Dos duelos imperdibles

Milan-Barcelona y Real Madrid-Manchester United, entre los 8vos de Champions

Actualizado el 21 de diciembre de 2012
Carlos Bianchi Por Carlos Bianchi
ESPN.com
Archivo

UEFA Champions LeagueGetty Images

BUENOS AIRES -- Ya conocemos los cruces entre los 16 mejores equipos de Europa, después de un sorteo de octavos de final de la UEFA Champions League que deparó dos duelos que claramente sobresalen del resto: Milan-Barcelona y Real Madrid-Manchester United.

SE VUELVEN A VER LAS CARAS
De andar irregular en la Serie A, el renovado Milan vuelve a cruzarse con Barcelona, al que no pudo vencer en ninguno de los cuatro partidos de la edición pasada.

Barcelona
Getty ImagesBarcelona atraviesa un duro momento con Tito

Antes que nada, hago votos para que Tito Vilanova se recupere lo más pronto posible. A veces el destino es duro. Estoy convencido de que todos los entrenadores quisieran estar en su lugar en Barcelona. Tomó la posta de Guardiola, en un contexto de desconfianza general, y su equipo está teniendo una racha como nunca tuvo en su historia en la Liga. Superior, incluso, a la del conjunto de Pep. Sin embargo, hoy por hoy al actual DT del Barça le toca afrontar su partido más difícil.

Que la enfermedad de Vilanova no produzca un cimbronazo en Barcelona, como seguramente ocurriría en otros clubes, se explica por la continuidad en sus jugadores base. Valdés, Puyol, Piqué, Busquets, Xavi, Iniesta y Messi son adultos, todos saben lo que tienen que hacer. El sistema de trabajo no debe haber cambiado tanto de Guardiola a Tito. Tampoco más atrás en el tiempo, de Rijkaard a Pep.

El conjunto catalán llegará al duelo de octavos con demasiada diferencia con sus perseguidores de la Liga. Podrá darse el lujo de pensar más en la Champions que en el campeonato local. Si bien Barça es favorito, Milan es un grande de Europa y se la tiene que jugar. Por historia, querrá jugar bien y tratar bien el balón. Pero no creo que se regale: hoy es más realista y por eso logró complicarlo en los últimos enfrentamientos.

Está claro que Barcelona sufre con los que no le juegan de igual a igual. Igual dudo que el Rossonero, con su filosofía a cuestas, opte por reagruparse atrás y dejar correr los minutos. Por orgullo, debería pelear. No lo veo al estilo Celtic, Chelsea o el Inter de Mourinho. Como en las películas de mi época, el muchachito (en este caso Barcelona) siempre termina ganando. Se come un golpe, se cae y aunque a veces tarde, al final siempre termina de pie.

CRISTIANO CONTRA SU PASADO
Precisamente, por saber cómo juega y qué puede dar Barcelona, preferiría pagar la entrada para ver un más impredecible Real Madrid-Manchester United.

Será el cruce de dos equipos con mucho carácter. Por un lado, un Manchester que se pasea en la Premier, con una gran incorporación como Van Persie y que se clasificó con mucha anticipación a los octavos. Por el otro, un Madrid que apunta sus cañones a la Décima, con una Liga prácticamente hipotecada y una peligrosa revancha ante Celta en Copa del Rey.

En el equipo de Mourinho, Modric quizás no aportó todavía lo que se esperaba de él y tampocó está en su nivel Di María. Los centrodelanteros, Benzema e Higuaín, carecen de continuidad y la ofensiva descansa mucho en Cristiano Ronaldo.

El portugués, tan determinante y orgulloso como siempre, le rinde con creces al Merengue. Podrá ser cuestionado, por actitudes o frases, pero en el juego merece ser respetado. Será el foco de atención cuando se mida a su exclub.

Milan
Getty ImagesMilan se vuelve a cruzar con el equipo culé

Así como Barcelona puede llegar a dosificar esfuerzos, Real Madrid no puede entregar la Liga en bandeja. Con la grandeza que posee, no puede terminar 15º. Cuenta con "dos planteles" como para dar pelea. No me olvido de que en el entretiempo de la final de la Copa del Rey, que me tocó presenciar en Valencia, en el entretiempo calentaban Kaká, Benzema, Higuaín y Adebayor.

