Inglaterra: lo peor del 2012

Cinco hechos para olvidar en el fútbol inglés, según la opinión de ESPN.com

Actualizado el 24 de diciembre de 2012
Por Magdalena Kairuz
ESPN.com
Archivo

Sergio Aguero
AP

1) EUROPA LE QUEDÓ MUY GRANDE


Manchester City y todos sus millones de petrodólares aspira a alcanzar el nivel de vecino, el United. Y en dentro de Inglaterra consiguió resultados bastante rápido. Primero con una FA Cup y después con la Premier League. Sin embargo, en la UEFA Champions League fue un fracaso rotundo.
Para el comienzo del 2012 ya ni siquiera estaba en carrera, porque quedó eliminado en primera rueda, donde sólo le ganó al Villarreal -que esa temporada descendió en España- y al Bayern lleno de suplentes. Y en Europa League no le fue mucho mejor. Allí ingresaba como uno de los candidatos, pero cayó en su segunda serie (8vos) frente al Sporting Lisboa.
La segunda experiencia en Champions fue aún peor: no ganó ni un partido -es cierto, en un grupo más difícil- y ni siquiera se clasificó para Europa League. Es más, hizo la campaña más mala de un equipo inglés en UCL.
Roberto Mancini quiso buscarle el lado positivo a todo esto, diciendo que podrían concentrarse en revalidar el título en la Premier. Cinco días después, perdió el derbi con el United y se alejó de la punta.


John Terry
AP

2) JOHN TERRY, EL HOMBRE DEL CONFLICTO


El capitán del Chelsea ya es tan conocido por sus habilidades fuera de la cancha como por sus problemas fuera. Como había pasado antes del Mundial 2010 cuando un conflicto personal con su compañero Wayne Bridge afectó a la Selección inglesa, esta vez sucedió algo similar pero con consecuencias aún mayores.
Terry fue acusado por Anton Ferdinand por un insulto racista, lo que ya generó un distanciamiento con otro internacional, el hermano del agredido, Rio, quien ya no volvió al jugar en el equipo nacional.
Pero además, surgió un dilema ético para la FA, puesto que el defensor blue era capitán inglés. En principio, se lo protegió de alguna manera, al dejar la resolución de la justicia ordinaria para después de la Euro. Pero, por otro lado, la Federación decidió quitarle la cinta. Y a raíz de esa medida inconsulta con el seleccionador, Fabio Capello renunció a su cargo, a menos de cuatro meses para el torneo en Polonia y Ucrania.
Ya en el mes de julio, Terry fue llevado a juicio y declarado inocente, lo que debería haber dado por terminado el asunto, pero no...porque la FA inició una investigación. Ante esta acusación de la casa madre del fútbol inglés, Terry sintió que ya no debía seguir en la Selección y se retiró. En la Justicia deportiva, el zaguero resultó culpable, sancionado con una multa (de más de 270 mil euros) y una suspensión de 4 partidos (la mitad de la que recibió Luis Suárez).
Por su parte, Chelsea respaldó a su jugador. No obstante, en la parte final del año, las versiones periodísticas hablan de su próxima salida del club londinense.


Roberto Di Matteo
AP

3) CHELSEA Y LOS CAPRICHOS DE ROMAN


Depués de haber desembolsado unos 15 millones de euros en junio de 2011 para contratarlo, ocho meses después, el propietario del Chelsea decidió despedir a André Villas-Boas, tras una derrota ante West Brom, que los dejaba fuera de la zona de Champions. Mientras que en el torneo europeo estaba en octavos de final, aunque 1-3 abajo en la serie ante Napoli.
Roberto Di Matteo, ayudante del portugués, asumió como DT interino, no sólo consiguió revertir ante el equipo italiano, sino que también levantó al equipo en general, volviendo a darle lugar a la "vieja guardia", encabezada por Terry, Lampard y Drogba. Con ellos levantó la FA Cup y la tan preciada Champions League. El trofeo más buscado por Abramóvic y que ni siquiera el multicampeón Mourinho había podido darle.
No había discusión entonces, el ítalo-suizo debía seguir.
Hubo una buena inversión en refuerzos de calidad, pero perdió el Community Shield y sufrió una dura caída en la Supercopa de Europa ante el Atlético Madrid de Falcao. No obstante, los Blues comenzaron liderando en la Premier, también sin sobresaltos en la fase de grupos de la defensa de su corona europea. Todo iba bien, hasta que perdió el invicto con Man.Utd y comenzó el declive en la Liga.
Poco después, en la penúltima fecha de Champions, la derrota por 3-0 ante Juventus lo dejó virtualmente eliminado y terminó la paciencia del magnate ruso, que destituyó a Di Matteo. Como si eso no hubiera ofuscado lo suficiente a los hinchas, no tuvo mejor idea que contratar a Rafa Benítez, quien en su época en Liverpool, había dicho que nunca dirigiría al Chelsea...
La gente lo odia y se lo hace saber a puro silbido. El DT se mantiene optimista y dice que va a ganárselos con triunfos...pero tardó tres partidos en vencer y, además, perdió la final del Mundial de Clubes ante Corinthians. Tiene contrato por siete meses ¿llegará?


Inglaterra vs Italia
AP

4) CUARTOS Y PENALES, COMBINACIÓN FATAL


La Selección inglesa no tuvo momentos gloriosos con Fabio Capello, pero tampoco mejoró demasiado después de su salida que, por otra parte, fue un tanto desprolija, por el desacuerdo público sobre la sanción a John Terry, acusado por racismo.
Después vino la elección de Roy Hodgson como seleccionador, cuando Harry Redknapp -de gran campaña en Tottenham- era el nombre puesto.
Es cierto que el rendimiento en la Euro fue aceptable -de hecho se fue invicto-, pero la caída en cuartos de final, tras el 0-0 con Italia y por penales, otra vez, fue tan repetido.
En las Eliminatorias mundialistas, las cosas marchan bien, pero Hodgson aún no ha podido definir un equipo ni mucho menos un estilo ganador.


Ferdinand v Terry
AP

5) UN MAL QUE VOLVIÓ Y NO QUIERE IRSE


Siempre se elogia sobre la Premier League cómo han logrado controlar la violencia y los Hooligans. Cómo sus fanáticos pueden estar al lado del campo de juego, sin mediar un alambrado e incluso festejar los goles con los jugadores.
Pero hay otro tipo de violencia que viene tomando fuerza, a pesar de las sanciones y las campañas. En 2011, Luis Suárez fue noticia, además de por sus goles, por haber proferido insultos racistas al defensor del Chelsea Patrice Evra. Terry tuvo un conflicto similar con Anton Ferdinand (ver puesto Nº2), que tuvo repercusiones este año.
Mario Balotelli suele ser uno de los más agredidos por los hinchas. El problema se extiende por todo el continente, aunque la FA asumió que en Inglaterra puede ser mayor.
Han sancionado a hinchas por tweets racistas. El árbitro Mark Clattenburg fue acusado de insultar al jugador del Chelsea John Obi Mikel, aunque en este caso, el colegiado fue declarado inocente.
La FA propuso dar un curso "antirracismo" a los extranjeros que lleguen a la Premier, para evitar que las diferencias culturales generen malos entendidos.
Claramente el problema es cultural, pero no se trata de ser europeo o sudamericano, aunque para la FA los insultos del uruguayo Suárez merecieran ocho partidos de suspensión y los del inglés Terry sólo cuatro.


Magdalena Kairuz es editora de ESPNdeportes.com. Consulta su archivo de columnas.