneos importantes que se disputaron, sino también porque mantiene un nivel que ningún otro equipo nacional está ni cerca de conseguir. En 2012 se consagró campeón de la Euro y se convirtió en el primer Seleccionado en obtener tres títulos oficiales de manera consecutiva. Pero ese hecho se convierte en anecdótico cuando uno disfruta del juego de España. En la final del campeonato continental goleó 4-0 a Italia y jugó uno de los mejores partidos de su historia, justo en una definición. Eso es suficiente para afirmar que este grupo de jugadores ya es legendario. El techo no parece estar cerca y es posible que repita este lugar en el ránking todavía por más años.


2) MESSI Y DIEZ MÁS


Messi

Por fin, el mejor futbolista del planeta logró rendir en la Selección de la misma manera que en Barcelona y los críticos profesionales, los envidiosos y otros amantes del pesar ajeno ya no tuvieron nada que decir. La llegada del entrenador Alejandro Sabella fue clave para el Diez argentino, quien se convirtió en el dueño de la Selección no sólo por tener la cinta de capitán, sino también por su peso en el juego del equipo. El rosarino, autor de la obscena cantidad de 90 goles totales en el año calendario, marcó dos tripletes -uno al Brasil de Neymar- y sumó 12 tantos internacionales en 2012. Fue, sin duda alguna, el gran responsable de la gran temporada de Argentina y en 2013 seguirá trabajando en busca del gran objetivo de su carrera: ganar la Copa del Mundo.


3) EL EQUIPO DE JOSÉ


Colombia

Cuando comenzó el año Colombia no tenía entrenador y peleaba en los útlimos puestos de las Eliminatorias. Hoy, cierra este 2012 en el segundo lugar y con un proyecto firme que tiene a la Copa del Mundo como meta muy posible. José Pekerman fue el salvador de una Selección con buenas individualidades pero sin ningún tipo de proyecto colectivo. Hernán Darío Gómez y Leonel Alvarez pasaron sin pena ni gloria y por eso se buscó un cambio, un técnico extranjero. El argentino llegó en silencio pero ordenó las piezas y formó un plantel que sabe lo que quiere, con una mezcla justa entre experiencia y juventud. De la mano del impresionante Radamel Falcao, ganó cinco de los siete partidos que jugó en el año y quedó a un paso de volver a un Mundial después de 16 años.


4) UN EQUIPO DE ORO


México

La Selección sub 23 de México hizo un trabajo a conciencia para los Juegos Olímpicos de Londres. Quizás fue el equipo que trabajó con más seriedad y eso se vio en la cancha. El Tri logró el mayor triunfo futbolístico de su historia después de derrotar con claridad al Brasil de Neymar en la gran final de Wembley. El conjunto dirigido por Luis Fernando Tena debutó con un 0-0 ante Corea del Sur pero luego venció a Gabón y Suiza en la primera fase. En cuartos sufrió para superar a Senegal en el tiempo suplementario y en semis jugó un gran partido contra Japón. En la definición Oribe Peralta fue el héroe y amargó al todopoderoso Brasil, que una vez más se quedó en la puerta del oro olímpico.


5) CON ESTILO


Pirlo

Este punto es muy subjetivo, porque tiene que ver con el gusto por una forma de juego. Sin embargo, en la actualidad ese estilo se extendió por muchas de las principales Selecciones del mundo y se convirtió en un paradigma de estos tiempos. Quizás tiene que ver con el éxito impresionante de Barcelona y de España, o con que los planteos defensivos ya no dan los resultados de otros tiempos. Lo cierto es que muchos seleccionadores han optado por formar equipos que respetan a la pelota, que piensan más en el arco de enfrente que en el propio. Es el caso de Alemania, Argentina, Francia y, el más emblemático, Italia. La Azzurra dejó por un rato el tradicional catenaccio y ahora entrega mucho más al espectáculo.