Real Madrid debe mejorar su volumen de juego porque se enfrentará con equipos muy poderosos del continente. Con tres semanas de descanso entre la ida y la vuelta ante el United, tiene que seguir diciendo presente, porque es la manera de llegar mejor preparado.

LO MEJOR DEL RESTO
Para cerrar el panorama de los españoles, hay que decir que sus cuatro representante se asemejan por la dificultad de sus compromisos. El Málaga del chileno Manuel Pellegrini, con otra temporada bárbara, jugará contra el Porto, un habitué en estas instancias decisivas. El pronóstico es abierto e incierto.

Me dio mucha pena que Mauricio Pellegrino no llegara a los octavos con Valencia. El equipo Che, que no anda muy bien en el campeonato (está 11º), enfrentará al París Saint Germain, líder del Grupo A en la fase de grupos tras superar al Porto.

Con reputación de club millonario, al estilo Chelsea, el PSG quiere empezar a crear su historia. Incorporó al brasileño Lucas Moura, figura del Sao Paulo, en 43 millones de euros. Habilidoso e individualista, el brasileño no juega siempre para el equipo, sino para hacer la diferencia. Como si esto fuera poco, sobresale Zlatan Ibrahimovic, el mejor extranjero de la liga francesa, y Javier Pastore vuelve a recuperar su nivel, después de encontrar su posición, de enganche tirado hacia atrás.

Con lo que arrojó el bolillero, hasta el que creemos que es candidato, no lo es tanto. Si bien Juventus es campeón invicto de Italia, actual líder de la Serie A y se clasificó en una zona difícil, al triunfar como visitante en Ucrania, deberá vérselas con el Celtic, el único que puede jactarse de haber hecho sufrir al Barcelona (1-2 y 2-1). No descartemos una sorpresa con este "bombón escocés".

Otros dos conjuntos tradicionales en Champions llegan en momentos opuestos. El subcampeón europeo Bayern Munich, con amplia ventaja en la cima de la Bundesliga y clasificado a 4tos en la Copa de Alemania. En tanto que Arsenal se encuentra 5º en la Premier y sufrió para clasificarse segundo en un grupo bastante accesible.

Podemos esperar buen fútbol del encuentro entre Shakhtar Donetsk y Borussia Dortmund. El bicampeón alemán se está recuperando de un arranque irregular en el campeonato y terminó primero del "Grupo de la Muerte", delante de Real Madrid y marginando a Manchester City. Ya es normal encontrar brasileños "desconocidos" en el conjunto ucraniano. Atentos a Willian, un muy buen jugador. Dortmund es favorito, pero no la tendrá nada fácil.

El de menos cartel es el enfrentamiento entre Galatasaray y Schalke. Los turcos avanzaron como escoltas del Manchester United y Schalke fue primero, por encima del Arsenal. Los alemanes deberían prevalecer ante un rival con agresividad bien entendida y sin tanta preocupación por la estética.

Ya podemos imaginarnos cuartos muy interesantes. Pero no debe superarnos la ansiedad. Los duelos de ida de 8vos se jugarán el 12/13 y el 19/20 de febrero. Y las revanchas, el 5/6 y el 12/13 de marzo.

Cuando comience a rodar la pelota, nos encontraremos nuevamente.

Felices Fiestas y un gran 2013 para todos.

Felicidades.


Carlos Bianchi es el 13º goleador de la historia del fútbol mundial y el técnico que más títulos ganó en el fútbol argentino. Surgió como jugador en Vélez Sarsfield de su país, donde fue campeón en 1968, para luego destacarse en distintos clubes de Francia. Allí inició su carrera como técnico, antes de volver a la Argentina para ganar 15 títulos locales e internacionales, seis con Vélez y nueve con Boca Juniors. También dirigió a la Roma de Italia y al Atlético de Madrid de España y es eterno candidato a conducir a la Selección Argentina. Ha escrito para diversos medios de prensa y también se ha desempeñado como comentarista televisivo en distintos canales de Latinoamérica y del mundo. Consulta su archivo de columnas.