Los contratos en MLB

Los diferentes tipos de acuerdos que se firman en las Grandes Ligas

Actualizado el 20 de diciembre de 2012
Arturo Marcano Por Arturo Marcano
Especial para ESPNDeportes.com
Archivo

A pesar que existe un solo contrato estándar utilizado en todas las firmas de agentes libres muy comunes en estos días, al estar aprobado por MLB y la MLBPA, es permitida cierta flexibilidad en torno a la incorporación de condiciones adicionales que terminan dándole forma a la relación laboral. Por esa razón me parece conveniente revisar algunos términos y conceptos fundamentales para entender un poco mejor los acontecimientos diarios.

Rodríguez
Rodríguez
Contratos Garantizados: Los contratos en MLB son garantizados y eso implica que pase lo que pase, menos en el caso de un retiro, el equipo siempre deberá pagarle al pelotero el monto acordado. En la NFL no es así y podemos citar el ejemplo de Peyton Manning quien firmó con Denver por 96 millones de dólares pero sólo 18 son garantizados. Las divisas pueden cuidarse las espaldas y asegurar los contratos, como los Yankees con Alex Rodríguez, pero las primas son tan altas, aproximadamente un 10% del monto total negociado, que muchas veces le quitan el sentido económico a ese tipo de movimiento gerencial. Este es uno de los grandes logros de la MLBPA y es prácticamente imposible su eliminación o sustitución en el futuro por algo parecido a la NFL.

Contratos Divididos o Split Contracts: Son contratos que establecen un salario si el jugador hace el roster de 25 y otro si debe ser enviado a ligas menores, esa decisión normalmente se toma en los últimos días de los entrenamientos primaverales tal como lo establece el Artículo IX, punto D, del Convenio Laboral. En este caso, el contrato se garantiza una vez el pelotero sea incorporado al roster activo.

Bay
Bay
Incentivos o bonos: Hay contratos con un salario base y luego una serie de incentivos o bonos que incrementan su valor. El acuerdo de Jason Bay con los Marineros es una buena vía para explicar este concepto. El canadiense firmó por $500.000 dólares y si hace el roster de 25 ese monto sube a $1 millón. Aparte de eso, Bay podrá ganar 2 millones adicionales si cumple con algunas metas como turnos al bate y días en el roster activo. No olvidemos que los Mets también le deben pagar al jardinero $21 millones de dólares en el 2013. Se pueden incluir distintos bonos o premios en los contratos siempre y cuando no estén amarrados a las habilidades del jugador o al récord final del equipo. Es decir, bonos por partidos jugados, innings lanzados, premios como JMV o Cy Young o ser seleccionado al juego de las estrellas son permitidos. Sin embargo, no se aceptan bonos por batear un número de jonrones, ganar una cantidad de juegos o que el equipo pase a los playoffs.

Greinke
Greinke
Burnett
Burnett
Sabathia
Sabathia
Cláusula de Escape o Opt-Out: Algunos contratos le dan la posibilidad al pelotero de salirse del mismo antes de su vencimiento para convertirse nuevamente en agente libre. No son comunes por quitarle la certeza deseada por todo equipo en relación al roster pero sí ocurre de vez en cuando y generalmente con jugadores que pueden exigir su incorporación. Entre los ejemplos recientes de lanzadores beneficiados por ese tipo de cláusula están CC Sabathia, A.J. Burnett y Zack Greinke quien podría utilizarla luego de sus tres primeras temporadas con los Dodgers.

Renovación Automática o Vesting Option: Hay contratos que establecen un término específico y agregan un año adicional si se cumplen unas determinadas metas sin necesidad de negociaciones adicionales. Ojo, no es una opción como veremos más adelante sino un año extra amarrado a unas estadísticas. Por ejemplo, los Cachorros firmaron al relevista nipón Kyuji Fujikawa por dos años con un vesting option para el tercero, dependiendo del número de juegos que cierre en ese tiempo. Si se cumple la meta se dispara el tercer año automáticamente.

Opciones: Hay contratos por un término determinado pero con algunos años adicionales que sólo entrarían en efecto si, dependiendo del caso, el equipo, el jugador o ambas partes lo desean. Esos años adicionales se conocen como opciones. Si se ejerce la opción el contrato se transforma en garantizado por ese espacio de tiempo extra. Si no se ejerce la opción, el jugador se convierte en agente libre. Existen tres tipos de opciones: la opción mutua, la opción del jugador y la opción del equipo. La opción mutua requiere de un acuerdo entre el jugador y el equipo y realmente es poco utilizada ya que es difícil conseguir un escenario en donde ese tipo de decisiones favorezca a ambas partes. En la opción del jugador el año adicional entra en efecto si éste considera que le conviene y para ello debe realizar un análisis de lo que podría percibir como agente libre y el sueldo establecido en el contrato. La opción del equipo es la más incorporada de todas, sobre todo por Tampa, y depende exclusivamente de lo que desee la novena.

En fin, sólo algunos de esos términos que leemos a diario y que muchas veces pueden generar dudas.


Arturo Marcano es abogado graduado en la Universidad Católica Andrés Bello en Caracas con una Maestría en Derecho (LL.M.) de Indiana University y una Maestría en Gerencia Deportiva (M.S.) de la Universidad de Massachusetts-Amherst. Es coautor con David P. Fidler del libro Stealing Lives y del Capítulo 12 (Latinoamérica) del libro Cambridge Companion to Baseball. Puedes seguirlo en Twitter aquí. Consulta su archivo de columnas.