Tomateros retira 33 de Horacio Piña

Actualizado el 18 de diciembre de 2012
Servicios de ESPNdeportes.com

Tomateros de CuliacánHoracio Piña saluda a la afición tras retirarse su número 33 con los Tomateros en la LMP
CULIACÁN -- En enero de 1979, Horacio "Ejote" Piña se subió a la loma de pitcheo del Estadio General Ángel Flores por última vez con los Tomateros de Culiacán...

La noche del martes lo hizo de nuevo casi 34 años después, para recibir el homenaje del retiro de su número 33 que portó por 12 campañas con el equipo guinda en la Liga Mexicana del Pacífico.

Acompañado de su esposa Zoila, Piña entró al terreno de juego junto con el Gerente General de los Tomateros, Jaime Blancarte, y el Gerente Deportivo, Ray Padilla.

"Me siento muy halagado de que me hagan esto (homenaje), es la primera vez que me toca ojalá y dios quiera que salga bien y que no se me salgan las de cocodrilo porque soy muy llorón", fueron las primeras declaraciones del ex lanzador guinda al llegar al estadio.

Tomateros de CuliacánHoracio Piña recibe la placa y la camisa con su número 33 en la loma de pitcheo
Su carrera con los Tomateros fue gloriosa al consagrarse como uno de los grandes lanzadores de la LMP y de los propios guindas, manteniéndose por 12 campañas y logrando 3 títulos en las temporadas 1966-1967, 1969-1970 y 1977-1978; los primeros dos teniendo como manager a Vinicio García y el tercero con Raúl Cano al frente.

Con Culiacán ganó 74 juegos y cayó en 50, obtuvo 26 salvados en 1019 entradas lanzadas, con un total de 234 encuentros enfundado en la casaca guinda. De esos juegos jugados, 113 fueron como abridor y de los cuales terminó 41 dejando efectividad de 2.40.

"Hace como un mes, mes y medio que me avisaron de esto y al principio pensé que no era cierto, pero lo prometieron y se dio", confesó el jugador que fue entronizado al Salón de la Fama del Beisbol Mexicano en 1988.

En lo que llegaba a la loma de pitcheo, Jorge Vilches, cronista de los Tomateros y maestro de ceremonias, leía su semblanza arrancando la ovación de los aficionados que se dieron cita para esta gran fiesta.

Tras el reconocimiento y entrega de placa y casaca enmarcada, en la pantalla gigante del Ángel Flores se proyectaba un video con imágenes y números destacados del campeón de la Serie Mundial de 1973 con los Atléticos de Oakland.

Fue entonces que emprendió su camino rumbo al jardín central y derecho, donde al lado de Francisco "Paquín" Estrada se encontraba su imagen lista para ser develada por Leo Rodríguez y el mismo Estrada, acto seguido de los juegos pirotécnicos que estallaban junto con los aplausos del público y ante el agradecimiento del mismo Piña que extendía sus brazos.

Piña fue el primer pitcher mexicano en lanzar en una Serie Mundial y lo hizo el 14 de octubre de 1973 en relevo contra los Mets de Nueva York.

"No, es una cosa que yo no sabía (homenaje), deseaba de todo corazón esto que me van hacer ahora", comentó con alegría.

El ex pitcher tuvo buenos números en Grandes Ligas y Liga Mexicana de Beisbol, en la Liga Mexicana del Pacífico no fue la excepción y eso se lo debe al apoyo que recibió siempre de parte de toda la familia beisbolera de Culiacán.

"Las temporadas que tuve aquí con los Ley, primero con el papá, me trataron muy bien ellos me empezaron a dar trabajo cuando empecé de chavo y la afición de aquí le tengo gratos recuerdos, porque fue la que me dio para arriba y me ayudó a llegar hasta donde yo llegué".

Actualmente, Piña vive con su familia y sus mejores ratos los pasa pescando, actividad que al decir de él mismo le gusta.

"Dedico a toda mi familia que me están apoyando, también a la afición de Culiacán un saludo para ellos, para la prensa y al club Tomateros de Culiacán y ojalá lleguen a la Serie del Caribe Hermosillo 2013, para apoyarlos", finalizó.

Información de Rubén Castro, de ESPNDeportes.com, fue utilizada en este reporte