Flacco tambalea hacia el final

El QB de Baltimore está teniendo las actuaciones más frustrantes de su carrera

Actualizado el 19 de diciembre de 2012
Jamison Hensley Por Jamison Hensley
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

Joe FlaccoGetty ImagesLos Baltimore Ravens deberán conservar a Joe Flacco, quien es mejor opción que el mercado.

OWING MILLS -- Lo único peor que el desempeño de Joe Flacco este mes, ha sido el memomento en que lo hace. Algunas de sus peores actuaciones están llegando en los juegos finales de su contrato actual.

Flacco se puede convertir en un agente libre irrestricto para marzo, pero los Baltimore Ravens no lo dejarán llegar al mercado. Sí, los Ravens despidieron al coordinador ofensivo Cam Cameron con tres semanas restantes en la temporada regular, así que no podemos descartar nada en este equipo sujeto a resultados. Pero la mejor apuesta es que Flacco estará en controles para los Ravens en 2013 y el futuro próximo.

Ahora mismo, Flacco no está jugando como un mariscal de campo franquicia que se merezca un nuevo contrato. En la racha de tres derrotas de los Ravens, ha completado 54 por ciento de sus pases y ha promediado 208 yardas por aire. Ha soltado en balón en tres partidos al hilo, incluyendo uno que le costó a Baltimore la victoria sobre los Steelers. Su intercepción devuelta 98 yardas hasta las diagonales será recordada como uno de los peores pases en su carrera. No son las jugadas que un pasador quiere que se vengan a la mente durante una mesa de negociación. A pesar de que Flacco no lo reconocerá, seguro se arrepiente en ocasiones de no haber aceptado la oferta de los Ravens el verano pasado, especialmente tras este desastroso diciembre.

El juego inconsistente de Flacco indudablemente ha disminuido la confianza de los Ravens en él, pero no ha cambiado sus probabilidades de volver. Los Ravens no deben --y honestamente no pueden-- dejarlo ir. Esto no es necesariamente una aprobación a Flacco, es simplemente la realidad de la situación. A pesar de que el juego de Flacco ha sido frustrante, una mirada a los mariscales de campo que estarán disponibles esta temporada hace ver a Flacco como Tom Brady. ¿Mejorarían los Ravens con Michael Vick, Alex Smith, Carson Palmer, Kevin Kolb o Ryan Fitzpatrick? Lo mismo en cuanto al draft, donde no hay prospecto que algún equipo tomaría sobre Flacco. Además, los Ravens saben cuánto les costó encontrar un lanzador con el talento de Flacco (recuerden los días de Kyle Boller, Anthony Wright y Jeff Blake, y Chris Redman).

La pregunta no es si los Ravens se quedarán con Flacco, es cuánto le costará al equipo mantenerlo. Los Ravens pueden usar una de dos etiquetas en él o firmarle un nuevo contrato. La exclusiva etiqueta de franquicia (la que evitaría que hable con otros equipos) se espera que rebase los 16 millones de dólares para mariscales de campo en 2013, y la etiqueta de no exclusividad probablemente sea de 14.5 millones. Pagarle a Flacco más de 14 millones por una temporada podría forzar otras decisiones, porque Baltimore tiene menos de 15 en el tope salarial de 2013.

La alternativa sería un contrato a largo plazo con Flacco. Las partes no pudieron acordar uno de siete meses la temporada baja, antes que las pláticas se vieran desplazadas por el arranque de la temporada. La dificultad es ponerse de acuerdo en el valor adecuado de Flacco. Hay una gran brecha entre los pasadores de primer nivel --Ben Roethlisberger (ocho años, 102 millones de dólares) e Eli Manning (siete años, 106.9 millones)-- y los de nivel medio como Fitzpatrick (seis años, 59 millones con 24 garantizados).

Flacco repitió varias veces este verano que el estado de su contrato no se volvería una distracción, pero obviamente hay algo mal con Flacco en estos días. Este es el mariscal de campo que tiene más victorias que nadie más en la NFL desde 2008 (incluyendo playoffs). Es el primer pasador titular en la historia de la NFL (1970 desde la fusión) en llevar a su equipo a postemporada en cada una de sus primeras cinco temporadas; y es el mariscal de campo que se suponía diera el siguiente paso tras quedarse a un pase completo de llevar a los Ravens al Super Bowl el año pasado.

La temporada empezó de manera perfecta para Flacco en una victoria de 44-13 sobre los Bengals. El entrenador John Harbaugh dijo bromeando tras el juego: "Páguenle lo que pida. Páguenle al hombre. ¿Escuchaste eso [el dueño] Steve [Bisciotti]?".

Ahora, todo lo que escucha Flacco en estos días son abucheos en su propio estadio. Sin embargo, nadie debería sorprenderse si Flacco rebota de la caída, así como nadie debería sorprenderse cuando fracase en completar la mitad de sus pases tras un juego de 300 yardas aéreas. Si hemos aprendido algo acerca de Flacco en sus primeras cinco temporadas, es que es un mariscal de campo de rachas. La mayoría olvida que no lanzó más de 180 yardas en tres partidos consecutivos antes de su memorable desempeño en el campeonato de la AFC en New England.

"Somos un equipo que confía en dar la cara y ganar partidos", dijo Flacco. "Es todo lo que debemos hacer. Será parte de nuestro carácter y rudeza, y todo será puesto a prueba --el mío, el de nuestro equipo-- porque siempre hay presión sobre nosotros, y si ahora hay un poco más, entonces que la haya. Pienso que es parte de ser una persona fuerte, lidiar con la presión".

La manera en que Flacco maneje la presión, probablemente determinará cómo juegue en los últimos partidos de la temporada regular y durante la postemporada.


Jamison Hensley Jamison Hensley se unió a ESPN.com en el 2011 después de cubrir a los Ravens para el Baltimore Sun por 11 años. Consulta su archivo de columnas.