James Jones encuentra su lugar

Jones se ha convertido en el jugador más buscado por los Packers en la zona roja

Actualizado el 19 de diciembre de 2012
Kevin Seifert Por Kevin Seifert
ESPN.com (EE.UU.)
Archivo

James JonesGetty ImagesJames Jones tuvo cinco recepciones para 60 yardas y tres touchdowns contra los Chicago Bears.

GREEN BAY -- James Jones no es el líder receptor de los Green Bay Packers. Ese honor pertenece a Randall Cobb (77 recepciones). Jones no es el receptor abierto más explosivo en la plantilla de los Packers, tampoco. Ese título pertenece a Jordy Nelson (14.3 yardas por recepción). Así qué, ¿cuál es la función de Jones para los campeones de la NFC Norte del 2012?

A falta de un mejor término, James Jones es el cerrador de los Packers.

Las 12 recepciones de touchdown de Jones (líder entre los receptores) incluyen 10 jugadas que se originaron dentro de la zona roja. Las anotaciones han sido cruciales para terminar las marchas de un equipo cuya capacidad para realizar jugadas grandes ha disminuido notablemente esta temporada.

"Simplemente atrapa touchdowns", declaró el entrenador en jefe de los Packers, Mike McCarthy, después de que Jones atrapara tres de ellos en la victoria de Green Bay, 21-13, sobre los Chicago Bears. "Esa es una responsabilidad de trabajo muy buena para tener. Es sólo la forma en la que se da a veces".

El mariscal de campo, Aaron Rodgers, agregó: "Simplemente ha estado haciendo jugadas, y recibiendo una gran cantidad de oportunidades".

De hecho, como se muestra en la primera tabla, Jones es por mucho el receptor más buscado por los Packers en la zona roja. La segunda tabla muestra que ningún jugador de la NFL ha atrapado más pases en la zona final, una subcategoría que generalmente abarca pases lanzados desde una distancia corta.

Es una gran transición para un jugador que alguna vez fue visto como una amenaza de jugadas grandes propenso a los errores y poco pulido, que volvió a firmar con el equipo como agente libre en el 2011 sólo para encontrarse al fondo de la lista de profundidad como receptor N° 4. Sin embargo las lesiones de Greg Jennings (quien se perdió ocho partidos) y Nelson (tres y contando), junto con la inconsistencia del ala cerrada, Jermichael Finley, dejaron a Jones como el objetivo más confiable del equipo cuando se acerca a la zona final.

Jones, de 6 pies con 1 pulgada, no es el clásico receptor grande que puede superar por fuerza o en el salto a los defensivos en la zona roja. Pero Jones ha perfeccionado sus rutas y sus habilidades con el balón de manera considerable durante los últimos años, y Rodgers quedó maravillado por sus tres touchdowns.

Las anotaciones demostraron una muestra de sus habilidades para recibir. Una fue en una ruta por la banda derecha en la que Jones le ganó un paso al esquinero, Kelvin Hayden, en la salida. Actuando como veterano, alejó a Hayden con su mano izquierda mientras atrapaba un pase de 29 yardas de Rodgers.

En el segundo, Jones recibió un dardo de Rodgers en la yarda dos y --después de tener problemas para asegurar el balón por un momento-- corrió sobre el esquinero de los Bears D.J. Moore, para entrar a la zona final. Los problemas para asegurar el balón fueron un recordatorio de que Jones dejó caer 20 pases durante sus tres temporadas previas, de acuerdo a Pro Football Focus (PFF). Esta temporada, sin embargo, Jones ha reducido esa cifra a tres pases dejados caer en las 76 veces que el balón ha ido en su dirección, de acuerdo a PFF.

Los Bears movieron a su mejor esquinero para defender a Jones en la siguiente serie en la zona roja, a mitad del tercer cuarto, pero a pesar de ello Jones atrapó un pase atrás del hombro en contra de Charles Tillman para un touchdown de seis yardas.

"Denle un gran crédito", señaló Rodgers. "Esas son jugadas grandes y él es un chico al que se puede recurrir".

Alguien tenía que serlo, después de todo, cuando quedó claro al principio de la temporada que los rivales mantendrían a sus safeties a lo profundo en contra de los Packers y los obligarían a recorrer todo el campo, en lugar de jugar cerca de la línea de golpeo y darles la oportunidad de anotar con pases largos. La temporada pasada, los Packers se conectaron para 20 pases de touchdowns afuera de la zona roja. De ese total, 16 fueron de al menos 30 yardas y 11 fueron de 40 yardas o más.

Esas jugadas grandes se han reducido en aproximadamente un 40 por ciento esta temporada, sin embargo Jones ha sido la principal razón de por qué los Packers han anotado suficientes touchdowns para ganar 10 partidos.

Posteriormente, Jones se refirió al triunfo sobre los Bears como "una victoria de equipo". Es justo señalar que sin la precisión milimétrica de Rodgers, Jones podría haber sido excluido de la zona final. Pero todos los equipos necesitan un cerrador, y no hay duda de quién es el de los Packers.


Kevin Seifert se unió a ESPN.com en 2008 después de cubrir a los Minnesota Vikings para el Minneapolis Star Tribune por ocho años. Consulta su archivo de columnas.