Greg Schiano confía en Freeman

null
AP

TAMPA -- Las esperanzas de postemporada de los Tampa Bay Buccaneers se han esfumado durante una racha de cuatro derrotas consecutivas, que también planteó la pregunta de si Josh Freeman es el mariscal de campo del futuro de los Buccaneers.

Josh Freeman

Freeman

Greg Schiano

Schiano

El jugador de cuarto año está cerca de convertirse en el primer pasador de 4,000 yardas en la historia de la franquicia. Sin embargo, su inconsistencia ha generado preocupaciones acerca de si existe algún límite a lo buenos que pueden volverse los Bucs con Freeman dirigiendo una ofensiva que se vino abajo durante una actuación llena de errores, en la derrota 41-0 frente a los New Orleans Saints.

Freeman, a quien le resta una temporada de su contrato por cinco años que le pagará 8.43 millones en el 2013, dijo que las dos semanas que faltan serán para mejorar.

El entrenador en jefe de primer año, Greg Schiano, reiteró que mientras Freeman pueda jugar mejor que el mes pasado no está preocupado acerca de su joven mariscal, quien ha completado apenas el 54.8 por ciento de sus pases para 3,471 yardas, 25 touchdowns y 12 intercepciones.

Hace dos años, Freeman guió a los Bucs a 10 victorias en su primera temporada completa como titular, lanzando 25 pases de touchdown contra seis intercepciones, quedando fuera de los playoffs por muy poco.

El mariscal de 24 años de edad dio un paso atrás en el 2011, lanzando para 16 touchdowns y 22 intercepciones, de camino a una temporada 4-12 que incluyó una racha de 10 derrotas consecutivas al final del año.

"Si Josh Freeman no fuera a jugar y sólo estuviera pasando el tiempo, no estuviera recibiendo mensajes, contestando preguntas a las 10 de la noche acerca de coberturas y cosas por el estilo, entonces sí tendría razones para estar preocupado", expresó Schiano.

"Sin embargo sé que todos pasan por momentos buenos y malos. También sé que quienes perseveran, aquellos que trabajan, van a estar bien", agregó el entrenador. "Josh está haciendo su trabajo, así que vamos a estar bien. Tenemos que salir de esto como grupo".

Freeman se comprometió a corregir los errores que cometió en contra de los Saints, fallas que atribuyó principalmente a la "falta de comunicación" entre él y sus receptores.

"Tengo que comunicarme mejor, tengo que asegurarme que todos están en la misma página, asegurarme que todos están haciendo exactamente lo que necesitan hacer", indicó Freeman, agregando que también está comprometido en asegurar que la preparación del equipo no sufra ahora que Tampa Bay está fuera de la carrera por los playoffs.

"Como mariscal de campo eso es lo que hago todos los días. Todos tienen su propio estilo de liderazgo, yo trato de enviar el mensaje de hacer tu trabajo, sacrificarte por tus hermanos", sentenció Freeman.

"Incluso al final del partido, los chicos aún estaban tratando de hacer todo lo que podían para conseguir algo. Eso dice mucho acerca del carácter de los muchachos de este equipo. Incluso cuando el partido estaba fuera de alcance y las cosas no estaban saliendo bien, los chicos aún estaban esforzándose", agregó Freeman. "Nadie renunció en este equipo. Como pasador, como mariscal, como líder, es grandioso ver eso. Esto hace que sea mucho más fácil motivar a los jugadores y ser el líder".

La actual racha perdedora asegura que Tampa Bay (6-8) se perderá los playoffs por quinto año consecutivo.